Juana Escabias: “La infidelidad femenina y la sexualidad de las mujeres todavía son tabúes. No son temas políticamente correctos

El 9 de mayo de 2014 se estrenó en Madrid el espectáculo Mujeres Infieles, basado en la obra Nueve Mujeres Infieles, publicada por Ediciones Irreverentes en 2013 y escrita por Juana Escabias. El montaje, organizado por la compañía Teatro Sonámbulo, se podrá ver en el Teatro Lagrada hasta el 25 de mayo de 2014.



- ¿Qué diferencias y semejanzas existen entre el libro publicado por Ediciones Irreverentes y el montaje teatral?
- Nueve Mujeres Infieles es una obra coral compuesta por varias piezas independientes entre sí aunque vinculadas por el denominador común de la infidelidad en la mujer. El libro de Ediciones Irreverentes fue el punto de partida para el trabajo de puesta en escena de la Compañía Teatro Sonámbulo, que seleccionó cuatro piezas de ese conjunto y elaboró una dramaturgia que sirve de elemento cohesionador para ofrecer al público un espectáculo en el que se fusionan la comicidad y la crítica social. El montaje ha sido dirigido a partes iguales por Juanjo Granda (que ha volcado en él la experiencia de su dilatada y fructífera carrera), por el director de escena, dramaturgo y también cineasta Rafael Gordon (que aporta su genial óptica plásticoartística) y por la actriz y directora Adriana González-Borgas.

 
- ¿Ha sido fácil la selección de textos y la adaptación?
- Por lo que me han contado los directores, no. Tuvieron que renunciar a llevar a escena piezas y materiales que les interesaban para conseguir un espectáculo de hora y media, frente a las casi tres horas que hubiesen sido necesarias para representar la obra originaria. Pero el resultado ha sido más que satisfactorio para todos ellos. A mí, como autora, me ha sorprendido gratamente el trabajo final. Está afrontado desde la mordacidad y la inteligencia, con desenfado, intriga y fuerza. Mujeres infieles retrata a la perfección hasta qué punto los seres humanos podemos llegar a ser estúpidos o crueles, o tremendamente ridículos y egoístas, y al mismo tiempo hasta qué punto podemos ser generosos. El espectáculo lanza una mirada muy aguda sobre la sociedad de nuestros días.

 
- ¿El sexo continúa siendo un tema atractivo para el público español?
- El punto de partida de Nueve mujeres infieles no es el sexo, sino la crítica social. La infidelidad femenina continúa siendo un tabú para la sociedad española (y para muchas otras sociedades), porque la sexualidad femenina también lo es, y no es un tema políticamente correcto. Para una escritora, abordar la infidelidad femenina tiene un coste mucho más elevado que para un escritor: es meter el dedo en la llaga y exponerte a que te abofeteen desde diferentes sectores, los progresistas y los conservadores. Yo lo he abordado en varias ocasiones, desde la narrativa y desde la escritura dramática, y he recibido múltiples acusaciones. Ahora lo veo en los escenarios, elaborado y montado por otras personas pero firmado por mí, y me figuro que continuarán lloviéndome las críticas. Uno de los directores del espectáculo, Juanjo Granda, le contó a una profesora suiza amiga suya que trabajaba en un montaje titulado “Mujeres infieles”. Ella, ofendida, le respondió, ¿a qué te refieres con eso de mujeres infieles?, no existen mujeres infieles.

En la fotografía, Marga Piñero, José Luis Alonso de Santos, Juana Escabias, al finalizar el estreno de Mujeres infieles