Cómo se salvaron los cuadros del Museo del Prado durante la guerra civil

Del libro "El cuadro, el ciego y la corredora" de Antonio López Alonso
Durante el inicio de la Guerra Civil en España los bombardeos masivos del Bando Nacional sobre Madrid, ciudad leal a la República, pusieron en grave peligro el Patrimonio Artístico de la capital, y muy especialmente, los cuadros del Museo del Prado. Para prevenir la catástrofe, el Gobierno republicano dio la orden de sacarlos de España en varias fases, al no ofrecer garantía alguna ciertos edificios señalados como posibles objetivos en Madrid. Los cuadros se descuelgan y se trasladan a la planta baja del museo. Las esculturas se protegen con sacos terreros, se acondiciona el museo contra los bombardeos. Por orden ministerial cuarenta y dos obras se preparan para la evacuación, entre ellas cuadros de Tiziano, Tintoretto, Velázquez, El Greco y Francisco de Goya.
Dos estudiantes de Medicina: Ana y Antonio, ella corredora de fondo y ciego él, se incorporan al traslado en cuerpo y alma.
La narración se mueve en dos planos: uno real, rigurosamente histórico, y otro de ficción. ¿Se conseguirán los objetivos propuestos? ¿Cuál fue el protagonismo de los dos jóvenes en acontecimiento tan difícil como comprometido?