Reportaje fotográfico de la presentación de la novela Los ojos del puente

Reportaje fotográfico de la presentación de la novela Los ojos del puente, de Javier Hernández-Velázquez, obra ganadora del Premio Wilkie Collins de novela negra. Tuvo lugar el miércoles, 26 noviembre, en TEA organizado por Tu Santa Cruz. 
Toda la información sobre el libro, publicado por M.A.R. Editor en http://www.mareditor.com/narrativa/Ojos_puente.html  




Vídeo de Titanes, la novela de ciencia ficción de Félix Díaz,

August, pecado mortal, en De Lectura Obligada

Un relato corto, potente y agónico, con la silla eléctrica como protagonista en la Norteamérica de mediados del siglo XX

Hace un año entrevistamos al escritor David J. Skinner para conocer el origen y la evolución de sus primeros libros. En esta entrevista para De lectura Obligada, el escritor mostraba claramente su línea de trabajo «me decanto por el thriller y la novela policíaca porque en estas temáticas es donde puedo dar lo mejor de mí, y sacar provecho de todo lo que he aprendido leyendo a autores muy buenos, como Douglas Preston y Lincoln Child»; tal es así que sigue siendo fiel al entorno de la novela negra con August. Pecado mortal.
Desde este blog, estamos siguiendo la trayectoria de David J. Skinner, prácticamente desde su inicio, y personalmente pienso que su evolución y madurez en la novela negra está siendo excelente. Leí y recomendé Los crímenes del ajedrez, una novela policíaca entretenida que suele ser leía del tirón e ideal para acompañar al lector en un trayecto de ida-vuelta a su puesto de trabajo, pero claramente ha sido superada por su descendiente August. Pecado mortal. Una novela que logra no bajar la intensidad de la trama ni la atención del lector a lo largo de las ciento doce páginas. No es para menos que consiguiese ser Finalista del III Premio Oscar Wilde de Novela.
August, protagonista de la novela, narra en primera persona la carencia de amor en su infancia, sus huidas sentimentales gracias a la postadolescencia y la imperfección e inseguridad humana manifestada de la forma más cruel y salvaje como es el asesinato, que le conducirá directamente al corredor de la muerte, sin miramientos ni marcha atrás. Hank, guardia de la celda de August, y el propio lector serán confidentes de forma simultánea, en pequeñas y agónicas dosis, de las vivencias y sentimientos del protagonista que irá compartiendo para no llevarse la verdad a la tumba. Él en todo momento se siente culpable, sin justificaciones y merecedor de ese castigo, aunque sea inocente del crimen impuesto y no de otros. Quizá, este sea uno de los puntos más destacables de la novela, porque el escritor en ningún momento pone en voz de los protagonistas su opinión sobre la pena de muerte instaurada en EEUU, ni incita al debate. De esa manera, refleja de la forma más objetiva el enclave histórico en la Norteamérica de mediados del siglo XX, la ética y moralidad de los ciudadanos de la época y el autoconvencimiento del sistema penitenciario implantado en un periodo que les ha tocado vivir. Sin duda, el lector empatizará con el destino de August y el alentador Hank.
También, conoceremos a otros personajes trascendentes en la vida de August, como puede ser su madre Mary Ann, el viejo Tom, el policía Sturbon, el señor Howard o la pincelada afectuosa de la mano de Clara y Jennifer.
Una novela que consiguió superar mis expectativas y cambiar mis ideas previas. Una historia completa y bien narrada que engancha a personas poco afines a la lectura como pueda ser mi hermana. Un libro que leí en una tarde ante la necesidad de averiguar el final. Un relato que te deja con ganas de más. Por todo ello, felicitar al autor por su mejor historia y su madurez narrativa, interesarse nuevamente por el blog y agradecer a M.A.R. Editor por el ejemplar. Espero dejarme sorprender con una nueva historia de David J. Skinner.

Ficha del Libro 

Los ojos del puente, de Javier Hernández Velázquez, en El Escobillón

“Tenía razón. Los problemas me rodeaban como los sioux a Custer en Little Big Horn. Pensé que tenía que existir una manera fácil de resolver aquel entuerto, pero no se me ocurría nada qué decir.  De algún lugar de las murmurantes paredes del edificio se alzó el agudo lloro de un niño. Me pregunté si sería un recién nacido que equilibrara la población en Santa Cruz.”
(Los ojos del puente, Javier Hernández Velázquez, M.A.R. Editor, colección: Narrativa)

Santa Cruz de Tenerife ha terminado por absorber las novelas deJavier Hernández Velázquez aunque también Javier Hernández Velázquez ha terminado por absorber –no absolver– la capital tinerfeña en sus novelas.
Las avenidas, plazas y alamedas de esta ciudad de provincias son un protagonista más en sus historias, aunque la visión nostálgica que evoca de ella en libros anteriores se disuelve en Los ojos del puente. Una novela en la que vuelve a retratar su imaginado Santa Cruz de Tenerife, solo que en esta ocasión con una visión más personal y consistente en la que mezcla, y muy bien, ficción y realidad.
Los ojos del puente despliega sombras sobre una capital de provincias en la que apenas sale el sol. Una ciudad sobre la que cae una lluvia plomiza y triste en la que se mueven como náufragos sus habitantes. Sobrevive en este ambiente y gracias a los cigarrillos y el Jack Daniel’s otro náufrago. Ese náufrago es además una de las voces de la novela.
Una novela que está narrada en primera persona, es decir desde la perspectiva de uno de sus protagonistas, así como en tercera persona.
Al igual que Un camino a través del infierno repite en Los ojos del puente Mat Fernández, un investigador privado con anarquista sentido del humor que, en esta aventura tiene que escarbar en el pasado de una familia con demasiados cadáveres guardados en el armario.
De fondo, una ciudad enloquecida por el cemento. Cemento que ha armado no solo la caótica –ora brillante, ora estrafalaria– ciudad sino también el carácter de quienes la habitan.
Mat Fernández debe sumergirse en esta ocasión en sus entrañas y escarbar en los arrecifes de su pasado. El pasado de los Bravo, una familia que es el enfermizo cerebro de una capital de provincias que se acuesta cuando llega la noche y se despierta con las primeras luces del alba y que vive, convenientemente ajena, al eficaz entramado corrupto que ha diseñado el clan de los Bravo para perpetuarse en el poder. Una ciudad que acata su silencio y que se ha acostumbrado a mirar hacia el otro lado.
Como En el fondo de los charcos y en otra clave El sueño de Goslar, Javier Hernández Velázquez dibuja una ciudad muy creíble que se encuentra en la frontera de la realidad y la ficción. Realidad y ficción que describe con un contagioso pesimismo. Porque dentro de Los ojos del puente se habla de una novela, La lluvia no dice nada, que existió y que desapareció realmente y que escribió Antonio Bermejo, un autor con envidiable genio para la abstracción que ahora se recupera con aliento trágico.
Javier Hernández Velázquez emplea estos elementos para escribir además una novela muy inspirada en el cine de Sergio Leone no ya por insistir en la presunta circularidad de su cine sino también en la descripción de algunos escenarios y personajes, aunque Mat Fernández está más cerca de bronco espíritu justiciero de Mike Spillane si bien su corazón es el de Philip Marlowe.
Irónica y divertida a ratos, así como oscura y tensa en otros, Los ojos del puente es una novela con preocupada responsabilidad social y, probablemente, la más crítica de las novelas de su autor hacia una ciudad –otra vez la ciudad– cuyas violentas transformaciones no termina por asimilar ni su protagonista ni sospecho que su autor.
Javier Hernández Velázquez articula una trama inspirada en hechos reales con el objetivo de desnudar el espíritu de una capital de provincias que, como diría Ignacio Aldecoa, es la más peninsular de este archipiélago abandonado de las man
s de los dioses. Una ciudad no solo de cuestas sino domesticada por el miedo.
No sé qué destino le depara a Mat Fernández, eso solo lo sabe su demiurgo, Javier Hernández Velázquez, pero como ciudadano sin patria que vive en Santa Cruz de Tenerife digamos que me tranquiliza que un tipo así sea uno de sus vecinos. Un vecino literario, de acuerdo, pero una voz que resuena y saca los colores desde la aparente marginalidad de una novela.



