Congreso Hispanoamericano de Escritores, cuarta jornada


El jueves se ha anunciado en el Congreso Hispanoamericano de Escritores (organizado por Ediciones Irreverentes) quienes son los cinco autores hispanoamericanos ganadores del Concurso Sexto Continente de Relato Erótico, convocado por Ediciones Irreverentes y el programa “Sexto Continente”, de Radio Exterior de España.

Lo ha hecho el editor Miguel Angel de Rus, en el transcurso del programa de Radio Exterior de España “Un idioma sin fronteras”, presentado por Susana Santaolalla, y que ha contado con la participación del escritor mexicano Juan Patricio Lombera, del argentino Horacio Vázquez-Rial y de la directora de REE, Josefina Benéitez.

Los autores y obras ganadoras han sido: Víctor Montoya (Bolivia) por “Amor a tergo”, Fernando Morote (Perú) por “El placer humano no es el de la carne”, Gloria Scharetg (Estados Unidos) por “Carnavales”, Raúl Vallejo (Ecuador) por “Bajo el signo de Isis” y Fernando Ariel Kosiak (Argentina) por “Las del apagón”. Los ganadores aparecerán en una antología de narrativa erótica que Ediciones Irreverentes publicará en septiembre junto a destacados escritores españoles. Por la tarde se abrió el Congreso en la Casa del Libro de Gran Vía, 29, Madrid, con la presentación de la antología de Ediciones Irreverentes "Yo también escuchaba el parte de RNE", un libro de relatos en homenaje a la radio. Manuel Villa-Mabela afirmó “Para mí ha sido un placer escribir un relato en homenaje a la radio, sobre todo a la radio nocturna, porque todos en algún momento hemos sentido soledad y no hay un mejor acompañante nocturno que la radio. Yo la uso en ocasiones para dormir”. Álvaro Díaz Escobedo recordó los años sesenta “yo escuchaba las grandes series de la radio, todo el mundo las escuchaba, era una fuente de obras de ficción fantástica. Por aquellos tiempos yo escribía novelas con seudónimo para colecciones de lectura masiva, de las que se tiraban 30000 a 40000 ejemplares, escribía de 12 a 20 novelas al año. Y recuerdo aquellos años –finales de los 60 principios de los 70- con un aire muy literario, escribía sin parar, y en la radio siempre había una novela interpretada por voces extraordinarias.” Manuel Vidal presentó su relato policíaco “es el tercer relato del Guardia Civil Maldonado que procura desentrañar un desastre ocurrido en España en lso años 50; la radio es la excusa para que alguien vuelva diez años después de lo ocurrido a esclarecer los hechos”Posteriormente se celebrará la mesa redonda dedicada a la literatura radical urbana con autores que se dedican en algunos casos a la literatura de género, otros hijos del No-Future, alguno radical y otros dedicados a inventar mundos que contrastan con la gris realidad. Hablarán César Strawberry (España), Francisco Legaz (España), Eduardo Vaquerizo (España), Fernando Morote (Perú) Duilio Luraschi (Uruguay) y Mario Barros (Cuba).Esta mesa redonda ha sido la que ha tenido un tono más duro a lo largo del Congreso, ya que se ha debatido sobre la inexistencia actual de compromiso en los escritores. Miguel Angel de Rus abrió el debate “Lord Byron era un dandy que podía haber seguido escribiendo tranquilo en su casa, pero fue a luchar y murió defendiendo la independencia de Grecia. Potocki era noble, a pesar de ello participó en guerras, fue perseguido por sus ideas políticas, fue acusado de jacobino por la policía, que intentó reprimir su propaganda revolucionaria. Pero Potocki, que podía haber vivido tranquilo, luchó hasta el final y creó en su propio palacio una imprenta donde editó folletos y libros de tono marcadamente revolucionario. Todos sabemos la participación que hubo de escritores de otros países en la Guerra Civil española, Orwell, Hemingway, Neruda o Malraux. Y no podemos olvidar la incitación a la deserción en la guerra de Argelia de Boris Vian o la implicación en los movimientos liberadores de los sesenta de