Entrevista a Antonio Nieto Aguilar por su obra "El boulevard de los perros"

P.- ¿Qué es el triángulo de la muerte argelino que presentas en El boulevard de los perros?
R.- Es el lugar donde se tienen más registros de asesinatos y masacres en la no declarada guerra civil argelina de la decada de los 90, un conflicto que comenzó con la anulación de los comicios en el 92, cuando el ejercito dio un golpe de estado y detuvo a dirigentes y simpatizantes del partido ganador, el FIS (Frente Islámico de Salvación), y que se prolongó durante más de una decada, dejando un saldo de 200.000 muertos. Dicho triángulo se extiende desde la zona metropolitana de Argel hasta las regiones montañosas donde las guerrillas se hicieron fuertes. Es allí es donde transcurre el grueso de El boulevard de los perros.

P.- ¿Como te acercas, en tu condición de autor, a un conflicto tan lejano, aunque tan cercano en realidad?
R.- Imagino que como cualquier persona perpleja ante un mundo que cada vez ofrece más misterios que respuestas. Cuando el conflicto estaba en su máximo apogeo, yo tenía 13 o 14 años, y recuerdo que un episodio brutal de la guerra , la matanza de Rais, coincidió con la muerte de Lady Di. Entonces su muerte era más visible y valiosa que la de cuatrocientas personas. Luego vinieron los testimonios de supervivientes, de cómo aquello podría haber sido orquestado por los servicios secretos. Era como que nada encajaba.  Veías, en definitiva, cómo en un lugar tan cercano a ti se desencadenaba el infierno, mientras tu vivías tu adolescencia tan feliz y despreocupado. Ahí es cuando aprendes que no siempre serás niño, o que el mundo no es de buenos y malos, blancos y negros, sino que hay una infinidad de tonos grises. De ahí también, que en la obra decidiera introducir a dos chavales de mi misma edad en dicha época, en dos lugares distintos, Argelia y Francia, a los que les une el mismo descaro de la juventud.

P.- ¿Quizá lo más dramático de la obra es la fatalidad con la que los personajes ven lo horrible como cotidiano?
R.- Definitivamente. Hay un sentido de 'lo inevitable' en el que los personajes viven,
intentan encontrar sentido a algo tan arbitrario como la violencia, de ahí su tragedia perpetua. Cada cual intenta a su manera encontrar una salida: en la oración, en la reflexión, en la venganza,...

P.- Antes la proliferación de guerras ¿es una obra que pueda ser enmarcada en otros países?
R.- Sí, quizás con matices. Podría decirse que una de las primeras guerras del siglo XXI se estaba librando ya en los 90, en un mundo cada vez más globalizado. El conflicto argelino, veteado por lo religioso y civil, y con heridas de la guerra de la Independencia aún entreabiertas, resultaba tan extremadamente fragmentario que tenía más parecido con conflictos como el actual en Siria, que con otros precedentes. La violencia salvaje e indiscriminada de las guerrillas del GIA hoy nos resultarían más familiares que entonces, viendo los métodos empleados por Boko Haram o Estado Islámico.

P.- ¿Cómo se puede llevar a escena una obra sobre la guerra que transcurre en distintos entornos?
R.- La puesta en escena puede requerir un proceso de laboratorio o un proceso experimental, mediante el cual el texto no sea necesariamente un punto de partida que encorsete el proyecto, pero si sea una especie de epicentro al que volver, y donde los elementos escenográficos sean más bien simbólicos. De hecho el texto en sí es como un puzzle: algunas escenas son inconexas, da saltos, es como la fragmentación de la propia guerra... Con ello quería dar juego a dicha experimentación. Esta obra en concreto es más atmosférica que visual, en contraposición, por ejemplo, a Propaganda, mi anterior texto, que tenía más elementos plásticos.

P.- Bossa es un drama en una familia norirlandesa católica. ¿Cuál es el detonante?
R.- Bossa Gilbert es una escritora norirlandesa que, tras un aborto en una clínica clandestina, cae gravemente enferma y regresa a casa de sus padres. Ahí vemos la distancia entre ambas generaciones, pero también lo que les une; intuimos cómo fue criada, en un entorno muy religioso pero que también le dio pie a la crítica desde pequeña. En su caso, a través de la escritura.

P.-¿Sigue siendo la religión una fuente más de problemas que de soluciones?
R.- Creo que es una dimensión constitutiva del ser humano, con sus pros y contras para la existencia cotidiana. Es decir, incluso cuando alguien se define como agnóstico o ateo, lo hace en torno a lo que considera sagrado o profano. Es el catalizador de nuestros mejores deseos y nuestros peores instintos. El hecho religioso es indisoluble de manifestaciones tan diversas como la violencia, la moral o el amor.

P.-¿Es el dolor el nexo de unión de las dos obras del volumen?

R.- Yo diría que sí, por lo menos el más fuerte. También su reverso, una irreductible esperanza. Añadiría, a todo ello, la familia, la religión, la moral, el pecado, la dominación, la libertad... En fin, que el lector escoja. El boulevard de los perros es como una ola de calor en un descampado polvoriento; Bossa es como una tranquila y sosegada tarde lluviosa de otoño tras los cristales.