Nostalgia del Lazarillo de Tormes, “El cocinero del rey” en Lecturafilia

“Pues en la Corte hay muchos pícaros y mendigos…”, reconoce Juan de Valdavia, protagonista de El cocinero del rey (2014) en un guiño de Germán Díez al Lazarillo de Tormes. El autor palentino, finalista del II Premio Alexandre Dumas de Novela Histórica, cuenta la historia del joven vecino del pueblo palentino de Agüero Juan de Valdavia, quien abandona la casa paterna para medrar en la Corte de Felipe II como cocinero real. Bajo la máxima de que “solo con soldados no se defiende el reino” este soñador quiere ayudar en la retaguardia mientras se libra la batalla de Flandes.
El cocinero del rey es una especie de autobiografía de un pícaro que llega a ser lo que se propone. Para causar mayores sensaciones en el lector, el escritor toma idéntica estructura que en Vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades. En su odisea particular hacia Madrid, el protagonistaatraviesa los principales pueblos de la Castilla de la época (Palencia, Dueñas, Valladolid, Segovia, Ávila…) donde descubre iglesias y catedrales magníficas, ventas y lupanares en los que se cruza con muchas personas construyentes del imaginario social: prostitutas, monjas, mendigos o asaltadores de caminos. Será también víctima de las trampas y escaramuzas que tan presentes están también en la trama de El capitán Alatriste, de Pérez Reverte.
En esta lectura observamos también un homenaje claro a la cocina tradicional, los manjares culinarios empapan el argumento y se erigen como un elemento clave para entender la sabiduría popular: el hornazo, los pastelillos de carne, el potaje de berzas y el de calamares y jibia, las cebollas rellenas… Un conocimiento que se puede visionar también en el refranero popular:
“Por lo visto, la miel no estaba hecha para la boca del asno”
“A falta de pan buenas son tortas de Zaratán”
“Es mejor pecar por largo que por corto”
Es admirable volver a encontrar una estructura continuadora de una de las grandes obras del siglo XVI, y su punto fuerte reside ahí. Y es que Juan de Valdavia, al igual que Lázaro, tiene sueños, los cuales llegará a ver cumplidos: llega a ser pinche, ayudante de cocina y, finalmente, cocinero mayor durante una treintena de años al servicio de Su Alteza.
“Comprendí desde que salí de Agüero que no debía rendirme ante la adversidad, si es que adversidad se podía considerar a dormir casi a la intemperie”.

Si bien el libro tiene muchas virtudes, choca el título en comparanza con el argumento: una espera una mayor dosis de peripecias en la Corte como cocinero y éstas resultan nimias en oposición al largo camino hecho desde su pueblo natal. Está claro que es un libro de aventuras y el oficio de cocinero era también una excusa para expresar la nostalgia por los pícaros.
Ficha del libro http://www.mareditor.com/narrativa/El_cocinero_del_rey.html

Charla de tú a tú: RESPIRA, del sevillano José Luis Gordillo

La inmortalidad del ser humano será inevitable. Aunque parezca una quimera, ésa es la teoría que, con verosimilitud científica y hondura humana, lanza la novela Respira, del periodista José Luis Gordillo. La combinación de las investigaciones sobre biotecnología, medicina regenerativa y memoria artificial puede hacernos pasar del homus biologicus a una nueva especie, el hombre biónico, inmortal. 

 

Respira gira en torno a cuatro personajes vinculados por la búsqueda de la esencia vital y el amor, por las dificultades que conlleva el deseo de justicia social y el desarrollo científico fuera de los estamentos establecidos. Así nos encontramos con Mar, que abandona a su familia y se marcha a Estados Unidos para investigar el secreto de la inmortalidad; a Mario, que pretende crear una sociedad utópica sin salir de España a costa incluso de caer en la amoralidad; a Elena, romántica e intelectual que descubre que el amor no es un buen antídoto para su angustia y a Carlos, un niño que vincula a todos los anteriores con la inmortalidad y con el drama o la suerte de amar y existir, de respirar... A tumba abierta.

 

Conectada con las dos anteriores novelas, Afrodisia y Yo te quiero, por personajes comunes, Respira tiene su propio hilo argumental y unidad de sentido en su lectura. Sin embargo, combinada con las otras dos obras por ciertas relaciones en sus respectivas tramas, conforman una trilogía con una diversidad y profundidad temática prácticamente inéditas en la literatura española contemporánea.


Pregunta— Sale a la luz "Respira", novela que culmina una trilogía narrativa junto a "Afrodisia" y "Yo te quiero". ¿Qué motivo le llevó a prolongar en tres libros a una serie de personajes y temática?
José Luis Gordillo— No fue algo premeditado. En la primera novela, Afrodisia, me quedó un final bastante abierto, y además no hubo espacio suficiente para la evolución psicológica de los personajes que yo pretendía, así que al poco de haberla publicado concebí la idea de escribir una segunda parte. Luego, durante la elaboración de Yo te quiero, resulta que surgieron con fuerza nuevos personajes que provocaban más modificaciones en la psique de los principales, y me tuve que entregar a ellos. Desde que comencé con la segunda tenía ya claro que debía ser una trilogía. No sólo me lo pedían los personajes, sino también la temática. El amor en todas sus vertientes es tan amplio que no me cabía en un sólo libro. En el primero lo traté más desde la perspectiva intimista, sexual y familiar. En la segunda viró hacia las facetas sociales y políticas, y en la tercera derivó finalmente hacia lo existencial. Y para ello he tenido que utilizar los género de novela negra, erótica, ciencia ficción y existencial. El ser humano es así de complejo, qué le vamos a hacer.".
  