Camus o Sartre. Por no hablar de los ejemplos más conocidos de escritores españoles que murieron en la guerra civil o en los exilios que de vez en cuando han tenido en nuestra historia. Ahora los escritores occidentales masivamente se dedican a escribir de tema inodoros, incoloros e insípidos. Escriben sobre su divorcio, sobre la búsqueda de una nueva pareja, rebuscan en archivos para escribir una novela histórica que no les comprometa, hacen realismo sucio para lectores de pocas pretensiones, pero ya no tienen ninguna función en la realidad social. Son, o somos, simples adornos.”César Strawberry, cantante de Def Con Dos y autor de libros como ‘Nunca Quise ser como tú’ (Ediciones B) y ‘Destino Zoquete’ y ‘Besando la lona’ (Ediciones Irreverentes), respondió “ahora lo más que hacen los escritores es criticar un poquito, suave, sin comprometerse, porque lo que están esperando es que alguien les compre. En cuanto son comprados ya no tienen nada que decir. Hay muchos intelectuales, si es que eso existe, que lo único que esperan es que alguien les compre para ir a la televisión a hacer el gilipollas”.Eduardo Vaquerizo, autor de ciencia ficción y literatura fantástica, de actualidad por su novela “La última noche de Hipatia” explicó las razones del éxito de la Ciencia Ficción “desde que llegaron al poder grandes reaccionarios como Reagan o Margaret Thatcher, el capitalismo se ha dedicado a desmontar sus mecanismos de control hasta llegar al punto actual, en el que los ciudadanos somos simple rebaño. Hemos perdido todos nuestros derechos. La sociedad occidental empieza a ser una sociedad de castas. Y la ciencia ficción lo que hacía era demostrar que había otros mundos posibles en un futuro cercano. El mundo actual ya fue denunciado en los 80 por autores de ciencia ficción, con un poder absoluto de las grandes corporaciones económicas. Quienes estaban contra el sistema que se ha acabado imponiendo buscaban alternativas en la literatura. Pero la historia no ha acabado, porque algún día la gente reventará”.Para Strawberry “eso se está demostrando en Afganistán e Irak. ¿Qué Estados Unidos quiere imponer su imperio? ¡Atentados suicidas! Cuando revientan cargos que le importan a Estados Unidos ya empiezan a plantearse que quizá se estén equivocando.”Francisco Legaz, autor de la novela “Trazo blanco sobre lienzo banco” incidió en que “hay otra forma de no compartir la sociedad actual, es el escapismo, los escritores que escriben sobre mundos que no tienen que ver con este. Hay mucha gente que se está quedando fuera del sistema porque le desagrada.”Para Miguel Angel de Rus “si queremos que la literatura sirva para algo debe mantener dos condiciones esenciales; buscar nuevas fórmulas expresivas de continuo y mantener una relación crítica con la sociedad. La literatura debe entretener y dar placer, pero si no sirve para que cambiemos nuestra forma de ver el mundo, será sólo un producto descafeinado”.César Strawberry, habló sobre sus planteamientos a la hora de crear “lo que yo hago con mis novelas es costumbrismo-punk. Describo problemas de gente de la ciudad porque ahora casi todos vivimos en ciudades, somos urbanistas porque el sistema de producción nos obliga a convertirnos en masas de obreros. Por eso en mis libros lo que me planteo es ¿cómo coño he llegado a ser esto que soy, en lo que me he convertido? ¿Dónde fueron nuestros sueños de adolescencia? ¿Tienen aquellos sueños alguna relevancia como objetivo existencial o son sólo una visión pasajera sin importancia? Otra de las cosas que creo que tiene que denunciar la novela urbana actual es este consumismo salvaje, brutal, en el que vivimos. Es tremendo constatar la facilidad con la que muchos soñadores y mucha gente normal ha renegado de todo y le ha rendido culto a la tarjeta de crédito y al chalé en la playa”Strawberry considera que la novela actual está marcada por la descreencia de los ciudadanos