MARIO MIGUELÁÑEZ: El abrigo de los sentimientos

 
Mario Miguelañez se plantlas relaciones amorosas —y el fin de ellas— como tema y piedra angular de su obra, como fiel reflejo de lo que su corazón siente, como un fulgor automático de los corazones quebrados, de las emociones que transitan entre miradas cómplices y distancia infranqueable. Así nació “Tu chaqueta ya no me abriga” (Cuadernos del Laberinto. Madrid, 2016) que llega en unos días a las librerías de toda España.
Miguelañez se pregunta por qué el amor desaparece, nos sitúa en el epicentro de los sentimientos, en la llama ardiente de ese paso mínimo entre el odio y la emoción universal y nos explica cómo el bálsamo llega, cómo la vida sana tras el dolor.

Relatos reconfortantes que ahondan en los amores pasados, en los sueños de un joven sensible que nos recuerda a un diario de enamorado. 

Literatura fresca, sin más pretensiones que hablar sobre el amor, que ya es mucho.

Hemos tenido ocasión de hablar con el autor, quien, de primera mano, nos explica su proceso creativo y las intimidades de   “Tu chaqueta ya no me abriga”



P.—¿Qué va a encontrar el lector tras este título tan enigmático como es “Tu chaqueta ya no me abriga”?

Tras este título el lector se va a sumergir en el mundo del amor a primera vista con los sentimientos. “Tu chaqueta ya no me abriga” es un libro que en esencia, narra mediante micrrorelatos y reflexiones, los desencuentros con el amor, aunque no sólo de amor trata este libro, más bien es un libro de desencuentros en toda la amplitud. Con muy pocas palabras, el autor trata de condensar una historia en frases de mucha intensidad, dándole ritmo al corazón del lector, al compás de la prosa poética.

Pienso que si por algo destaco es por hacer de la prosa algo diferente, pura energía y ágil en el dibujo de las palabras, fácil de leer y sobre todo fácil de sentir. Doy voz a los que no saben expresar sus sentimientos, y si puedo hacer que alguien sienta de algún modo leyendo este libro ya me daré por satisfecho.

Por último, decir que en este libro el lector se va a mimetizar con el autor rápidamente, se va a teletrasportar de algún modo a este mundo que quiere reflejar, un mundo de desencuentros con el amor, con diferentes personas, incluso con la sociedad y a su vez de encuentros con la soledad. Un mundo perdido en el que volver a encontrarse. Pero sobre todo hacer hincapié en que este es un libro de sentimientos y no de tristezas, porque los estados del amor son muy variados aunque a veces lo sentimientos son tristes.

—Para un autor joven como es usted que publica su primera obra ¿qué supone llegar al gran público, cómo se siente ante los lectores?

Nunca me he planteado esto la verdad. Para mí escribir es una forma de terapia, es una modo de dejar al lado la realidad que nos rodea y ausentarme de ella por un tiempo y dar lo mejor que llevo dentro, para que otros lo compartan y lo sientan como yo lo hago.

Supongo que como cualquier persona que se expone a un gran público te sientes nervioso, pero con ganas de vivir la experiencia y deseando que sea muy positiva. Siempre he sido una persona inquieta en este sentido, y he pensado que cuando las cosas que se hacen con el corazón salen bien así que a estas alturas no voy a cambiar mi forma de pensar. En cualquier caso, uno tiene que saber aceptar las críticas, porque no siempre vas a gustar a todo el mundo, de hecho no escribo para gustar a todo el mundo. Escribo como mejor sé hacer y creo que luego es el libro el que encarga de encauzar a su propio público. Pero hoy puedo decir que me siento feliz de encontrarme ante esta nueva experiencia.

 —Además estará este año en la Feria del Libro de Madrid, la gran cita cultural de los libros en España. ¿Siente vértigo ante el éxito?

La verdad que no.  Nunca lo he pensado sinceramente pero no es una cosa que me preocupe. El éxito siempre que sea bien gestionado lo entiendo como algo muy positivo para cualquier persona porque te da alas para seguir haciendo aquello con lo que disfrutas, así que si aparece esta situación en mi vida lo que haré será exprimirla al máximo y dar lo mejor de mí mismo en todos los sentidos y especialmente en el papel.

—“Tu chaqueta ya no me abriga” son una serie de reflexiones sobre las relaciones humanas, concretamente sobre el amor de pareja. ¿Ha sufrido mucho en el amor, qué le ha llevado a exteriorizar este caudal de sentimientos?

Admito que sí, si no el resultado del libro habría sido otro. Pero no creo que haya sufrido más que otras personas, sino que lo trasmito de un modo diferente. Sospecho que tengo un grado de sensibilidad mayor y que ese duende que todos tenemos me viene a visitar a menudo para que trasmita sus pensamientos a través de mi escritura.

—¿En qué otros autores se siente reflejado, cuáles son sus obras de referencia?

Por poner algún ejemplo, Sergio Carrión y su libro “En un mundo de grises”, es un escritor con el que me siento muy identificado, de hecho me ha conseguido motivar de nuevo a escribir, a sacar el bolígrafo del cajón y volver a cárgalo de pensamientos ensangrentados en tinta.

Mathias Malzieu, escritor y cantante francés, también tiene libros como "La mecánica del corazón" que aún siendo simples llegan muy hondo, y me siento muy identificado con su prosa porque en parte y aunque de una manera muy diferente hacemos lo mismo. Sacamos la belleza de las cosas sencillas aunque esto no resulte siempre fácil.

—¿Cómo ha tomado su círculo social este descubrimiento de encontrarse un Mario Migueláñez escritor?

La mayoría podría decir que con sorpresa y positivamente, porque prácticamente nadie de mi círculo de amigos sabía que escribía, o al menos no en estos términos tan profundos.

Pienso que también es importante en cualquier nueva actividad sentirse apoyado, y en este aspecto no tengo queja alguna, al contrario.

—¿Qué opinión le merece el libro digital?

 No tengo nada en su contra pero no lo uso, soy más de sentir el papel entre las manos cuando leo.

—¿La literatura es su medicina ante la sociedad?

Escribo a forma de terapia personal aunque la sociedad esté bastante podrida. Para mí, escribir es una forma de liberación y de poner sobre la mesa sentimientos que a veces no salen de otro modo, es un encuentro conmigo y nadie más, es reflotar los sentimientos ahogados en el fondo de mi alma y reflotarlos sobre el papel. Pues eso hice, sin más adornos.

El autor: MARIO MIGUELÁÑEZ GONZÁLEZ
(Madrid, 1981)
Licenciado en Ciencias Medioambientales, especializó su carrera profesional en la gestión de residuos, dedicándose en la actualidad a la suscripción de seguros para riesgos medioambientales.

Con un amplio horizonte por delante, se inicia en esta autovía de las letras por casualidad, aunque la escritura es algo que le apasiona desde hace tiempo y que ha ido desarrollando a la largo de los años. Su obra comienza caminando tímidamente por la composición de canciones, seguida de la composición de poemas y aterrizando con la escritura de microrrelatos en prosa poética y de algunas reflexiones, en la que confiesa sentirse más cómodo y donde se mimetiza con el mundo de los sentidos.

Para el autor, escribir es liberar los sentimientos ahogados en el fondo de algún rincón del alma y reflotarlos sobre el papel, y hacia ese destino es donde nos lleva su ópera prima.


JUEVES 12 MAYO • 19:30 horas
Mario Migueláñez González presenta TU CHAQUETA YA NO ME ABRIGA
Casa del Libro. Calle de Alcalá, 96. Madrid (metro: Goya)

Entrada libre hasta completar aforo