Pregunta—¿Cómo se sintió al terminar con unos personajes que le han acompañado durante tantos años?
José Luis Gordillo—Fue un alivio. La muerte de esos personajes significó también el acabarse de una parte de mí mismo. Era necesario para que naciera mi verdadero yo. Quería dejarlos ir, abandonarlos con cariño. Fueron parte de mí y los llevaré en el recuerdo, pero no era sano alargarles la vida. Quizás todos deberíamos en algún momento matar dulcemente a nuestros personajes.  
Pregunta— Es evidente que "Respira" tiene una gran carga de compromiso, o de replanteamiento de la estructura en la que vivimos, tanto social como emotivamente hablando. ¿Crees que los intelectuales, en general, están mostrando un verdadero interés por los problemas de su tiempo?
José Luis Gordillo—Sí que lo muestran, sólo que los medios de comunicación convencionales no les hacen eco. Y también ocurre que la fragmentariedad de internet impide llegar a públicos amplios. Nuestra sociedad está informativamente desestructurada. Habrán de nacer nuevas industrias alternativas para orientar a la ciudadanía hacia el pensamiento crítico. Soy optimista, creo que esas nuevas vías de comunicación están naciendo poco a poco y tienen ya su público, es sólo cuestión de que les prestemos atención. Es cierto que algunos escritores noveles están tan obsesionados con la comercialización, con vender, con que alguien les publique, que no prestan apenas atención a estas cuestiones y son engullidos por el sistema de amodorramiento social. Sin embargo, existen luces que nos pueden seguir guiando en el firmamento de las letras, como Javier Cercas, Chirbes o Isaac Rosa, por ejemplo, que muestran una gran preocupación por su tiempo y se acercan a las cuestiones sin prejuicios, con inocencia incluso. En ese sentido, creo que la concesión del premio Cervantes a Juan Goytisolo es muy merecida. 

Pregunta— En "Respira" está muy latente el mundo de las relaciones amorosas, de la vida en pareja, de su génesis y dificultades para prolongarse. Además hay un cierto tinte sexual. ¿Qué dificultades le ha supuesto plasmar estos episodios sin llegar a la obscenidad pero logrando enganchar a los lectores adultos saturados de un mundo lleno de imágenes eróticas?
José Luis Gordillo— El erotismo es puro recreo de los sentidos, un divertimento que se acaba en sí mismo. En ese sentido, reulta bastante vacío. Además, en nuestra sociedad se utiliza el sexo general, separándolo radicalmente del amor, para la dominación social, para intentar impedir que la gente piense en otras cosas. Cumple un papel parecido al que antes ejercía la religión. En el siglo XXI, el sexo es el opio del pueblo. Yo en cambio lo utilizo en mis libros en un sentido espiritual, íntimamente unido al amor, que es su ser natural, me parece a mí. Por eso no hay obscenidad, y erotismo en escasas dosis, porque hablo del mundo sexual desde el corazón. Y ahí creo que engancho con sentimientos que todos albergamos, por muy ocultos que los tengamos.

Pregunta—¿Qué parte de usted está reflejada en "Respira"?
José Luis Gordillo—Todo Respira soy yo, bien como resíduo de lo que fui, como potencia de lo que quiero ser o como esencia de lo que nunca podré dejar de ser. Es inútil la dialéctica sobre la parte autobiográfica de cualquier novela, porque todos los personajes son una parte del autor, incluso cuando se inspira en personas reales. Son los distintos yos, aunque evidentemente la trama y la acción es iventada, no me han pasado la mayor parte de las cosas que suceden ahí.

 Pregunta— ¿Qué supone para usted colaborar en Periodismo Humano?
José Luis Gordillo—Significa libertad, hacer periodismo en conciencia. En este sentido, es lo más profesional que he hecho nunca, desde una perspectiva ética de esta profesión. Es un medio que no pone cortapisas en la búsqueda de la verdad, y por eso me puedo acercar a los temas desde la más pura honradez profesional y con sentido crítico, ya esté hablando de economía, del robo de bebés o de conflictos internacionales. Sería bueno buscar un formato económicamente más sostenible para este tipo de medios de comunicación. 

Pregunta—¿Cómo ve la evolución del periodismo español actual?
José Luis Gordillo—Veo que existe una mordaza y a la vez una reacción crítica. Los medios mayoritarios convencionales apenas hablan de la realidad desde un punto de vista crítico, preguntándose los porqués. Están demasiado condicionados por los intereses editoriales y no se atreven a profundizar, sino que prefieren el periodismo de trincheras, cada uno alineado con su bando. Sin embargo han surgido ya muchos medios alternativos, como es el propio Periodismo Humano, que han vuelto a los orígenes del periodismo, a cuestionarse lo que nos cuentan y por qué nos lo cuentan así, a buscar lo que sea más aproximado a la verdad, sin dogmatismos y desde el pluralismo. No dar todas las versiones y quedarse equidistante, sino comprometerse con una interpretación que sirva a los lectores para resolver los problemas sociales y fomentar los derechos humanos.
  
Pregunta— Finalmente, ¿por qué razón debería alguien leer este libro, qué has pretendido transmitir con "Respira"?
José Luis Gordillo— He pretendido transmitir que el amor es la esencia del ser humano, de forma individual y también en sociedad, y todo lo que sea alejarse de eso nos lleva a la selva. Desafortunadamente, la mayor parte de la humanidad vive aún en la selva.



JOSÉ LUIS GORDILLO

Bormujos (Sevilla),1970.
Periodista y escritor, es autor de las novelas Afrodisia (2009), Yo te quiero (2011) y Respira (2013), conformando así una trilogía sobre el Amor con mayúscula, desde un concepto puro, radical en su forma de vivirlo, que choca con la sociedad contemporánea y tiene implicaciones existenciales, sociales, familiares, científicas e incluso políticas. Es también coautor de libros de viajes sobre las provincias de Granada, Córdoba, Sevilla, Málaga y Cádiz.


Como profesional del periodismo, José Luís Gordillo escribe para el medio online Periodismo Humano, dedicado a la realización de reportajes, entrevistas y análisis desde el punto de vista de la defensa de los derechos humanos. En este terreno, destaca su reciente informe de investigación ¿Por qué nadie busca a los bebés robados en España?, asunto sobre el que también prepara un libro de no ficción y ha dado conferencias en nuestro país y en Estados Unidos.