actuales, “Hemos perdido las ideas políticas, el deseo de cambiar el mundo. Ahora todo el que dice hacer algo por la sociedad lo que pretende es enriquecerse. Estamos en una crisis de valores de la hostia. Más que crisis económica hay una crisis de valores”.Eduardo Vaquerizo, autor de ciencia ficción y literatura fantástica, de actualidad por su novela “La última noche de Hipatia” defiende las razones del auge de la literatura de género “los lectores de literatura fantástica, sea ciencia ficción, terror o fantasía, gozan de un curioso fenómeno de inmersión en el libro y posterior vuelta a la realidad, que hace que cuanto más dure esta inmersión, más tiempo estén abstraídos del aburrido mundo real y, por tanto, más disfrutan. Las literaturas de género fantástico son un medio perfecto para luchar contra la gris vida cotidiana. De ahí su éxito”. A Vaquerizo se le ha enmarcado en el terreno de lo steampunk y del postcyberpunk “La estética del steampunk surge de combinar una tecnología casi moderna y una sociedad conocida, pero anticuada, con diferente sensibilidad y ética. En definitiva un entorno social en el que la tecnología incide de manera diferente a como lo hizo en la nuestra. La ciencia-ficción y la fantasía usan esos trucos para sacar al lector de su visión del mundo y darle otras posibilidades de valoración. Una vez logrado nuestra sociedad pasa a ser una más de esas posibilidades y la podemos ver desde otra perspectiva. El postcyberpunk desarrolla posibilidades tecnológicas en sociedades de un futuro más o menos cercano, generalmente examinando los efectos sociales de estos avances, como la nanotecnología o la ingeniería genética. A diferencia del cyberpunk las novelas de postcyberpunk se caracterizan por tener personajes que actúan para mejorar las condiciones sociales”.El cubano residente en Boston Mario Barros defendió la necesidad del humor en la literatura “Yo utilizo la fantasía como huida de la realidad, la parodia, personajes ficticios y sobre todo la sátira de los personajes en el poder. No se puede satirizar sobre los débiles, sino sobre los personajes en el poder. El humor debe tener un valor de sátira y crítica política”. El peruano residente en Estados Unidos Fernando Morote habló de la unión de los hispanos en EEUU gracias a la literatura “Aquí nos reunimos todos los hispanos y compartimos nuestras obras. La gente escribe sobre las cosas que ha vivido en su país, sobre las experiencias que están viviendo en EEUU, hay muchas historias sobre inmigración, sobre los sufrimientos que han tenido y tienen, historias sobre la dureza de la vida en Nueva York y la vida nocturna, el problema es que al escribir en español si bien llegas a todo el mercado hispano, la cultura oficial anglosajona no muestra el más mínimo interés. Pero como en Hispanoamérica estamos acostumbrados a hacer las cosas a pesar de las dificultades, o más bien gracias a ellas, eso nos hace luchar más, sabiendo que el camino es duro”.

Ganadores del Concurso Sexto Continente de Relato Erótico

Ya hay ganadores del Concurso Sexto Continente de Relato Erótico convocado por el programa Sexto Continente de Radio Exterior de España y Ediciones Irreverentes

Se han presentado 153 relatos de 18 países.Los ganadores son:Víctor Montoya (Bolivia) Amor a tergoFernando Morote (Perú) El placer humano no es el de la carneGloria Scharetg (Estados Unidos) CarnavalesRaúl Vallejo (Ecuador) Bajo el signo de IsisFernando Ariel Kosiak (Argentina) Las del apagón La participación por países ha sido:Argentina 33 obras; España 23; México 20;Venezuela 13; Chile, 12; Perú 9Colombia 9; EEUU 5; Ecuador 5;uruguay 5; Brasil 4; Guatemala 4;Bolivia 4; Italia 2; República Dominicana 2; Australia 1; Inglaterra 1; Suecia 1.Los ganadores aparecerán en una antología de narrativa erótica que Ediciones Irreverentes publicará en septiembre. Más información: http://www.congresohispanoamericano.com