El dramaturgo sevillano Antonio Nieto Aguilar presenta su obra "El boulevard de los perros"

Ediciones Irreverentes presenta mañana martes, 20 de septiembre, el libro El boulevard de los perros, del dramaturgo sevillano Antonio Nieto Aguilar. El acto tendrá lugar en la Casa del Libro de la calle Fuencarral, 119, Madrid, a partir de las 19,30h.
            Presentan el libro el editor y escritor Miguel Ángel de Rus, y el autor de la obra, Antonio Nieto Aguilar, quien además hará una lectura dramatizada del texto junto a los actores Carmen Rivas y José Ángel Manjavacas.
            En el verano del 97, dos fotoperiodistas franceses free lance, Christine y Alastair se adentran en el conflicto civil argelino para descubrir que la verdad dista mucho de la ofrecida por las fuentes oficiales. Enfrentados a una fuerte censura y a mil trabas para realizar su trabajo, ambos recaban testimonios del conocido como triángulo de la muerte, el lugar más caliente del conflicto, con la protección de Faris, soldado del ejército argelino. Entre dichos testimonios, el ofrecido por Fatma, hermana de Faris, victima de los comandos islamistas y forzada en el pasado a combatir con ellos. El boulevard de los perros es un texto donde intentan colisionar horror y belleza, el día a día de los civiles que luchan por encontrar un sentido en medio de la paranoia creciente, que nos trae el polvo y el calor de una época de psicosis, de unos años 90 convulsos al borde del Mediterráneo, en un país dividido, azotado por el terrorismo y en permanente estado de emergencia.
            Sobre el triángulo de la muerte argelino afirma el autor: “Es el lugar donde se tienen más registros de asesinatos y masacres en la no declarada guerra civil argelina de la década de los 90, un conflicto que comenzó con la anulación de los comicios en el 92, cuando el ejercito dio un golpe de estado y detuvo a dirigentes y simpatizantes del partido ganador, el FIS (Frente Islámico de Salvación), y que se prolongó durante más de una década, dejando un saldo de 200.000 muertos. Dicho triángulo se extiende desde la zona metropolitana de Argel hasta las regiones montañosas donde las guerrillas se hicieron fuertes. Es allí es donde transcurre el grueso de El boulevard de los perros”.
            En este volumen, también se incluye Bossa, que relata el devenir de una escritora, Bossa Gilbert, a través de sus ojos y los de su familia norirlandesa, cuya inesperada y cruenta enfermedad hace a todos replantearse su modo de ver la vida.
            Antonio Nieto Aguilar había publicado anteriormente la obra teatral Propaganda.

El autor: Antonio Nieto Aguilar
(Sevilla, 1983). 
Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla. Se inicia en el teatro universitario de la mano de la compañía Trema Teatro en 2003, para después integrarse en Pandora Teatro en 2004, fundada por la actriz y directora Carmen Rivas, en la que estrena su primer texto dramático "Propaganda" (2009, XVII Muestra de Teatro Universitario). Refundada como Épica Parda, estrena en 2011 Viaje a las islas. Igualmente ha colaborado para la revista de poesía El hombre a caballo, y ha hecho reseñas y entrevistas para el magazine musical digital Revelation.

Miguel Usabiaga presentó Marcelo, el hombre imposible, en la Fiesta del CPE




Y el domingo acabó la Fiesta del PCE 2016. El acto más destacado de la mañana fue la presentación del libro Marcelo, el hombre imposible, de Miguel Usabiaga, ante más de setenta personas, con la participación de Irene Seuba y Miguel Ángel de Rus, quien posteriormente estuvo firmando ejemplares de su libro Novelas reunidas. Un buen fin de fiesta (tranquilo, eso sí) para una reunión de gente de izquierdas que la noche anterior tuvo como actuación estrella el concierto de Def Con Dos, que descargó energía y sonido brutal hasta bien entrada la madrugada.

Fiesta del PCE 2016, día 2 en la caseta de Ediciones Irreverentes y M.A.R. Editor










Fiesta del PCE 2016, día 2 en la caseta de Ediciones Irreverentes y M.A.R. Editor. Facu Díaz, de La Tuerka, César Strawberry, de Def con Dos, Teresa Galeote y Miguel Ángel de Rus firmaron ejemplares de sus libros a los asistentes y nos visitó el twittero Vietnamita

Ediciones Irreverentes y M.A.R. Editor, Fiesta del PCE 2016. Primeras fotos


En la caseta de Ediciones Irreverentes y M.A.R. Editor en la Fiesta del PCE comenzó el espectáculo el sábado. Firmaron libro y discos César Strawberry y Miguel Ángel de Rus (en la foto) y se repartieron folletos #freestrawberry.


Estuvo dirigido el stand de Ediciones Irreverentes y M.A.R. Editor por Vera Kukharava. A lo largo de la tarde estuvo firmando libros la escritora Teresa Galeote.


Y todo bajo la presidencia de la camiseta "España es idiota". En la mañana de hoy domingo firma ejemplares de sus libros Miguel Ángel de Rus. Y desde las 17,30h se le unirán en las firmas Miguel Usabiaga, Teresa Galeote y Cesar Strawbeery, quien actuara en la fiesta del PCE a partir de las 22,30h con su grupo, DEF CON DOS.