 
Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid en 1993. Ha sido redactor jefe de El Correo de Andalucía, corresponsal de los periódicos Sur, Ideal y Diario de Cádiz y colaborador de Público, Cambio 16 o el canal hispano de la Radio Televisión Rusa (RTV). En el terreno de las agencias de prensa, fue cofundador de Sur Press y ha colaborado con Servimedia y Colpisa. También ha desarrollado su labor profesional en el campo de la comunicación institucional, como asesor del Ministerio de Medio Ambiente y de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, además de como director de comunicación de varias empresas públicas.



Más información: Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO
ANAQUEL DE NARRATIVA, nº 9
234 páginas • I.S.B.N: 978-84-942539-9-7 • 15 €

http://www.cuadernosdelaberinto.com/Narrativa/Respira_Jose_Luis_Gordillo.html

Javier Hernández Velázquez presenta su última novela, Los ojos del puente, el miércoles, 26 de noviembre, a las 20.00 h en TEA Tenerife Espacio de las Artes

En Los ojos del puente, el escritor recupera la figura del detective Mat Fernández, quien ya protagonizó su anterior novela Un camino a través del infierno por la que fue mención especial del jurado del Premio LH Confidencial y que ya forma parte de la saga de los detectives más esperados por el público de novela de género. En la trama de esta última novela, Mat Fernández recibe el encargo de un rico excéntrico, un caso que lo arrojará a la investigación de una serie de asesinatos sin resolver, acaecidos en Los Ángeles, en San Francisco y en Santa Cruz de Tenerife en el verano de 1967. En la investigación se topará con la familia Bravo que controla, con mano férrea, los resortes del poder económico, político y social de Tenerife. Se trata de una novela narrada en primera persona, donde su protagonista se va inmiscuyendo, a medida que transcurre la trama, en un mundo de corruptelas y codicias que ahora debe desentrañar y en el que nada es lo que parece.

Sobre su personaje afirma el autor Mat Fernández es todo lo que queremos ser y el Sistema nos impide. Él ejecuta y resuelve gran parte de los problemas a los que me enfrento y que no me van a permitir resolver”.

En este recorrido, Javier Hernández Velázquez utiliza la ciudad de Santa Cruz de Tenerife como un personaje más que va ambientando no solo el paisaje, sino a los personajes, vistos desde la perspectiva de su protagonista-narrador, quien aplica un cierto grado de cinismo y desencanto a cuanto ve. Sobre la insularidad, afirma el autor “En una isla, rodeados de agua, la presión sobre el individuo es diferente. Hay más opresión, hay más silencio. No se dice lo que pasa, lo que hace que sea más creíble leer una novela de género que las noticias a la carta de los medios de comunicación. Sabemos cuáles son las reglas del juego: la política tiende a absorber todos los ámbitos de la vida.”

Sobre la novela negra como género, Hernández Velázquez afirma “El propio Scott Fitzgerald cuando le propusieron que citara diez grandes obras de la literatura Universal incluyó Cosecha Roja de Hammett. Así que cualquier obra de género puede ser muy buena. Lo que me causa repulsión son los cenáculos y sus patricios que se creen investidos de la potestad de indicar a los lectores lo que es, o no, alta literatura y excluyan la literatura de género sin previa lectura.”

En la presentación, Hernández Velázquez estará acompañado del también escritor canario Daniel María, con quien intercambiará una suerte de diálogo a golpe de preguntas y respuestas que puedan dar pista sobre la obra que se presenta, pero sin desentrañar la trama que aborda. Toda la información sobre el libro en http://www.mareditor.com/narrativa/Ojos_puente.html

JAVIER HERNÁNDEZ VELÁZQUEZ
(Santa Cruz de Tenerife, 1968)
Abogado y funcionario de carrera, forma parte de la corriente denominada "boom extra periférico de la novela negra", con epicentro en las islas del sur. Para el narrador, el auténtico patrimonio de una sociedad es su memoria, y así lo ha reflejado en sus obras Un camino a través del infierno (M.A.R. Editor), Mención Especial del jurado del Premio Internacional de Novela Negra L'H Confidencial 2013, El fondo de los charcos (finalista del Premio Benito Pérez Armas 2009), Los días prometidos a la muerte (programa Canarias Lee 2012) o El sueño de Goslar (programa Santa Cruz Ciudad leída 2013). Ha sido finalista del XIII Premio Internacional Sexto Continente de Relato Negro por El eco de Cobain y Segundo Premio del Concurso de Relatos Ciudad del Rosario 2012 por Cajonera City.

MILLS FOX EDGERTON regresa a España con dos nuevas obras


El famoso hispanista Mills Fox Edgerton ha regresado de nuevo a España para presentar dos nuevas obras literarias, el poemario Fieras y víboras (Editorial Cuadernos del Laberinto), y la novela Ana y la nada (Ediciones Irreverentes). Tuvimos el placer de asistir a la presentación en la Casa del Libro de Madrid ante un público, de nuevo, entusiasmado por escuchar a este profesor de universidad, políglota, poeta y narrador que lleva amando el castellano toda su vida.


Ana y la nada trata los problemas existenciales del ser humano: el amor, la muerte, la razón de nuestras vidas, la posibilidad de un dios o la soledad ante la inmensidad de la nada.

Al morir Andrés, Ana quiere estar segura de que tras su propia muerte va a reunirse en el más allá con el gran amor de su vida. En un largo coloquio con el mejor amigo de Andrés intenta recuperar la fe que ha perdido mediante el uso de la razón. En su búsqueda, cuenta su vida, revive y reinventa su relación.

Los episodios rememorados permiten al lector entender el origen y el desenvolvimiento del gran amor que ha conducido a Ana a intentar asegurarse de que esa gran pasión no ha sido sólo un chispazo en la noche. 

Más información:


 
Y en Fieras y víboras Mills reniega del verso aparatoso igual que desconfía de la retórica en la conversación o de la gastronomía rebuscada quizá porque cualquier forma de barroquismo, de construcción de la belleza, es una manera de alejarse de la verdad, de interponer capas innecesarias que le acaban impidiendo a uno llegar a la esencia de las cosas. Algo inadmisible para alguien que concibe la escritura no como un modo de vida, sino como una forma de estar en el mundo. Un mundo que, por cierto, no siempre es amable; no se me vayan a imaginar a un San Francisco de Asís que va por ahí silbándole a los pájaros. Mills cree firmemente en la maldad, por ejemplo. Cree en el odio, en la traición, en errores que te joden toda una vida. Cree en el sexo casi más que en el amor. Cree en la muerte. Y sabe que se acerca.

Será por eso que no se anda con rodeos. No pierde el tiempo fabricando entelequias ni tratando de alumbrar el «adjetivo definitivo». En la vida las situaciones pueden ser complejas, pero las emociones resultantes suelen ser más simples de lo que creemos. Y posiblemente sea en ellas donde reside esa verdad que todos andamos buscando y que todos compartimos de un modo u otro.

