¿Has leído "Descofidicando a Jesús de Nazaret"?

Entender cualquier realidad humana implica comprender las condiciones que la hicieron nacer y las consecuencias que se derivan de ella. Pero si se trata de un personaje histórico, como Jesús de Nazaret, las circunstancias cobran especial relevancia. Durante siglos se comprendió a Jesús fuera de sus circunstancias, se le tuvo como un aerolito divino en medio de la realidad humana, como una realidad aparte de la historia y de los condicionantes humanos. Esta manera de entender a Jesús es errónea desde cualquier perspectiva científica. La creación dogmática cristiana tuvo especial cuidado en mantener la corporeidad humana de Jesús y su materialidad histórica como medio de huir de las herejías gnósticas que pronto invadieron las comunidades cristianas. Las consecuencias de no haber tenido en cuenta en plenitud la materialidad y corporeidad de Jesús y haber caído en el dualismo platónico en los largos siglos que siguieron a la conversión al (no del) Imperio Romano, después de Constantino el Grande, han sido muy graves y de profundo calado, tanto como que hoy es muy difícil modificar una posición eclesial que se ha tornado habitual mientras en los orígenes fue una herejía.
Bernardo Pérez Andreo (Nîmes, 1970), es Doctor en Teología y Diploma en Estudios Avanzados en Filosofía e imparte docencia en la Facultad de Teología, Instituto Teológico de Murcia, en donde es Profesor Titular de Teología y dirige el Departamento de Filosofía y Sociedad. Da clases de Filosofía Medieval, Eclesiología y Diálogo Interreligioso.