Entrevista a José G. Cordonié

"26" es una novela de intriga y suspense que se puede englobar dentro de la novela negra, no en la policíaca
 
P.- La novela 26 [veintiséis] se desarrolla entre 3 ciudades: Madrid, La Coruña y Nueva
Orleáns. ¿Por qué has elegido estas ciudades para la novela?

R.-A la hora de plantear la acción de la novela me vinieron claramente referencias de las dos ciudades donde principalmente vivo; Madrid y La Coruña. Añadir Nueva Orleáns vino dado porque es una ciudad que desde siempre me ha llamado la atención, que relaciono de algún modo con un lugar mágico donde es posible que todo ocurra… por lo que fue el marco prefecto para mis propósitos. Además del jazz y del blues, muy unidos a la ciudad. Esta novela tiene un sabor de blues a lo largo de sus páginas. Además, la suma de las letras de las tres ciudades: Madrid, La Coruña y Nueva Orleáns; suman 26.
P.- 26 capítulos, el título de cada capítulo tiene 26 letras, 26 personajes… ¿A qué se debe el título de la novela?
R.- El título salió solo cuando ya estaba acabando la novela. Pero la verdad es que salió solo, y de manera casi evidente, porque uno de los temas que salpican la novela desde su inicio es la Casualidad, y como ésta va reincidiendo con el número 26. Casualidad, serendipias y numerología…
P.- 26 [Veintiséis] es sin duda una novela negra, pero en ella se van entremezclando una serie de subgéneros hasta crear un mosaico multicolor, donde se incluyen elementos que podrían encontrarse en el cine de terror, de ciencia-ficción o incluso en el de aventuras. ¿Cuál es el propósito de esta mezcla de géneros o subgéneros?
R.- 26 es una novela de intriga y suspense que se puede englobar dentro de la novela negra, no en la policiaca. Es una trama de inquietante intriga en la que se encuentra el protagonista, que es un asesino a sueldo. La idea fue construir una historia de intriga verosímil añadiendo elementos que, a priori, pudieran resultar poco creíbles, añadiendo elementos relacionados con la ciencia-ficción, la posibilidad de vida extraterrestre, contactos con seres sobrenaturales, etc. etc., pero es sólo un fondo o un trasfondo de la novela, que remarca la intriga pero que no desvía la atención del lector del verdadero foco de suspense.