De ahí el interés de Mills en sugerir, suscitar o insinuar. Sus poemas no son suyos, sino que pretenden actuar como detonadores de la imaginación ajena. Cuando funcionan es porque explotan. Y lo hacen dentro del lector, que reacciona a la onda expansiva agarrándose a su propia experiencia.

Más información:

MILLS FOX EDGERTON
(EEUU, 1931). Este gran hispanista y políglota nació y se crió en Nueva Inglaterra en el seno de una familia yanqui, pero él mismo se considera un narrador y poeta español. Escribe en castellano pero también ha publicado en francés. Es autor de más de una veintena de obras entre las que destacan las novelas Episodios familiares, La verdad desnuda, Ahogadillas, En busca del tiempo presente y A Rey muerto. Entre su obra poética cabe destacar Luz y sombra, La burbuja irisada, Nadar entre tiburones, El viento frío, Pasaje de hierro y frío y Fieras y víboras.

Se doctoró en Lenguas Románicas en la Universidad de Princeton. Ejerció la docencia durante más de treinta años en la Bucknell University, cuya editorial dirigió durante unos veinte años, editorial conocida por la calidad y la cantidad de los libros de crítica literaria enfocada sobre las literaturas española e iberoamericana. Se jubiló en 1993 como Catedrático de Lenguas Modernas.

Entrevista a Javier Hernández Velázquez por "Los ojos del puente"

Mat Fernández es todo lo que queremos ser y el Sistema nos impide. Él ejecuta y resuelve gran parte de los problemas a los que me enfrento y que no me van a permitir resulver
Alta Literatura y Literatura de Género… ¿algo qué decir?
El propio Scott Fitzgerald cuando le propusieron que citara diez grandes obras de la literatura Universal incluyó Cosecha Roja de Hammett. Así que cualquier obra de género puede ser muy buena. Lo que me causa repulsión son los cenáculos y sus patricios que se creen investidos de la potestad de indicar a los lectores lo que es, o no, alta literatura y excluyan la literatura de género sin previa lectura.
El alcohol en las novelas… ¿se acoge a la quinta enmienda?
No. Casi todos los grandes autores han sido grandes alcohólicos. En consecuencia, yo, que no soy un gran autor, no debo ser un gran bebedor. Pero si su pregunta viene por el regalo de Jack Daniel´s, le diré que Mat sí lo bebe, y que el Bourbon tiene una atmósfera especial comprometida con el noir
 Realmente, ¿qué está sucediendo en Canarias?
Quizá que no somos tan aplatanados como se cree. Nos estamos limitando a desechar Macondos y Comalas, que tuvieron su función en una época cuyos parámetros calcaron el grupo fetasiano. Eran tiempos de postguerra y represión y era aconsejable meter el mundo y las ideas dentro de una burbuja. Ahora no estamos en la misma tesitura, así que es más liberador dar bocados a la realidad que nos ha tocado vivir.
 ¿Petróleo sí o petróleo no?
Una pregunta con trampa. Así que la respuesta va más allá de un sí o un no. Los interlocutores de ambas posturas falsean en beneficio propio la realidad porque razonan en términos políticos según les conviene. Aquí muchos han vivido del cuento de las energías renovables mientras dinamitaban el paisaje de las islas y su medio ambiente. Los acuerdos pesqueros con Marruecos fueron nefastos para Canarias; aún más lo fue cambiar nuestro régimen de puertos francos por un régimen económico fiscal que solo favoreció a una minoría. Así que, según lo que queramos que sea Canarias nos interesará o no el petróleo. Pero es curioso que una vez que nos han arrojado en los brazos de un urbanismo voraz y una destrucción de nuestro ecosistema, los mismos que han convertido Canarias en un pegote dicen no al petróleo… 
¿Por qué nos debe parecer creíble la novela negra facturada en Canarias?
En una isla, rodeados de agua, la presión sobre el individuo es diferente. Hay más opresión, hay más silencio. No se dice lo que pasa, lo que hace que sea más creíble leer una novela de género que las noticias a la carta de los medios de comunicación. Sabemos cuáles son las reglas del juego: la política tiende a absorber todos los ámbitos de la vida.
¿Qué importancia le da a los Premios?
Son decisivos. Son los que te permiten publicar, no tanto porque los ganes, sino porque los lectores de la editorial que los convoca se lean tu manuscrito y aconsejen su edición. Aunque no hay que perder la referencia de que el sector editorial es un negocio, si no aceptamos este principio mal vamos. Por muy buena que sea la obra, si la editorial no confía en que vendas, no hay nada que hacer.
¿Se siente canario, español…?
Escribo sobre mi ciudad y mi isla. Soy del barrio de Duggi, pero me siento más santacrucero que de mi barrio; más tinerfeño que santacrucero; más canario que tinerfeño; y más español que canario. Por supuesto más europeo que español. Resumiendo, solo soy un ser humano, con mis derechos y obligaciones, que no me cuenten más pamplinas de banderas y escudos.
¿Qué ciudad noir usaría para recluirse y trabajar en su nueva novela?
Por sus sombras, su historia y su ambiente gótico: Praga.
¿Quién es Mat Fernández?
Todo lo que queremos ser y el sistema nos impide. Él ejecuta y resuelve gran parte de los problemas a los que me enfrento y que sé que, auque soy capaz de resolverlos, no me van a permitir hacerlo.
¿Por qué Los ojos del puente?
Porque debajo del puente existe una realidad que no queremos ver. Mi ciudad está seccionada por un barranco y cinco puentes que la comunican. Debajo de esos puentes vivió uno de los autores fetasianos, Antonio Bermejo, cuya novela La lluvia no dice nada, después de ganar el premio Benito Pérez Armas nunca se publicó y desapareció.  La novela intenta dar una respuesta al porqué.
 
¿Es tan importante la década de los sesenta del siglo pasado o mero merchandising?
Los tiempos estaban entonces cambiando como cantaba Dylan y el clima socio-político no se ha repetido. Se construye el Muro de Berlín, encarcelan a Mandela, muere Marilyn, Concilio Vaticano II, la crisis misiles, la carrera espacial, la primavera de Praga, el verano del amor y los grandes conciertos del 67,  el mayo francés, Vietnam, asesinato de JFK y de Martin Luther King… ¿te parecen pocas razones?