Ediciones Irreverentes y M.A.R. Editor, juntos en la Fiesta del PCE 2016

Ediciones Irreverentes y M.A.R. Editor, participarán juntos por tercer año consecutivo en la Fiesta del PCE, que en la presenta edición se celebra los días 16, 17 y 18 de septiembre en el Parque Dolores Ibárruri de San Fernando de Henares, Madrid, de 10 a 22 horas.
            En la caseta de Ediciones Irreverentes y M.A.R. Editor, firmarán ejemplares de sus obras los siguientes autores.
            Viernes, de 19 a 22h: Miguel Ángel de Rus firma ejemplares de Novelas reunidas, Extraña noche en Linares y Donde no llegan los sueños.
            Sábado entre las 18h y las 22 h.
            El líder de DEF CON DOS, César Strawberry, firma ejemplares de Biografía de DEF CON DOS. Vol.1: 1988-1995,Besando la lona y Destino zoquete.  
            Teresa Galeote firma ejemplares de El eco de las palabras, Más allá de las ruinas y Lucrecia, las orillas del tiempo.
Miguel Ángel de Rus firma ejemplares de Novelas reunidas, Extraña noche en Linares y Donde no llegan los sueños.
Domingo entre las 12h y las 14 h. Miguel Ángel de Rus firma ejemplares de Novelas reunidas, Extraña noche en Linares y Donde no llegan los sueños.
Además, se llevará a cabo la presentación del libro Marcelo, el hombre imposible en la Carpa 2 Shangay Lily el domingo 18 septiembre, de 11.30 h a 12.30 h, a cargo del autor, Miguel Usabiaga, y de Jon Hernández, Secretario General del EPK.
            Y el autor de Ediciones Irreverentes César Strawberry, actuará con su grupo DEF CON DOS el sábado 17 a partir de las 22:30h, entrada libre y gratuita.

       Además de estas ofertas, la Fiesta del PCE te ofrece diversos restaurantes, stands con productos regionales, toda la literatura revolucionaria, camisetas, presentaciones de libros, mesas redondas sobre temas de actualidad y más actuaciones musicales. Te esperamos en el stand de Ediciones Irreverentes y M.A.R. Editor, comandado por Vera Kukharava.

El boulevard de los perros / Bossa, de Antonio Nieto Aguilar

El boulevard de los perros es la nueva obra teatral de Ediciones Irreverentes.
     En el verano del 97, dos fotoperiodistas franceses free lance, Christine y Alastair se adentran en el conflicto civil argelino para descubrir que la verdad dista mucho de la ofrecida por las fuentes oficiales. Enfrentados a una fuerte censura y a mil trabas para realizar su trabajo, ambos recaban testimonios del conocido como triángulo de la muerte, el lugar más caliente del conflicto, con la protección de Faris, soldado del ejército argelino.
      Entre dichos testimonios, el ofrecido por Fatma,  hermana de Faris,  victima de los comandos islamistas y forzada en el pasado a combatir con ellos.
     El boulevard de los perros es un texto donde intentan colisionar horror y belleza, el día a día de los civiles que luchan por encontrar un sentido en medio de la paranoia creciente, que nos trae el polvo y el calor de una época de psicosis, de unos años 90 convulsos al borde del Mediterráneo, en un país dividido, azotado por el terrorismo y en permanente estado de emergencia. 
            En este volumen, también se incluye Bossa, que relata el devenir de una escritora, Bossa Gilbert, a través de sus ojos y los de su familia norirlandesa, cuya inesperada y cruenta enfermedad hace a todos replantearse su modo de ver la vida.

El autor: ANTONIO NIETO AGUILAR 

(Sevilla, 1983).
Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla. Se inicia en el teatro universitario de la mano de la compañía Trema Teatro en 2003, para después integrarse en Pandora Teatro en 2004, fundada por la actriz y directora Carmen Rivas, en la que estrena su primer texto dramático, Propaganda (2009, XVII Muestra de Teatro Universitario). Refundada como Épica Parda, estrena en 2011 Viaje a las islas. Igualmente ha colaborado para la revista de poesía El hombre a caballo, y ha hecho reseñas y entrevistas para el magazine musical digital Revelation.

Entrevista a Martín Ortega Carcelén, autor del libro Ser español en el siglo XXI





Acaba de aparecer un libro con un título que nos ha llamado la atención: Ser español en el siglo XXI (Cuadernos del Laberinto, 2016). Parece difícil hacer una definición de lo que es ser español hoy cuando vivimos tanta incertidumbre política, y cuando la antigua idea de España recibe ataques desde muy diversos frentes, como el independentismo en Cataluña y el País Vasco. El libro es un ensayo sobre cuestiones políticas y de actualidad, escrito con soltura por Martín Ortega Carcelén, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense, que también está presente en los medios, con artículos de opinión en el diario El País, y entrevistas en radio y televisión. Martín Ortega se presta a responder nuestras preguntas, como académico y también en su vertiente de escritor, porque anteriormente ha producido novela y poesía. 



P.- En primer lugar, ¿cómo surgió la idea de este libro?
R.- La idea inicial fue explicar las experiencias internacionales de separatismo, que eran usadas en Cataluña de cualquier manera. Cada uno arrima el ascua a su sardina, pero los soberanistas catalanes parecían arrimar el ascua y el fuego entero a su lado para ponerlo todo a su favor. Los casos de Escocia o Quebec, por ejemplo, no dan la razón a los que buscan la independencia, sino todo lo contrario. En Escocia nadie habló de proceso unilateral, sino que se acordó con Londres un referéndum. En lugar de esperar ese tipo de pacto, los soberanistas catalanes afirmaron que tienen un derecho soberano a la independencia, cosa que los escoceses nunca defendieron. También los soberanistas catalanes han dicho que querían acercarse a Europa, cuando la Unión Europea ha dicho por activa y por pasiva que no acepta nuevas independencias hechas de esa forma. Los soberanistas no lo reconocen, pero tanto Europa como los países no europeos han rechazado su proyecto.

