Presentación en FNAC SEVILLA del ensayo FRANQUISMO Y SOCIEDAD (Ediciones Irreverentes) de la abogada jerezana Aurelia María Romero Coloma

Mañana miércoles, 21 de enero, en FNAC, Avenida de la Constitución, 8, Sevilla, a las 19 h.

Ediciones Irreverentes presenta el libro ganador del V Premio rara Avis de Ensayo, Franquismo y sociedad, de la abogada jerezana Aurelia María Romero Coloma, mañana miércoles, 21 de enero, en FNAC Sevilla, Av. De la Constitución 8. Presentará el libro el escritor sevillano José Luis Ordóñez.
            Se presta especial atención al papel social, cultural y político de la mujer durante el franquismo y a la influencia de la moral impuesta por la Iglesia Católica. Comenzando por la situación de la mujer en la Segunda República Española, se revisa la historia de una feroz represión, la ideología del régimen franquista y su relación con distintos regímenes totalitarios, la Iglesia como poder en el franquismo y su influencia en las relaciones amorosas y la sexualidad, los cambios desde el Concilio Vaticano II y el desarrollo social y económico de los años sesenta y setenta. La autora se basa en la legislación civil y penal en el franquismo, las normas jurídicas del régimen, y su influencia sobre la situación de la mujer durante la dictadura, con una revisión del ideario de la Falange en relación con la educación de la mujer y el papel de la Sección Femenina y sus actividades. De este análisis, la autora llega a conclusiones preocupantes, como el parecido de la situación de la mujer en la España de la dictadura nacionalcatolicista con la situación padecida por las mujeres afganas bajo el régimen fundamentalista de los talibanes.
            La autora informa especialmente del marco legal que sufre la mujer “Estudio las diversas facetas y aspectos que compusieron el espectro político-social de la España de Franco haciendo especial hincapié en dos cuestiones: la vida cultural de aquella época y la situación de la mujer, que se vio forzada a vivir en un ámbito dominado por el machismo imperante, y que la condujo directamente a las tareas de ama de casa, esposa y madre, sin atender a su valía intelectual. Mientras en el mundo combativo republicano, se estableció como prioridad el acceso a la cultura de la mujer en el franquismo se la reduce a ama de casa. El hombre es músculo y cerebro; la mujer es vagina y matriz. Se trata de perpetuar la concepción cristiana y tradicional de la Nueva España. La Ley de Ayuda Familiar franquista determinará que la mujer casada pierda su derecho a percibir el plus familiar si trabaja fuera del hogar. Se demoniza el baile agarrado y la exhibición del cuerpo femenino en las playas. Cuando la mujer acude a un templo, debe hacerlo con el máximo recato, vistiendo falta por debajo de las rodillas, medias, velo en la cabeza y mangas largas.”
            Aurelia María Romero Coloma explica casos de represión contra la mujer singularmente duros “El repertorio de atrocidades cometidas en nombre de Dios y de la Religión Católica fue extenso y variado. A Amparo Barayón, esposa del escritor Ramón J. Sender, detenida cuando protestaba por el asesinato de su hermano Antonio, le arrebataron a su hija, de seis meses, de los brazos, diciéndole que los rojos no tienen derecho a criar hijos”.
            También trata del apoyo de la Iglesia Católica al Franquismo, “Hay evidentes testimonios de la adhesión incondicional de la Iglesia Católica al Régimen franquista que se pueden comprobar a través de las numerosas fotografías de la época. Vemos a Arzobispos, Obispos y Cardenales en actitud de caluroso brazo en alto, junto a los militares sublevados. Es obvio que el mensaje cristiano, del que los Prelados hacían gala ante el pueblo, se había desvirtuado totalmente y, en su lugar, lo que quedaba era la profanación del espíritu evangélico y de los postulados cristianos. E igualmente grave, la Ley de Responsabilidades Políticas convirtió a los curas en investigadores del pasado ideológico y político de los ciudadanos, en colaboradores del aparato judicial”. 

Aurelia María Romero Coloma
(Jerez de la Frontera, Cádiz). Doctora en Derecho y en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla. Académica de Ciencias, Artes y Letras de la Real Academia de San Dionisio.
            Ha publicado más de treinta y cinco monografías jurídicas y más de cien artículos sobre temas de su especialidad. Es ganadora del Premio José Corrales, de la Asociación Española de Abogados de Familia, del Premio de Investigación Histórica "Ramón Martín Cartaya" (Sevilla), y del Premio Investigación Histórica Fundación Francisco Montero Galvache (Sevilla). Ha publicado libros como Las libertades de expresión e información y sus límites, Goya el ocaso de los sueños, Velázquez la magia del espejo y La medicina ante los derechos del paciente, entre otros.