Toda la información sobre Los ojos del puente (M.A.R. EDitor)  http://www.mareditor.com/narrativa/Ojos_puente.html 

Bases del IX PREMIO INTERNACIONAL VIVENDIA-VILLIERS DE RELATOS

Bases del IX PREMIO INTERNACIONAL VIVENDIA-VILLIERS DE RELATOS http://www.edicionesirreverentes.com/vivendia9.htm organizado por Ediciones irreverentes.
Puedes participar desde cualquier parte del mundo
Como sabes, el libro ganador se publica en nuestra Colección de Narrativa. Pero además del libro que gane (hasta 180 páginas) este año nos hemos propuesto buscar buenos libros de relatos que no pasen de 120 páginas para publicarlos en nuestra Colección Cercanías, dedicada a la narrativa breve. 

Te ponemos enlaces a los distintos libros premiados en anteriores convocatorias para que los conozcas, por si te puede servir de orientación.
La nave de los locos de Elena Marqués
Vorágine, de Alexander Drake
A machetazos, de Susana Corcuera
El mundo entero en una calle, de Álvaro Díaz Escobedo
Maldito tiovivo, de José Melero
Cuentos apócrifos, de José Antonio Rey
Soledad de otoño, infancia de silencio, de Antonio López Alonso

Entrevista a Blanca Poza Esperón por Mientras hay esperanza ha vida

P.- ¿Cuán es el origen de Mientras hay esperanza hay vida?

R.-Siempre he sido muy sensible a la problemática que se nos plantea al llegar a viejos. Sobre todo en la actualidad en la que si ya nos resulta difícil conciliar la maternidad con la vida laboral, mucho más difícil es cuando tenemos que cuidar de nuestros mayores. Como el grupo que dirijo está formado por personas de la llamada Tercera Edad, me ha resultado muy sencillo abordar el tema, ya que les he exprimido los sentimientos para extraerles el jugo de sus ilusiones, sus sueños, sus decepciones, sus desesperanzas y sobre todo, sus esperanzas. Ha sido estrenada con gran éxito el 31 de mayo en Leganés, y ahora tenemos previstas varias actuaciones en distintas localidades, todas ellas sin ánimo de lucro y con el objetivo de colaborar, en estos tiempos de crisis, con la recaudación de taquilla con entidades de colaboración ciudadana.
P.- Muy distinta es Con el alma aferrada.
R.- Es un drama rural, con el clásico triángulo amoroso. Encuentros y desencuentros. Nacida sobre todo del corazón, de la frustración de los amores perdidos y de los amores que se forjan día a día, y entrelazada a la historia de esa familia, el retrato de la sociedad española en el año 2000, fecha en la que transcurre la historia y como base de todo el lastre que se arrastra de las consecuencias que tuvo para muchos españoles la Guerra Civil. Tres generaciones, tres hombres de la misma familia se enfrentan al mismo dolor, a la misma tragedia, pero cada uno de ellos la afrontará de un modo distinto. Emulando las palabras de Miguel Hernández... Con el amor, con la muerte, con la vida...
P.- Ea toledana pero vive en Madrid. ¿Cuál es su relación como autora y directora con Toledo?
R.- He dirigido en Los Cerralbos el grupo de teatro "La Piedra Mora" y estrenado con ellos "Quién pide el último, pide mejor" y "Una de mentirijillas". Y en Cebolla al grupo de teatro "La Flor del Tajo". Y espero que Mientras hay esperanza hay vida puede estrenarse pronto en Toledo.
P.-Usted dirige un grupo de teatro aficionado y ha dirigido otros grupos. ¿Qué aporta a la sociedad un trabajo así?
R.- Una de mis grandes reivindicaciones es la de fomentar el teatro que yo denomino "popular". El teatro que surge del pueblo y que va dirigido al pueblo. El que se trabaja desde los grupos de aficionados que se crean desde distintas asociaciones. Donde vas un día a la semana, y convives con tus gozos y tus sombras, para conseguir subir a las tablas un texto. La eterna pregunta cuando presentas un nuevo texto es "¿cuántos personajes tiene...?" Porque todos quieren participar. He trabajado con niños y para ellos el teatro es una experiencia inolvidable. Para las personas mayores es una bombona de oxígeno, una ilusión añadida a sus vidas. Me asombran cuando llegan a los ensayos arrastrando sus lumbagos, sus artrosis, sus dramas personales, y en esas horas se renuevan y se llenan de vida. Se debería fomentar aún más desde la educación, el teatro escolar.

Toda la información del libro http://www.edicionesirreverentes.com/teatro/Mientras.html

Ediciones Irreverentes, Premio a la Mejor Labor Tetral 2014 de la AAT http://www.edicionesirreverentes.com/newReportajes/reportajes/ediciones_irreverentes_mejor_labor_editorial.html
 

Blanza Poza Esperón presenta Mientras hay esperanza hay vida en Cebolla, Toledo


 
En la foto, Blanca Poza Esperón junto a algunas actrices de gu grupo, el humorista Manolo Royo y Miguel Ángel de Rus
 
Ediciones Irreverentes, Premio a la Mejor Labor Editorial 2014 de la AAT, presenta en Cebolla (Toledo) el libro de la autora toledana Blanza Poza Esperón, Mientras hay esperanza hay vida, libro que recoge dos textos, el que da título al libro, y el drama Con el alma aferrada.

            El libro será presentado en la Casa de la Cultura, de Cebolla, mañana sábad0, 22 de noviembre, a las 18:00h. Participarán junto a la autora el escritor y editor Miguel Angel de Rus y el grupo teatral Al Alba.

            En el acto se hará una presentación de ambas obras y se llevará a cabo una lectura dramatizada.

            La autora toledana Blanca Poza Esperón explica así el origen de su texto, actualmente en cartelera, Mientras hay vida hay esperanza “Siempre he sido muy sensible a la problemática que se nos plantea al llegar a viejos. Sobre todo en la actualidad en la que si ya nos resulta difícil conciliar la maternidad con la vida laboral, mucho más difícil es cuando tenemos que cuidar de nuestros mayores. Como el grupo que dirijo está formado por personas de la llamada Tercera Edad, me ha resultado muy sencillo abordar el tema, ya que les he exprimido los sentimientos para extraerles el jugo de sus ilusiones, sus sueños, sus decepciones, sus desesperanzas y sobre todo, sus esperanzas. Ha sido estrenada con gran éxito el 31 de mayo en Leganés, y ahora tenemos previstas varias actuaciones en distintas localidades, todas ellas sin ánimo de lucro y con el objetivo de colaborar, en estos tiempos de crisis, con la recaudación de taquilla con entidades de colaboración ciudadana.”

            De un carácter muy distinto es la segunda obra del volumen, “Es un drama rural, con el clásico triángulo amoroso. Encuentros y desencuentros. Nacida sobre todo del corazón, de la frustración de los amores perdidos y de los amores que se forjan día a día:”

            Blanca Poza Esperón afirma sobre su relación autoral con Toledo “He dirigido en Los Cerralbos el grupo de teatro La Piedra Mora y estrenado con ellos Quién pide el último, pide mejor y Una de mentirijillas. Y en el pueblo toledano de Cebolla al grupo de teatro La Flor del Tajo. Y espero que Mientras hay vida hay esperanza pueda representarse pronto en Toledo”.

