ENRIQUE GRACIA TRINIDAD, el doble juego cautivador


"Doble juego"
Enrique Gracia Trinidad y Raquel Lanseros
EDITORIAL CUADERNOS DEL LABERINTO
Coleccción ANAQUEL DE POESÍA, nº 50
Prólogo: LUIS ALBERTO DE CUENCA
I.S.B.N: 978-84-944036-1-3 • 94 páginas • 10€

Este no es un libro más de poesía. En él se han reunido dos poetas actuales de notable trayectoria en un proyecto apasionante: Escribir sobre los grandes temas de la poesía.

Parece simple, pero no lo es. Han tenido que renunciar a muchos de los múltiples asuntos poéticos para centrarse sólo en algunos, tal vez de los más notables: el amor, el tiempo, la soledad, el compromiso, la palabra, el paisaje y la trascendencia. Había que escoger para que el libro resultase asequible y cercano.

Dos voces diferentes, pero hermanadas en la búsqueda de la buena palabra, de la certera visión del mundo, de la altura poética, sin concesiones a la galería. Raquel Lanseros y Enrique Gracia Trinidad hacen un recorrido emocional y emocionante, confesional y ameno, íntimo y cómplice a la vez. Se muestran, descarnados y amables, en cuarenta y dos poemas de una diversidad y una capacidad de penetración impresionantes.


Como dice Luis Alberto de Cuenca en la introducción: «no existe ni la más remota posibilidad de que sus poemas nos defrauden».

Hemos tenido la oportunidad de charlar con la mitad exacta de este juego a dos, el escritor Enrique Gracia Trinidad, quien nos habla del proceso creativo y la situación de la poesía en España.

Juegen con nosotros, juegen con sus versos.


ENRIQUE GRACIA TRINIDAD


—¿Cómo se escribe en poesía a dos manos, qué ha supuesto este Doble juego? 
 En el fondo, cada mano por separado, pero sorprendiéndonos de la sintonía que voces distintas pueden llegar a conseguir, porque en el fondo los poetas seremos diferentes, pero la poesía es la misma.

Doblejuego ha supuesto para mí el gozo de acompañar a Raquel Lanseros y estar en sintonía con ella que es una poeta extraordinaria y una gran amiga. Y de la mano de una gran editora ¡pues mucho mejor!

Doble juego abarca los temas fundamentales de la poesía, ¿son estos los mismos que en otros campos del arte o la poesía es más exquisita?
 Los temas fundamentales de la poesía son los de la vida, iguales para el poeta, el artista o quien sea. La supuesta exquisitez de los poetas es una falacia cuando no una soberana cursilería de la que hay que huir. Y hubiera habido más temas a tratar, pero el libro podía ser innecesariamente largo y no era plan.

 —En el prólogo Luis Alberto de Cuenca afirma que “no existe ni la más remota posibilidad de que sus poemas nos defrauden”. ¿Qué se siente cuando alguien de ese altísimo calibre intelectual dice esto de uno?
 No sé qué opinará Raquel, pero creo que Luis Alberto tiene razón (risas). Lo mismo digo yo de cualquier poema suyo. La buena opinión de alguien tan avezado en lecturas poéticas es un honor; lo más difícil es estar luego a la altura.

—¿Se puede vivir de la literatura?
Leopoldo de Luis decía que de la poesía no se come, se merienda como mucho y no todos los días. La poesía te ayuda a vivir pero comer es otro asunto y más vale no convertir los versos en cuestión alimenticia. De otras literaturas sí hay gente que come, pero también son los menos. En el fondo, esa circunstancia de no comer de la literatura es una condición miserable del sistema en que vivimos, pero da mucha libertad.
 
—Últimamente parece que la Poesía goza de muy buena salud, se ha relanzado la afición por la rima y la métrica ¿A qué cree que es debido este despertar poético?
Los tiempos de crisis son buenos para el arte. Y la poesía rescata lentamente el puestoentre la gente que había perdido. Pero no se ha relanzado la afición por la rima y la métrica;  ahora se utilizan más otras vías expresivas aunque conviven con las clásicas. En todo caso hay mucha actividad poética, no siempre buena, pero sí voluntariosa. Habrá que buscar en el bosque de tanta publicación y tanta red social los árboles de mejor fruto.  