P.- Entonces, ¿su libro es sobre cuestiones internacionales?
R.- Ese fue el punto de partida, pero el resultado final es mucho más amplio. El libro también habla de la Historia, y ese es un relato muy interesante. La cultura catalana, que es fundamental en todo este debate y tiene una fuerte personalidad, se originó en la Edad Media pero poco a poco se fue relacionando con otras culturas de la península para hacer una cultura española, que es mestiza. No puede creerse que la cultura española es castellana, ni que la catalana es independiente, sino que todas ellas, la vasca, la gallega y otras, fueron siempre particulares, pero al mismo tiempo contribuyeron a una lengua común y una cultura común, que también se desarrollaron en América. Los catalanes han contribuido a la cultura española como los asturianos, los canarios o los vascos.

P.- En su definición de ser español, ¿tiene mucha importancia la cultura?
R.- Desde luego, uno de los elementos esenciales de lo español hoy en día es la cultura, que se ha hecho con las más diversas aportaciones. Los sanfermines, la cocina gallega o la tomatina de Buñol son tan españoles como el flamenco, y esta diversidad tiene una riqueza especial. Quizás no somos conscientes de ello pero tenemos una de las culturas más potentes del mundo. La cultura española es en parte atlántica y en parte mediterránea, es europea y americana, es un cruce de caminos entre el norte y el sur, el Mediterráneo e Iberoamérica. Además, nuestra cultura no está en los museos, sino que se compone también de numerosas manifestaciones modernas, como la gastronomía, la música, el cine, la moda y el deporte, que son percibidos en el resto del mundo como españoles. Hay por ejemplo una forma de vivir en la calle que se diferencia de otras cercanas, como la francesa, la italiana o la portuguesa.

P.- Sin embargo, no puede negarse que existen sentimientos de identidad muy fuertes en Cataluña, el País Vasco y otros territorios, que hacen a algunos hablar de un Estado plurinacional y de la necesidad de organizar plebiscitos para la independencia.
R.- Esos sentimientos de identidad existen y tienen bases históricas indiscutibles. Tenemos la suerte de que la pluralidad de España se mantuvo durante la etapa de la Monarquía Hispánica, mientras otros países europeos hacían tabula rasa. Por eso en España han seguido existiendo el catalán y el euskera. Las diversas lenguas y formas de ser son una causa de orgullo para quienes las comparten. El problema surge a la hora de canalizar esa identidad. Hay una manera moderna de canalizar la identidad en un Estado plural y democrático dentro de Europa, que es reclamar esa identidad pero aceptar las sociedades multiculturales que son producto de la convivencia, y hay otro enfoque que es el de la exclusión y la afirmación de una identidad única. Si se dice repetidamente que la personalidad de las comunidades históricas no puede coexistir con otras en el mismo Estado, entonces se termina creyendo que la única salida posible es la independencia. Pero eso es un mito del siglo XIX. Hoy las identidades son múltiples y las sociedades son complejas, y cada vez lo serán más en un mundo globalizado. Ese es el mayor obstáculo de los independentistas. Solo se fijan en una parte de la sociedad y solo atienden a identidades excluyentes. 

P.- Ante la situación actual, ¿puede hacerse un proyecto común de España? ¿Cuáles son las propuestas de su libro?
R.- Por supuesto que puede hacerse un proyecto común. Es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. Los independentistas ponen el foco en los particularismos, pero existen intereses comunes, los orígenes de la gente están mezclados, compartimos principios y valores, las infraestructuras nos conectan también, y las décadas de democracia son otra razón para seguir construyendo entre todos. De nuevo la mirada internacional es muy importante. Mientras aquí seguimos debatiendo, la percepción de España en el exterior es muy positiva, por los avances económicos desde los años ochenta como por los avances políticos, que son admirados en todo el mundo. Una propuesta que se hace en el libro es precisamente poner en valor todo lo positivo que hemos hecho juntos. Cualquiera que haya conocido España en la década de 1960 o 1970 y viaje un poco ahora por nuestra geografía se dará cuenta de los enormes progresos en todos los campos. Otra propuesta que hace el libro es concentrarse más en los problemas europeos, globales e internacionales. Debemos mirarnos menos el ombligo y ser conscientes de los enormes desafíos que tenemos delante. Para afrontar cuestiones como la deuda pública, la sostenibilidad del Estado del bienestar con una población envejecida, las crisis en el vecindario, o para resolver asuntos tan graves como la energía, el medio ambiente o el cambio climático, es mucho mejor trabajar juntos desde un Estado que es una potencia media con proyección global y con una capacidad para entender esos problemas globales. En España tuvimos un proyecto común para establecer la democracia, para modernizar el país o para acercarnos a Europa. Ahora el proyecto debe atender a los retos globales porque los problemas del futuro son globales.



MARTÍN ORTEGA CARCELÉN
Es profesor de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid, e investigador senior asociado en el Real Instituto Elcano.

Fue Director de Análisis y Previsión en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, y con esa unidad de análisis ha colaborado posteriormente. Entre 2002 y 2007 trabajó para la Unión Europea, contribuyendo a desarrollar la política exterior y de seguridad común, como investigador en el Instituto de Estudios de Seguridad en París.

Durante años ha sido colaborador con artículos de opinión en el diario El País, y ha participado con comentarios sobre cuestiones internacionales en radio y televisión, sobre todo en Canal 24h de RTVE.

Entre sus publicaciones recientes se cuentan el libro Derecho Global. Derecho Internacional Público en la era global (Tecnos, 2014), y artículos sobre las Leyes de Acción Exterior y de Tratados (Foro. Revista de Ciencias Jurídicas y Sociales, 2015), o sobre Gibraltar y el Tratado de Utrecht (Real Instituto Elcano, 2013).