AbeXedario, erótica presentación en la iglesia renancestista Sant Joseph de Ciutadella

Pilar Mata Solano aprovechó su estancia en Menorca para presentar el libro de relatos con el que resulto ganadora del Premio Incontinentes de Narrativa Erótica, AbeXedario. publicado por Ediciones Irreverentes.
La presentación de este libro de alto contenido erótico se llevó a cabo en la iglesia renancestista Sant Joseph de Ciutadella con la proyección de un cortometraje de cntenido erótico, inspirado en el libro, y la lectura de fragmentos de los relatos a cargo de la autora, acompañada por Gloria Mesvides al piano, que tuvo una excelente acogida.

Afirma la autora en el libro “Confieso que llegué a desvariar en la terca obstinación por sentirme viva, llena, grata, en compensación, sin posible retorno. Filosofía del amor que no pretendo que comprendan ni compartan. Pero, declaro, amé con delirio y de todos gocé. O cuando me expuse y, exponía, a perder la razón que, en los juegos de seducción, siempre se pierde alguna pluma. Probablemente resulta obvio afirmar que me beneficié en salud y que disfruté situaciones sublimes, únicas, irrepetibles, repletas de un placer que rozó el desgarro. Pero, desde las primicias refinadas y exquisitas de la iniciación, a los juegos ordinarios del vicio, como a otras depravaciones, si es adecuada semejante acepción en el universo de la carne, siempre me presté con deleite. De otra manera, no hubiera tenido valor ni interés la entrega. La conquista del hombre empieza en la última embestida, si lo vale.”

Entrevista a Miguel Usabiaga por "El alcalde de Florisdorf" en Hirian

Miguel Usabiaga publica El alcalde de Floridsdorf. Cuenta el plan de evasión de tres extranjeros maquis presos en el  penal de Burgos en 1949
 Publicado originalmente en http://www.hirian.com/2013/11/10/construyeron-un-tunel-para-huir/ Foto de Hirian

El donostiarra Miguel Usabiaga publica ‘El alcalde de Floridsdorf. Cuenta el plan de evasión de tres extranjeros maquis presos en el  penal de Burgos en 1949. Unos sucesos vividos por su padre, Marcelo.
POR AITOR AZURKI

«En España aprendí que, para luchar, no hace falta saber que vas a ganar. Aprendí que hay que resistir siempre: hay que resistir aunque pierdas. Porque el propio acto de resistencia tiene su recompensa moral. Y si sabes que una situación es injusta, mala, y, sin embargo no haces nada para remediarla, entonces pierdes un pedazo de ti mismo». Para comenzar esta entrevista sobre el libro, qué mejor que esta última cita de un internacionalista publicada en el mismo. Una filosofía de vida que llevaron hasta sus últimas consecuencias tres luchadores internacionalistas en su intento por  huir de la prisión de Burgos. El ex miliciano y maqui Marcelo Usabiaga (Ordizia, 1916) se lo contó a su hijo, el arquitecto y escritor Miguel Usabiaga (Donostia, 1961). Ahora, Miguel lo cuenta de forma novelada en ‘El alcalde de Floridsdorf’ (Ediciones Irreverentes).

¿Qué hacen dos vascos en 2013 contando la hazaña de tres extranjeros en 1949?
MIGUEL: Me interesan todos los temas de la memoria histórica desde una perspectiva, además, de rescatar los aspectos menos conocidos, poniendo la lupa sobre aquellos que más se sacrificaron y menos han sido reconocidos. Dentro de los perdedores, tengo predilección por los más olvidados. Cuando me entero por mi padre de que hay extranjeros en cárceles españolas por ser guerrilleros, me resulta algo muy curioso.
¿Cuándo le contó su padre por vez primera esa historia?
MIGUEL: Fue en un viaje que hice a Viena hace muchos años. El aita me llevó a la Estación del Norte en Donostia y me dijo: «Pues pásate por Floridsdorf, que yo conocí al alcalde de allí. Estuvo preso conmigo». Años más tarde, escribiendo sus memorias -el libro ‘La joven guardia’- apareció de nuevo eso, pero ya con más precisión: mi padre me contó que eran varios extranjeros, se involucraron en una fuga, como en las películas, haciéndose pasar por cornetas, que era lo más denostado en prisión, como traidores, para así excavar un túnel.
MARCELO: Al principio en la cárcel se les hizo un buen recibimiento por ser extranjeros antifascistas. Era como una especie de honra pasear con ellos por el patio. Yo tenía buena relación con el alcalde de Floridsdorf. Tenían atractivo, porque eran los únicos extranjeros de la prisión.
Pero Marcelo habló de un tal Smitz.
MIGUEL: Sí, a la par que estoy escribiendo las memorias, empiezo a investigar, porque hay ingredientes para ello: unos extranjeros que han pasado a España con el maquis, se hacen cornetas, intentan una fuga. Tengo esos datos, pero quiero saber quiénes son. Pero en la memoria oral de mi padre, que es prodigiosa, a veces hay errores, y me estaba transmitiendo que el alcalde es un tal Smitz. Los otros son un judío alsaciano y un polaco. Acudo a archivos y solicito información a instituciones penitenciarias, pero no figura ningún Smitz.
Tres extranjeros que se hacen cornetas. ¿Qué pensaron los compañeros de prisión?
MARCELO: La reacción inmediata de toda la gente fue ir contra ellos. ¡Porque ser corneta era pasarse al enemigo! Solo eran los presos comunes. Los políticos, no. El Partido Comunista los denostó. ¡Claro, ni te imaginabas que estaban preparando una fuga! Me enteré muy tarde.
Por cuestiones del azar, en ese momento de confusión en la investigación aparece una persona clave.
MIGUEL: Casualmente, Hans Landauer, brigadista internacional austriaco, presenta en Madrid un libro sobre internacionalistas de su país. Le pregunto y me dice: «No se llama Smitz, se llama Orlitsch». Me pone en la pista y, a partir de ahí, sí que puedo obtener información: sus archivos penitenciarios. Hasta de Moscú me mandaron de la Internacional Comunista sus datos biográficos.
Y tira del hilo.
MIGUEL: Sí, la asociación de brigadistas austriacos, en la cual Landauer era miembro destacado, tenía mucha información de Orlitsch. Además, se desencadenó una campaña internacional en Austria para su liberación, donde incluso participó Hemingway con una misiva. Me mandan también una foto -es la portada del libro-, donde aparecen los nombres de los otros dos presos, Marcel Eichner y Paul Keller.
¿Y cómo escribe la obra?
MIGUEL: No tenía suficiente información como para hacer un libro de historia, pero sí para apoyarme en ella y escribir una novela, que se centra en el tiempo de la elaboración de la fuga y la construcción de los túneles. Aparece la vida en la cárcel, cómo son denostados… Y hay un epílogo donde aclaro todo lo sucedido.
Háblenos de la impresionante dedicatoria final del libro.
MIGUEL: Me parecía muy pertinente, porque es una historia de perdedores, de gente que ha venido a España como guerrilleros para derrocar a Franco y están en la cárcel. Es una cita muy bonita, porque habla de la recompensa que supone participar en una causa justa.
¿Qué cree qué aporta el libro?
MIGUEL: Habla de presuntos perdedores, pero dan un gran ejemplo, una lección. Para luchar no hace falta saber que vas a ganar, hay que resistir siempre, aunque pierdas. Esto constituye el núcleo de la vida de esta gente. No vinieron en busca de gloria, de recompensas económicas, sino porque sentían la llamada de una causa justa. Es un ejemplo en estos momentos en que no se ven las cosas tan claras. Además, no se conoce mucho que entre los guerrilleros de la operación del valle de Aran había extranjeros. Tiene, además, ese intríngulis de la fuga. Aquí también ha habido fugas como la de Alcatraz.
¿Seguirá Miguel Usabiaga recordando a los olvidados de los olvidados?
MIGUEL: Por supuesto. Tengo otro libro para publicar, espero que en breve, ‘Flores de la República’. Empiezo a investigar un hecho de memoria oral y termino escribiendo sobre extranjeros luchando en Irun.

