Relato 45.Andrea Estevan.(Uruguay)

Placer infinito.

Sentada cerca de la playa dejo que el viento - que por el momento es una suave brisa estival - me acaricie mientras mis ojos se cierran para dormir la siesta. Me susurra algo al oído izquierdo en una lengua extraña, pero parece que todo mi cuerpo accede a sus caprichos. Me quito la parte de arriba del bikini, luego desanudo la tanga y desnuda - completamente desnuda - dejo que el viento me acaricie. Hace exactamente lo que yo le hubiera pedido. Soplidos a cuentas gotas sobre mis pezones erectos, los verdaderos ojos del placer parecen salirse de la aureola. Mi cuerpo se contornea de tanto en tanto, los soplidos se transforman en corrientes de aire más intensas. Una ráfaga de aire más fuerte ocasiona que abra mis piernas, la verdadera boca del placer está deseosa. Nadie más que él conoce de la anatomía femenina, cada punto vital. Le permito ingresar mientras siento que existo solamente para poder disfrutar. Por momentos lo pierdo de vista, pero siempre lo descubro en el recoveco más húmedo. Se termina la siesta, sale lentamente de mi cuerpo. Antes de abrir mis ojos, una última ráfaga me abraza con fuerza y se despide con un beso en la mejilla. Aún saboreo completamente desnuda los restos del placer infinito.

________
Más relatos en http://www.edicionesirreverentes.com/relatos.htm
La mejor narrativa tambien en
http://www.edicionesirreverentes.com/narrativa.htm