Próximo programa, ¿Cleptocracia, economía del caos, manipulación?

un pequeño anticipo
Modelo de Propaganda de los medios de comunicación según Noam Chomsky


Primer filtro: magnitud, propiedad y orientación de los beneficios de los medios de comunicación. La mayor parte de los medios de comunicación están en manos de grandes corporaciones o sea, pertenecen de hecho a las élites económicas.

Segundo filtro: beneplácito de la publicidad. Los medios de comunicación dependen de la publicidad de las élites económicas para su existencia.

Tercer filtro: el suministro de noticias a los medios de comunicación. Los principales proveedores de noticias son los departamentos de prensa de los gobiernos o las grandes corporaciones y no la verdadera fuente de la noticia, el evento a informar. La fuentes gubernamentales y empresariales tienen gran mérito de ser reconocidas y veraces debido a su estatus y prestigio. Para mantener una imagen de objetividad y para protegerse de ataques a la parcialidad y de difamación los medios necesitan de material presuntamente «correcto».

Cuarto filtro: flak Los grupos de influencia pueden organizar respuestas sistemáticas ante cualquier desviación de la línea editorial o del sesgo mediático

Quinto filtro: opiniones "anti-". Inicialmente, este filtro era el anticomunismo, por la rivalidad de la Guerra Fría. Las opiniones de algunas ideologías se consideradas "anti-patrióticas". Ahora –añadimos nosotros- se fomentan en los medios las opiniones contrarias a movimientos como los indignados o la Antiglobalización, y –añadimos- se usa como arma el hecho de que algún representante de un movimiento haya sido visto con Fidel Castro, Chávez o Evo Morales. ¿Son enviados del demonio? No lo sabemos, pero tienen el suficiente respaldo popular para ser gobernantes, así pues, no parece de recibo que se satanice a nadie por tener simpatías por ellos.

¿Se puede llegar a alguna reflexión basándose en estos planteamientos que la realidad ha demostrado ciertos? Sí. Primero, no creer en nada que digan los medios que viven gracias al dinero de las grandes empresas, porque lo que digan será sólo lo que interese a esas empresas.
Que son necesarios medios de comunicación estatales fuertes, controlados por los 3 poderes, que aseguren una información independiente en la medida de lo posible.
Que son necesarios medios de comunicación pequeños pero libres, que no sean propiedad de los grandes poseedores, sino de los desposeídos. Por pequeños que sean siempre será mejor que nada.
Que haya editoriales independientes además de los 3-4 grandes grupos que hay en cada entorno lingüístico, para publicar los libros que contrarresten la propaganda que sin cesar emiten los grandes grupos editoriales. Al menos en la medida de lo posible.
Y por último, que la sociedad se vertebre, no necesariamente en partidos políticos o en sindicatos, pero que se vertebre, que la cultura vuelva a considerarse un bien –no como ahora, que parece un lujo para esa clase social tan molesta que son empollones- y que se difunda y profundice en la sociedad. Si no lo logramos acabaremos siendo simples ciudadanos épsilon, serviles y esclavizados.