Libro publicado por Ediciones Irreverentes 

Presentación de la obra teatral "Sicilia", de Julián Rodríguez Gallego, el 20 de noviembre, a las 18h, en la sede de AISGE


Desde Ediciones Irreverentes, Premio a la Mejorlabor Editorial 2014 de la AAT, os invitamos a la presentación y lectura dramatizada de la obra teatral Sicilia, de Julián Rodríguez Gallego, el jueves, 20 de noviembre, a las 18h, en la sede de AISGE (C. Ruiz de Alarcón 11, Madrid).

Participan junto al autor, Julián Rodríguez Gallego, y el escritor y editor Miguel Ángel de Rus, los actores Álvaro Navarro,  Enrique Cazorla,  Juan Amador Pulido y  Héctor Garay, que darán vida al rey fatuo y crédulo y a la Corte de aduladores y sinvergüenzas que le rodea. Os esperamos.  

Entrevista a Julián Rodríguez Gallego, autor de "Sicilia"

P. – Usted es actor, ¿qué le ha llevado a escribir una obra de teatro?
R.-Sobre todo la necesidad, también el placer, por supuesto, me he divertido mucho escribiéndola, pero cuando has estado encima de un escenario y por los motivos que sean, llevas un tiempo sin hacer teatro, es tal la añoranza que sientes,  que necesitas seguir vinculado de alguna manera, como sujeto activo, claro, al teatro y entiendo que escribir una obra es una de las mejores formas de conseguirlo.

P.-¿Qué puede aportar un actor al escribir?
R.- Ha habido muchos actores que han escrito; no pocos, como es bien sabido, escribían las obras que luego representaban ellos mismos en el escenario. Sin duda un actor puede saber qué le interesa al espectador, sabe cómo se construye un personaje, cuál  es el ritmo que ha de tener determinada obra…En mi caso, que tengo una cierta trayectoria como actor de teatro, y además he trabajado para niños y jóvenes, un público  al que hay que interesar  durante toda la representación o pierdes enseguida su atención, creo que ese conocimiento y esa experiencia me han servido mucho a la hora de escribir Sicilia.         

P.- Pero usted  ahora se dedica esencialmente  al doblaje.
R.- Sí, así es; un arte, quizá menor, de la interpretación, no exento desde luego de  valor interpretativo, en el que han trabajado grandes actores de la escena  española, y al que yo considero, sin restar por esto validez a la V. O., un instrumento de la cultura, porque ha conseguido y sigue consiguiendo que mucha gente pueda acceder a través del cine y de la televisión a realidades y conocimientos que sin “esta traducción “ se perderían.

P.- ¿En qué trabajos de doblaje ha participado?
R.- Después de 25 años ejerciendo de actor de doblaje son muchos sin duda,  y no sólo en cine o televisión; también he puesto voz a documentales  y videojuegos, como  Assassins  creed  unity, uno de los últimos, en el que he doblado al Marqués de Sade. Me gusta mucho doblar animación; hay una serie inglesa  paras niños que se llama El pequeño reino de Ben y Holly, que es deliciosa, donde aparecen hadas, gnomos  y dragones pequeñitos y por supuesto princesitas, que se emite actualmente, en la que doblo al Rey. En cuanto al cine un personaje al que acudo mucho cuando me hacen esta pregunta es,  en la serie de Harry Potter, a Arthur Weasley, el padre del pelirrojo Ron, amigo de Harry.

P.-  Y al escribir SICILIA ¿ qué ha pretendido ¿
R.- Además de seguir vinculado, como he dicho antes, al mundo del teatro, en el que por cierto me inicié, tuve esa gran suerte, en el colegio, representando a autores como Arniches , Sofocles, Dürrematt, Valle Inclán y muchos otros,  he pretendido divertirme y sobre todo divertir a todos aquellos que lean la obra o que acudan a verla cuando se estrene y represente.

P.- Para acabar ¿de que trata Sicilia?
R.-  Es una comedia, escrita en verso, en la que he emulado el lenguaje del teatro español del S. XVIII, y para  la que he tomado como punto de partida y pretexto al escribirla, el conocido relato de Hans Cristian Andersen, El Rey desnudo.  Al igual que en éste, en SICILIA  un rey loco, obcecado por la ropa, es fácil presa de un farsante que se hace pasar por sastre, y que se sirve del miedo y del conformismo de cuántos rodean a aquél, para someterlo al más ingenioso de los engaños; el ardid, un maravilloso traje que tiene la cualidad de ser visible sólo para aquellos que son dignos de su cargo y dignos deservir al Rey; traje que todos dicen ver y admirar para no caer en desgracia ante éste y para no aparecer  como necios ante los demás y que en realidad nadie,  ni el propio Rey, el menos digno de sí mismo, ve, porque lo cierto es que tal traje no existe. En definitiva, Sicilia nos habla de manera jocosa e irreverente, pues la finalidad es ridiculizar y reírse de todos cuántos  participan en el engaño, de una sociedad hipócrita y cobarde que mira para otro lado, contemporiza, guarda silencio, pasa por allí, se esconde, no quiere saber nada ,o colabora  decididamente en la farsa. Un comportamiento social, también hoy, me temo.
Todo sobre el libro en http://www.edicionesirreverentes.com/teatro/Sicilia.html