Un día en la vida del inmortal Mathieu, de Mario Martín Gijón, según Pedro Pujante

Mario Martín Gijón
Un día en la vida del inmortal Mathieu
Ediciones Irreverentes, noviembre de 2013

Estamos en el año 2072, más concretamente el 1 de enero, cuando Marcos Carrasco Carballo, aún con muchas dudas, decide publicar, a través del editor deRus (nada tiene que ver con Miguel Ángel de Rus, aunque podría ser un descendiente suyo), los documentos relativos al psicólogo Mathieu Beaujour, quien se sometió años atrás a la integración total biónica.
            Durante un largo día (desde las 6,05 h a las 22,02 h) asistiremos al monólogo interminable del mencionado Mathieu quien confiesa, al principio de su alegato, que en la luz del sol, por ahora, puede confiar. Temiendo, eso sí, qué será de los seres "humanos" cuando se extinga su calor, una preocupación nada ajena a los humanos del año 2014.
            Este psicólogo, que participó activamente en la lucha contra el envejecimiento y la muerte, influido muy profundamente por el Diario íntimo de Unamuno, nos contará los acontecimientos que llevaron desde la sociedad humana que él conoció a la transhumana, y los pasos que fueron dando en ese camino, las trabas encontrabas, las trampas, los engaños y la aportación decisiva de China, que en aquellos años era el país dominande una Tierra enferma.
            Alrededor de sus confesiones y arenga, en algunos momentos interminable y pesada, nos va citando casi de pasada el ataque terrorista a las torres computacionales ubicadas en Siberia, las cuales regulan los flujos de información para mantener "con vida" a miles de seres biónicos en la sociedad transhumana.
            Mathie sabe que siguen siendo demasiado frágiles, a la vez que se pregunta, sin encontrar respuesta, ¿qué placer puede obtener nadie destruyendo sin crear nada a cambio?, paradójicamente en una sociedad donde nada se crea, donde se decidió, en favor de la inmortalidad, que nunca más nacieran seres humanos...
            Una novela que plantea, al ser humano del siglo XXI, preguntas decisivas relacionadas con el futuro de la Humanidad en un planeta herido de muerte.
Fantástico artículo de Pedro Pujante originalmente publicado en Acantilados de papel