Primer Encuentro de Mujeres Poetas Villa de Piedrahíta



La localidad abulense de Piedrahíta acogerá mañana su primer encuentro de mujeres poetas.

El certamen, que nace con vocación de continuidad, se celebrará a las 20.30h en el Auditorio Municipal de la Villa.


La localidad abulense de Piedrahíta acogerá mañana el primer encuentro de mujeres poetas de la Villa. Una iniciativa que se abre paso dentro de las jornadas patrocinadas por el Museo de Arte Sacro y que está siendo organizada por la escritora abulense Ester Bueno, con la colaboración de la Editorial Cuadernos del Laberinto y del Ayuntamiento.


Doce son las poetas que participarán en la lectura pública de su obra: Annie Altamirano, María Victoria Reyzabal, Paloma Serra, Ana Agustín, María José Cortés, Julieta Pellicer, Pilar Álvarez, Isaura Díaz Figueiredo, Ana María Cuervo, Ana Apausa, Miriam Almohalla y Ester Bueno.

Un grupo de creadoras que quiere ser representativo de la poesía escrita por mujeres. De diferentes edades, con diferentes bagajes, con diversos estilos, con muchas publicaciones o iniciándose en la aventura de dar a conocer su obra, un universo a descubrir para los lectores. 

El acto contará también con la voz de la cantautora y compositora Laura Castro, que en su trayectoria unida a la música ha escrito temas para autores como Fran Perea o Azucar Moreno y que ahora prepara un disco con temas propios, de corte intimista y sencillo, algunos de los cuales interpretará en Piedrahíta por vez primera.
 

Hemos tenido la fotuna de reunir a tres de ellas para poder charlar sobre qué significado tiene este encuentro, sobre la poesía y su propia obra.
  
MARÍA JOSÉ CORTÉS
Madrid, 1971
Doctora en Filología hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Finalista del Premio Adonais de Poesía en tres ocasiones: 1998, 2000, 2001. He publicado con las editoriales Torremozas, Vitruvio y Cuadernos del Laberinto
Actualmente es profesora de lengua y literatura.
Su poemario CICATRICES DE ASFALTO ha recibido una acogida ejemplar entre la crítica y el público.




Pregunta —Es usted una de las participantes del PRIMER ENCUENTRO DE MUJERES POETAS VILLA DE PIEDRAHÍTA, que va a celebrarse el día 18. ¿En qué consiste?

RespuestaConsiste en el primer encuentro de mujeres poetas que se celebra en la mencionada localidad, se trata de compartir poesía y palabra en un enclave bellísimo. 

Pregunta —Doce mujeres recitando su poesía. ¿Hay realmente diferencia entre la poesía masculina y la femenina?  
Respuesta Creo que esencialmente no. Si leemos poemas sin conocer la autoría dudo que se perciba la diferencia. De hecho a lo largo de la historia ha habido mujeres que han adoptado seudónimos masculinos para que se las permitiera publicar en un momento histórico en que la mujer aún no tenía acceso a la poesía de forma profesional, como es el caso de Fernán Caballero, seudónimo utilizado por Cecilia Böhl de Faber y Larrea.   

Pregunta —Parece que la poesía está de moda. ¿A qué es debido? 
Respuesta A que es una puerta, un modo de trascendencia que abre caminos, necesaria en momentos de crisis como los que estamos viviendo.


Pregunta ¿Se ganan lectores de poesía con recitales públicos?  
RespuestaIndudablemente sí. Es una forma de hacer más cercano el poema al público, además de que al recitarlo el mismo toma vida.


Pregunta—El femenino de poeta es “poetisa”, pero sin embargo pocas de ustedes se atreven a utilizarlo.
Respuesta —Yo soy de esas, por el matiz peyorativo con el que se carga el término “poetisa” desde la generalización de su uso en el siglo XVII, en el que se aplica el mismo referido a las mujeres de la corte que escriben versos, pero son versos que, desde el punto de vista de la mayoría de los poetas del momento, quedan circunscritos a entretenimientos de salón, es decir, a poesía menor. Por eso prefiero definirme como poeta.