Más información:
Coleccción ANAQUEL DE HISTORIA, nº 3 • 376 páginas • I.S.B.N: 978-84-945530-1-1 • 16€ 


 

Eliburutegia incorpora a su catálogo 1100 títulos de dominio público

Estos 1100 libros, obras clásicas en euskera, castellano e inglés, se podrán descargar sin fecha límite de vencimiento. El servicio ha realizado 47 449 préstamos en año y medio.

Eliburutegia, el servicio de la Red Vasca de Lectura Pública que facilita la lectura de contenidos digitales a través de Internet, encara una segunda fase tras el primer año y medio de funcionamiento.
Entre las novedades de esta nueva etapa destapa la inclusión de títulos de dominio público en su catálogo: 100 títulos en euskera, 500 en castellano y otros 500 en inglés. Se trata de obras clásicas que ya no responden a derechos de autor y que los usuarios podrán descargar y guardar permanentemente en el dispositivo móvil u ordenador. No vencerán a los 21 días, tal y como ocurre con las obras adquiridas en préstamo.

Para la selección de obras de dominio público en euskera el Gobierno Vasco ha llegado a un acuerdo con Armiarma, dada su experiencia en la selección, recuperación y edición de este tipo de obras. Se pueden descargar, entre otras, obras de Agosti Xaho, Lauaxeta, Lizardi, Kirikiño, Jon Mirande, J.A Mogel… “Linguae Vasconum Primitiae” de Etxepare (1545)  o el manuscrito de Lazarraga (1567).
Para conformar el catálogo de dominio público en castellano, se ha firmado un acuerdo de colaboración con la Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, que cede al Gobierno Vasco más de 500 títulos en castellano para su distribución en Eliburutegia. Ya están disponibles títulos de Pérez Galdós, Zorrilla, Lope de Vega, Quevedo, Larra, Tirso de Molina… o “El Quijote”, de Cervantes.

En inglés se podrán leer obras de Robert Louis Stevenson, Mark Twain, Charles Dickens, Virginia Woolf, Hans Christian Andersen, Leo Tolstoy, Oscar Wilde o Arthur Connan Doyle.


El legado de Kafka, a la Biblioteca de Israel

La Biblioteca Nacional de Israel recibirá la herencia de Max Brod, que incluye la colección más importante de los manuscritos escritos por el famoso autor Franz Kafka, tras poner el Tribunal Supremo fin a ocho años de litigios.

El Tribunal Supremo ha fallado a favor de realizar la voluntad de Max Brod, que establece la Biblioteca Nacional como la ubicación preferida en la que depositar la herencia de Kafka, frente a la postura de los herederos de la secretaria de Brod, Esther Hoffe.

A día de hoy, el material se conserva en el apartamento de Chavah Hoffe en Tel Aviv, además de estar repartido en diversas cajas de seguridad en varios puntos del mundo, según ha explicado la biblioteca en un comunicado.

Los materiales que va a recibir la Biblioteca Nacional incluyen correspondencias entre Kafka y Brod escritas del puño y letra del autor de 'La metamorfosis', la escritura de Kafka a Max Brod, revistas de París, dibujos, y muchas de las obras de Max Brod y sus cartas a Kafka.

Franz Kafka murió de tuberculosis en 1924 y fue enterrado en Praga. Después de su muerte, Brod tomó los escritos de su apartamento -aún en contra de la voluntad del autor, que le pidió quemarlos-- y en 1939 los salvó de los nazis.

Cuando Brod murió en 1968 en Tel Aviv, escribió en su testamento que su patrimonio fuera a parar a un archivo público. Sin embargo, la secretaria de Brod, Eva Hoffe, vendió varios de los escritos a un archivo alemán y dio varios otros a sus hijas. Después de la muerte de Hoffe en 2007, se inició el conflicto judicial.

Bases del XI Premio El Espectáculo Teatral


Ediciones Irreverentes convoca el XI Premio El Espectáculo Teatral. Podrán concurrir al premio aquellos originales que reúnan las siguientes condiciones: 


a) Obras teatrales inéditas escritas en español. No habrán sido publicadas en libro, ni en revistas, ni habrán sido estrenadas en escenarios profesionales. Sin embargo sí se admitirán obras de las que se hayan hecho lecturas dramatizadas. 



b) Podrán participar obras con una extensión mínima de 70 páginas y máxima de 120 (DIN A-4), a espacio y medio, por una cara. Letras Times New Roman 12 o similar. 



c) No habrán sido premiadas en otro concurso, ni se hallarán pendientes de fallo en cualquier premio. 



d) Se establece un primer premio consistente en la publicación de la obra ganadora. Los derechos de la 1ª edición, serán del 10% sobre el PVP del libro sin IVA. La editorial podrá contactar con los autores de las obras finalistas para proponerles la edición del texto, de considerarlo conveniente. 



e) Cada autor podrá presentar un máximo de 2 obras, enviando una única copia de cada título con páginas numeradas y sin la firma del autor, sustituida por lema o seudónimo en cabecera, acompañados de plica, con el mismo titulo, que contendrá obligatoriamente: nombre y apellidos, domicilio, fecha de nacimiento, teléfono y correo electrónico del autor, una breve nota bio-biográfica del autor y una sinopsis de la obra de 20 a 30 líneas. La obra estará cosida o encuadernada. Si faltara alguno de los requisitos la obra podrá no ser aceptada. 