—¿Qué opinión le merece el debate sobre llamar poetas o poetisas a las mujeres que escriben versos?
No le veo mayor importancia. La RAE indica que "poeta" es persona que escribe poesía y "poetisa" mujer que hace eso mismo (ahí ya hay un punto algo tendencioso). Así que las mujeres y los demás pueden elegir lo que más les guste. Lo malo es que el término poetisa suena desprestigiado por cierto machismo de épocas pretéritas.  El debate debe estar en la calidad y no en nombrar de una u otra manera.

—¿Para cuándo un presidente del gobierno al que le guste la poesía? ¿Tiene ésta algo de incompatible con la política?
Los presidentes de gobierno están tan mal educados poéticamente como el resto de la población.  Los sistemas educativos demuestran mucha incompetencia ante las artes. La poesía es compatible con todo aunque si la política u otras ideologías se la llevan a su terreno suele caer en la vulgaridad. Preferiría que a los presidentes les gustase de verdad la gente antes que la poesía.

—¿Qué consejos darían a los jóvenes que comienzan a escribir?
Que lean, que no paren de leer la buena poesía de siempre, primero disfrutando y luego analizando fondo y forma, cómo y por qué está escrita hasta descubrir por qué la llamamos buena, por qué nos impresiona. Y que hagan poco caso de las listas de más vendidos o de las propagandas de grupos o editoriales. Y, ya de paso, que no se conformen con lo primero que se les ocurra: Es bueno gozar de la inspiración  pero luego hay que trabajar sin descanso.

—¿Qué le mueve a escribir?
La vida. Cuanto ocurre a mi alrededor y en cualquier parte, la gente de todo tipo y todos sus sentimientos, necesidades, dolores y alegrías, que son los míos. Al poeta debe moverle todo, si no, resulta alicortado. La poesía no está para contar cosas importantes sino para hacer importante cualquier cosa.

 

ENRIQUE GRACIA TRINIDAD

(Madrid, 1950). Escritor, divulgador cultural, dibujante y actor.

Autor de casi una treintena de libros, desde 1972. Veinte de ellos de poesia.

Ha obtenido los premios; Accesit de Adonais, 72, Premio Encina de la Canada, Premio Feria del Libro de Madrid, Accesit Rafael Morales, Premio Blas de Otero, Premio Bahia, Premio Juan Alcaide, Accesit Ciudad de Torrevieja, Premio Emilio Alarcos, Premio Juan Van]Halen, Accesit Pilar Fernandez Labrador (2015), y el Premio Vicente Gerbasi en Venezuela. por el conjunto de su poesia. Fragmentos de su obra se ha traducido a nueve idiomas y figura en unas veinte antologias y publicaciones de quince paises.

Desde 1992 se dedica exclusivamente a actividades culturales (teatro, recitales, radio, conferencias y cursos de creatividad) 


BREVE RETORNO

He llegado esta tarde hasta la misma
calle donde crecí. Lugar extraño
sin el juego de entonces ni la risa
rebotando en los viejos portalones.
Cualquiera puede regresar un día,
es fácil retornar pero terrible
porque no se regresa en realidad,
sólo te asomas al pasado casi
como si te inclinases al vacío,
como si el tiempo, turbio y maloliente,
te permitiese recordar un poco
lo que perdiste para siempre, aquello
que vuelve a arrebatarte una y mil veces.
El tiempo del recuerdo es un malvado
que devoró la vida en un instante
y nos dejó migajas, huesos, nada.





Presentación del poemario "DOBLE JUEGO" 
 JUEVES 1 OCTUBRE• 20 horas
Centro de Arte Moderno - Librería del Centro • C/ Galileo 52 • Madrid