Pregunta—Háblenos de su último poemario CICATRICES DE ASFALTO (Cuadernos del Laberinto, Madrid). ¿Hay mucho dolor tras las cicatrices?
Respuesta —Tras las cicatrices hay superación a la herida que las causó, hay búsqueda a través de calles: Conde Duque, Princesa, Buen Suceso; autobuses que, después de una depuración con el agua, conducen a Luvetia el objetivo propuesto en el inicio.


Pregunta—¿Cómo se accede a la poesía?
Respuesta —En mi caso a través de la lectura, la necesidad de la creación vino después.


JULIETA PELLICER

Madrid, 1984
Poeta y fotógrafa, licenciada en Bellas Artes, Máster en Estudios Literarios. Ha publicado recientemente La escombrera. Poesía en el entorno libro colectivo prologado por Niall Binns. Ed. Legados (2011). Ha publicado también poemas y artículos en diversos medios: Periódico de Poesía (UNAM, México), La Estafeta del Viento (Revista de poesía de La Casa de América), Revista Paraíso (Jaén), Boletín Ponte las Gafas (Cáceres), etc. En 2008 recibe la Beca de Creación Literaria en la modalidad de poesía de la Junta de Extremadura.

Su poemarío TODO ES POSIBLE O NO, proximamente saldrá a la luz en la Editorial Cuadernos del Laberinto.


Pregunta—Es usted una de las participantes del PRIMER ENCUENTRO DE MUJERES POETAS VILLA DE PIEDRAHÍTA, que va a celebrarse el día 18. ¿En qué consiste?
Respuesta
Hasta donde sé, consiste en un encuentro de mujeres poetas, en el que cada una de nosotras recitaremos algunos poemas. Lo demás que pueda ocurrir, será también sorpresa para mí.


Pregunta—Doce mujeres recitando su poesía. ¿Hay realmente diferencia entre la poesía masculina y la femenina?
Respuesta
—Este es un tema muy polémico y muy de moda y sobre el que suelen decirse muchas tonterías. Yo, la verdad, no sabría decir. Cada poesía es distinta sea masculina o femenina y no creo que la poesía escrita por hombres o por mujeres comparta una serie de rasgos en común que la diferencien de la del otro sexo.


Pregunta—Parece que la poesía está de moda. ¿A qué es debido?
Respuesta
—Puede deberse, quizá, a la vorágine de la sociedad de las prisas. La poesía, si se quiere, puede consumirse deprisa, devorarse y presumir de su lectura sin perder demasiado tiempo.


Pregunta—¿Se ganan lectores de poesía con recitales públicos?
Respuesta
—Quiero pensar que sí, que siempre aparece alguien que se conmueve al escuchar los versos y siente la necesidad de seguir escuchando. Al menos, esta es la idea.


Pregunta—El femenino de poeta es “poetisa”, pero sin embargo pocas de ustedes se atreven a utilizarlo.
Respuesta
—A mí poetisa me suena a pitonisa, a mujer que adivina el futuro a través de la bola de las palabras.


Pregunta—Háblenos de sus planes literarios ¿En qué está embarcada?
Respuesta
—Destro de poco espero publicar mi primer libro de poemas, Todo es posible y no, en Cuadernos del Laberinto. Estoy muy ilusionada con este proyecto.
 

Pregunta—¿Cómo se accede a la poesía?
Respuesta
—Hay, sin duda, muchas puertas posibles. Se puede acceder, por ejemplo, a través de la música, escuchando los ritmos y los silencios. Sobre todo hay que disfrutar con cada imagen, dejarse sorprender por las palabras.