f) Los trabajos se enviarán por correo normal (sin certificar) a Ediciones Irreverentes, C. Martínez de la Riva, 137, 4ªA. 28018 Madrid. (No se recibirán obras personalmente en ningún caso). Indicando en el sobre: XI Premio El Espectáculo Teatral. El plazo de recepción de originales expira el día 20 de septiembre de 2016. Los autores residentes fuera de España podrán enviar su obra al correo edicionesirreverentes@gmail.com, con la obra como archivo de Word y la plica en otro archivo de Word. 



g) Ediciones Irreverentes formará un jurado compuesto por 3 personas. La obra será escogida entre un máximo de 3 obras finalistas propuestas al jurado por el comité de lectura. El veredicto del jurado será inapelable. Ediciones irreverentes se reserva el derecho de dejar el premio desierto. 



h) El fallo del jurado se hará público a comienzos de octubre por nota de prensa a los medios de comunicación y por envío por correo electrónico a los participantes. 



i) La entrega del Premio se hará coincidiendo con el Salón del Libro Teatral. El autor deberá participar en el acto de entrega, salvo que sea residente fuera de España. 



j) La participación en esta convocatoria implica la aceptación de sus bases y del fallo del Jurado. 



k) La organización del Premio utilizará el correo electrónico de cada autor para enviarle información sobre el premio y otras informaciones teatrales, salvo que el autor manifieste expresamente su deseo de no recibir información.

PALMARÉS DEL PREMIO
• I La guarida, de Lourdes Ortiz
• II Los sueños de la ciudad, de Raúl Hernández Garrido
• III Elogio de la cazadora, de Santiago Martín Bermúdez
• IV Camas y mesas, de Emilio Williams
• V Apología del amor, de Juana Escabias
• VI Manifiesto capitalista para destrozar corazones, de Julio Fernández Peláez
• VII Adriano, emperador romano, de Vicente Piñeiro
• VIII Poderosas, Pedro Víllora
• IX Agosto en Buenos Aires, Juan García Larrondo
• X La vida secreta de mamá, Concha Rodríguez 


FOTOS DE CIUDADES QUE AMANECEN, relatos de Jorge Díaz Leza



El arte del relato debe ser preciso y contener, en la brevedad y en el respeto al lector, la esencia de la esencia. Premisa que Jorge Díaz Leza cumple al 100% con este, su debut narrativo —que no, literario.
Fotos de ciudades que amanecen (Cuadernos del Laberinto. Madrid, 2016) conjuga agilidad literaria, oficio probado y una escenografía sólida que nos hace visitar tiempos y lugares tan distantes como el corazón o los sueños, o tan próximos como Madrid, Valencia o Barcelona; pasando por Venecia, Atenas, Estambul o Londres.
Son todos ellos relatos contundentes, formas vivas que el lector sentirá entre sus dedos como se siente el agua, como se respira el aire. Son cuentos sencillos como la vida, o complejos como la vida; son la civilización y el paso del tiempo, son me atrevería a decirlo sin complejos— imprescindibles.

Sexto Continente ha tenido la oportunidad de charlar con su autor, quien nos explica de primera mano la profundidad y accion del oficio de escribir: 


«Fotos de ciudades que amanecen» es su primer libro de relatos tras su incursión en la poesía. ¿Qué ha significado su aparición en las librerías, cómo trastoca la vida esa sensación de sentirse “sin tapujos” ante el mundo?
No tengo ningún problema en desnudarme ante el mundo literariamente. Desde que era muy joven, ha sido mi mayor deseo y siempre me ha parecido emocionante enfrentarme a los riesgos que esto conlleva.

La publicación de este libro me hace sentir especialmente bien porque estoy muy orgulloso del resultado final.

Creo que las historias están realmente vivas cuando tienen lectores. Si la gente lee mis relatos siento que viven y palpitan. Solo espero tener muchos lectores y lectoras.

¿Cómo ha sido el paso de escribir poesía a narrativa?
En realidad no ha habido tal paso. Desde que empecé a escribir, cultivé ambos géneros al mismo tiempo. Además, antes de sacar el poemario, mi primera publicación fue una novela que escribí junto a María Jesús Leza, El Manuscrito de San Florián. Quizás la diferencia esté en que antes me sentía más cómodo escribiendo poesía y ahora me siento mejor practicando la narrativa.

Creo que escribir poesía es muy positivo para la formación de un narrador ya que, a veces, es muy interesante, si la historia lo pide, saber introducir el lenguaje poético, ya que  pude darle mucha fuerza e intensidad. En este caso, lo he hecho en los relatos dedicados a la ciudad de Estambul, en los dedicados a Venecia, en el relato Porno, una  historia de carácter erótico, y en el último relato de la colección, que da título al libro.

 «Fotos de ciudades que amanecen» es un viaje por el tiempo, un recorrido por la Historia de las civilizaciones. Imaginamos que su formación como Licenciado en Geografía e Historia es clave, es una pasión que sigue desarrollando en todos los ámbitos de su vida, como la escritura.
Por supuesto. Tanto la geografía como la historia, el espacio como el tiempo, están muy presentes en este libro. Creo que todos los relatos ganaron cuando decidí situarlos en un espacio y un tiempo determinados, ya que todos trascurren en una ciudad y  una época concretas. Y tanto su espacio como su tiempo influye y determina en gran medida a todos.
Es cierto que el libro puede verse como un recorrido por el tiempo: hay relatos que suceden en épocas pasadas y otros son más o menos actuales. Hasta uno de ellos, Las Aceras de Otto Bauer, ocurre el futuro, aunque no dentro de muchos años.

Por otra parte, la Historia está muy presente, ya que algunos de los relatos se desarrollan al compás de determinados hechos históricos. Por ejemplo, El Duelo, un relato fantástico que transcurre en el contexto de la rebelión de las Comunidades de Castilla y de la Europa de principios del siglo XVI. El Español,  que trata de un posible encuentro entre Shakespeare y Cervantes, y que, inevitablemente, se desarrolla en el marco de la biografía de los dos genios  y de la época que les tocó vivir.

Asimismo, el cuento Las Gafas Mágicas, posee referencias muy claras a la historia de Grecia, desde la antigüedad a los tiempos actuales.

El último de la colección y que da título al libro, Fotos de Ciudades que Amanecen, es una historia de amor y de amistad que transcurre muy relacionada con hechos históricos de la España reciente, concretamente entre 1991 y 2001.

En resumen, soy un apasionado de la Historia y creo que siempre estará presente en lo que escriba.

¿Qué relato de los que conforman el libro es su favorito, y cuál es el que le costó más escribir?
Creo que la consideración de un relato como favorito posee dos aproximaciones, la técnica y la sentimental. Y por eso yo tengo dos en este libro.

Desde el punto de vista de la ejecución, desde la convicción de que has escrito un relato perfectamente trabado, un relato “redondo” en una palabra, creo que  El Español, del que ya he hablado, sería mi preferido.

Desde el punto de vista sentimental, es decir, de que lo que estás contando tiene que ver de una forma muy clara con tu vida y tu experiencia y, por lo tanto, te identificas más con ello, sería  el relato que cierra el libro y le da título, Fotos de Ciudades que Amanecen. Yo soy nacido  en los 70 y creo que este cuento, en gran medida, es un retrato generacional. Esa generación llamada X, a la que  tanto se aludía en los años 90. En el relato se habla del “Fin de la Historia”, de la presunta muerte de las ideologías a favor de una gestión política supuestamente neutral.  También de muchas cosas que yo he vivido muy de cerca: el Interrail, los viajes, la pasión por la política, a pesar de todas sus miserias, los balbuceos del movimiento antiglobalización,  padre del 15-M, la necesidad de integración en una sociedad llena de contradicciones… Los niños burbuja del fin de la Historia, x en ecuaciones soñando con contratos fijos… parafraseando a Ismael Serrano.

Respecto a los que más me ha costado escribir, también podría hablar de dos. El Duelo, del que ya he comentado algo y del que habré hecho tantas versiones que ya he perdido la cuenta y Mensajes Grabados, un relato que se desarrolla en el Madrid de los años 80 del pasado siglo, y que cuenta la historia de una actriz a través de sus mensajes de contestador automático. Éste último también fue sometido a múltiples reescrituras. En ambos casos, sentía que la idea podía funcionar, pero no conseguía encontrar su ejecución adecuada. También coincide que son los relatos más antiguos del libro. Lo mismo influyó mi inexperiencia. No lo sé. En cualquier caso, por fin han hallado su forma definitiva y estoy muy satisfecho de ambos.


¿Cómo es su técnica a la hora de escribir, cómo se enfrenta al folio en blanco?
Supongo que, como a casi todos los narradores, al principio, me costó mucho escribir. Yo creo que fue así porque, al enfrentarme con el folio en blanco, me ponía unas expectativas muy altas.

Creo que la escritura empezó a fluir cuando abandoné esta autoexigencia y, me propuse, simplemente, escribir un relato al mes. Solamente escribirlo, la calidad daba igual. Pero era muy importante acabarlo, como fuera. Muchas veces me he visto la noche del último día terminando un relato porque me había impuesto hacerlo y hasta entonces no había tenido tiempo: aunque repitiera palabras, aunque el estilo fuera malo. Daba lo mismo. El objetivo era acabarlo. Como fuera. Pero, cuando desaparece la presión, empiezas a divertirte y las palabras y las ideas empiezan a fluir sin darte cuenta. Y creo que esa es la clave: la escritura como placer; “el gozo de escribir”, del que hablaba Natalie Goldberg.

Una vez acabado, lo dejaba reposar un tiempo y luego lo retomaba. Con la mente fresca y descansada, surgían todas esas ideas que podían mejorar el cuento y que en la ocasión precedente no se me habían ocurrido. Además, resulta mucho más fácil partir de algo ya escrito y plasmado en un papel, aunque sea todavía malo y mediocre, que de la nada.

Suelo hacer muchas reescrituras de los cuentos. Muchas versiones diferentes hasta que doy con la definitiva.

Escribir un relato casi de un tirón solamente me ha ocurrido una vez, con una narración que además incorporé a este libro. Las Gafas Mágicas, un cuento fantástico que transcurre la Atenas actual, y que habla de la crisis de la deuda griega en relación con la historia de este país. No sé por qué, vi clarísimo desde el principio lo que quería contar y cómo.


Entre otros galardones, usted ha sido finalista del Premio Cisneros (1992), de la Semana Ibérica de Comunicaciones (1999), del  Cafetín Croché (1993 y 2008), del Centro de Estudios Poéticos (2008) o del Poeta de Cabra (2013). ¿Qué significan los premios en su carrera literaria, cómo los valora?
Les doy un valor muy relativo. En literatura es imposible ser objetivo, y muchas veces, mi criterio no coincide con el de los jurados de los concursos. De los certámenes de narrativa no puedo hablar demasiado, porque me he presentado menos y no conozco su dinámica. Pero en muchos de los concursos de poesía creo que se premian obras más propias del siglo XIX que de los tiempos actuales. E incluso he llegado a escuchar a un habitual componente de jurados de certámenes de poesía que si un poema no está medido lo descarta de manera automática; lo cual, francamente, me parece una aberración.