 


PALOMA SERRA
Figueras, 20 de enero de 1976
Licenciada en Derecho por la Universidad de Oviedo en 1999, diplomada en Estudios Europeos por la Universidad de Toulouse (Francia) en 2000, ingresó en la Carrera Diplomática en 2005. Ha vivido en Francia, Costa de Marfil, Cabo Verde y Nueva Delhi (India). Actualmente reside en Madrid.

Algunos de sus poemas fueron publicados en la antología de poetas diplomáticos, Rimas cifradas, Segunda antología de poetas Diplomáticos (s. XX y XXI). Ed. Dossoles. Burgos, 2012. Su primer poemario, FAROL FUNDO ( poemas de Cabo Verde) en edición bilingüe español-portugués lo publicó la Ed. Chiado. Lisboa, febrero de 2014. En Cuadernos del Laberinto ha publicado Dejar África.



Pregunta —Es usted una de las participantes del PRIMER ENCUENTRO DE MUJERES POETAS VILLA DE PIEDRAHÍTA, que va a celebrarse el día 18. ¿En qué consiste?

Respuesta —Un encuentro que ha organizado la poeta Ester Bueno en el que mujeres poetas nos reuniremos para recitar poesía en PiedraHíta. Una excusa como cualquier otra para disfruitar de la poesía.
 

Pregunta—Doce mujeres recitando su poesía. ¿Hay realmente diferencia entre la poesía masculina y la femenina?
Respuesta
—La poesía no entiende de géneros, en mi opinion, poesía es poesía la escriba un hombre o una mujer.

Pregunta—Parece que la poesía está de moda. ¿A qué es debido?
Respuesta
—La poesía siempre ha tenido su club de fans, aunque sea minoritario, es muy fiel. Quizás parece que ahora hay más personas que escriben o leen debido a los medios de comunicación y las redes sociales.
 

Pregunta— ¿Se ganan lectores de poesía con recitales públicos?
Respuesta
—Ése es el obletivo, ganar lectores y darse a conocer. Hay un cierto tipo de personas que se escuda en que "no entiende" de poesía para justificar que no la lee. En un recital se escuchan versos variados sobre diversos temas, y es un buen momento de unión, entre autor y potencial público.

Pregunta—El femenino de poeta es “poetisa”, pero sin embargo pocas de ustedes se atreven a utilizarlo.
Respuesta
—Bueno, esto daría para una larga explicación, Es cierto que poetisa existe pero el diccionario de la RAE dice en 2ª acepción, que poeta es la ‘persona que compone obras poéticas’ y ‘persona que escribe obras poéticas’, con lo que permite que poeta sea también una mujer. En mi caso, aunque haya poetas como Ana Rosetti, que defienden poetisa antes que poeta, prefiero este ultimo término, porque me suena mejor. No me identifico cono poetisa, y como puedo usar ambos,uso poeta. 


Pregunta—Háblenos de su último poemario DEJAR ÁFRICA (Cuadernos del Laberinto, Madrid).
Respuesta
—Mi ultimo libro es un viaje a la memoria de los años que pasé viviendo en Costa de MArfil y Cabo verde, donde también tuve la oportunidad de viajar mucho, sobre todo en Africa occidental. Esos poemas son memorias de imagines y vivencias que me marcaron los 5 años que viví en el continente Africano.


Pregunta—¿Cómo se accede a la poesía?
Respuesta
—En general alguien te enseña, te la lee, o uno la descubre en un momento en el que la necesita, y se hace fan de ella. Tengo amigos que me decían, " yo no entiendo nada de esto" y entonces hay que mostrarle autores con los que se puedan identificar, y alguno de ellos te dice luego, pues me ha gustado, pues he leido cosas que a "mí me gustaría haber escrito", o aún mejor, "que yo podría haber escrito". Otra veces uno pasa cerca de un lugar donde hay un recital, y lo escucha por primera vez y se identifica. ése es el reto de los poetas, que los lean, porque al final, se escribe para ser leído, no para que quede guardado en un cajón.