Creo que en la poesía actual española, hay una presencia de temas como la pasión sexual fuertemente erótica, la crisis económica en la que estamos inmersos, la opresión capitalista, la destrucción medioambiental,  la falta de futuro y de expectativas (sobre todo en los y las poetas más jóvenes), o la influencia de la tecnología en el lenguaje y en la vida (también muy propia de los y las más jóvenes)… que al no ser políticamente correctos ni poéticos en un sentido decimonónico, no suelen agradar a los jurados. Aunque, en mi opinión, es el tipo de poesía que posee más fuerza intensidad y emoción, y que refleja mejor la sociedad actual y el momento histórico en el que vivimos.
Creo que en este sentido, el galardón que más ilusión me ha hecho fue ser finalista en el  certamen Poeta de Cabra en 2013, ya que conocía al jurado, sabía de su honestidad, y compartía su criterio. De hecho, fue con un poema social titulado Troya que arremete contra el neoliberalismo y que además no está medido. De esos que en la mayoría de los concursos de poesía no suelen ni considerarse.

¿Cómo ve el panorama cultural español?
Mal y bien. Aspectos positivos y negativos. Me explico:
Negativo, para empezar, desde el punto de vista institucional  ya que sufrimos (y creo que desgraciadamente sufriremos), un gobierno que no apoya la cultura. Bueno, no sólo no la apoya, la boicotea descaradamente porque tiene muy claro que para conservar sus privilegios y defender  sus intereses le conviene un pueblo inculto e ignorante; además, odia a los intelectuales y a los artistas y no han hecho otra cosa que vengarse de ellos desde que llegaron al poder; el IVA cultural del 21% es el ejemplo más claro.
Si hablamos de literatura y de lectores, me preocupa mucho la influencia de la tecnología, sobre todo en jóvenes y adolescentes. No por la tecnología en sí, que bien utilizada puede ser una herramienta maravillosa; si no por el mal uso que se hace de ella. Creo que con tanto teléfono móvil de ultramoderno, estamos creando una generación sobre-estimulada y completamente adicta a los dispositivos electrónicos, que es muy difícil que adquiera el hábito de la lectura. Y sin lectores, ¿cómo va a sobrevivir la literatura en el futuro?
 
Creo que habría que tomarse muy en serio las actividades de animación a la lectura en colegios e institutos.

En cuanto a lo positivo, creo que fuera de la cultura oficial y de la llamada cultura de masas, hay artistas que están haciendo cosas muy interesantes tanto en música, como en teatro, como en narrativa y poesía. Una actividad cultural que sobrevive heroicamente en el complicado contexto socioeconómico en el que vivimos; la pena es su escasa difusión, que solo llega a círculos reducidos.
  
¿Cuáles son esos escritores a los que siempre vuelve, sus incondicionales?
Federico García Lorca y su irrepetible y maravillosa generación poética de 1927: Cernuda, Alberti, Aleixandre…
También Gustave Flauvert y ese libro que me dejó mudo cuando llegué a su última página: Madame Bovary.
Después, Truman Capote, por lograr ese estilo limpio y desnudo, libre de todo innecesario ropaje. 
Citar también a algunas mujeres escritoras de diferentes épocas, que han aportado esa visión tan propia y necesaria, en parte por su condición de mujeres: Almudena Grandes, Isabel Allende, Carmen Martín Gaite, Rosalía de Castro, Charlotte y Emily Bronte…
Jorge Luis Borges e Italo Calvino, fundamentalmente este último por su obra  Las Ciudades Invisibles. Por saber crear un mundo propio y mágico y, más concretamente, por haberme influido en algunos de los relatos de este volumen.
Y por supuesto, los dos grandes genios universales de la literatura: Cervantes y Shakespeare, de los que este año se cumple el IV aniversario de su fallecimiento y que yo, como ya he comentado, he querido homenajear en El Español, uno de los cuentos de este libro.



El escritor Jorge Díaz Leza durante la entrevista para RNE
El autor: Jorge Díaz Leza
Licenciado en Geografía e Historia.
Es miembro del «Aula de Encuentros» del Círculo de Bellas Artes y también pertenece a la tertulia de relato «Luis Cañadas», de la que ha sido coordinador durante varios años.

Ha obtenido diversos premios y ha quedado finalista en otros tantos (Premio Cisneros 1992, Semana Ibérica de Comunicaciones 1999, Cafetín Croché 1993 y 2008, Centro de Estudios Poéticos 2008, Poeta de Cabra 2013, etc).

Colabora en los programas de radio «El Rincón de las Letras» y «El guión es Literatura».

También ha colaborado como redactor de reportajes en la revista virtual de viajes “Viajes y Viajeros”.

Ha publicado el poemario Todas las Vidas (Poeta de Cabra, 2015) y ha participado en la antología poética Donde no habite el olvido (Legados, 2011). Junto con María Jesús Leza, publicó la novela El Manuscrito de San Florián (Entrelíeneas, 2009).

Mantiene el blog personal «COMPAÑEROS DE VIAJE»: http://jorgediazleza.blogspot.com.es




Más información: http://www.cuadernosdelaberinto.com/Narrativa/jorge_diaz_leza.html