Antonio Miguel Morales Montoro presenta en Morón La milonga del destierro y los días azules

El viernes 25 de noviembre tuvo lugar la presentación del nuevo libro de Antonio Miguel Morales Montoro, La milonga del destierro y los días azules, aparecido en Ediciones Irreverentes.
            El acto se celebró el Círculo Mercantil de Morón de la Frontera a las 21:00 horas. Se hizo una lectura dramatizada del texto parte de Teatro Almazara, con el acompañamiento al cante de José Tambora y el toque de Pepe “El Francés”. El acto contó con numeroso público a pesar de la lluviosa noche. La presentación fue conducida por Jacobo Vega, responsable de Agenda Atalaya y miembro de Almazara Teatro, contando también con Alonso Amaya, director del grupo de teatro local.
Foto publicada originalmente por Morón Información
            Antonio M. Morales, autor infatigable, ha presentado a los pocos días La milonga del destierro y los días azules, en la sede del SAT (Sindicato Andaluz de trabajadores) de Morón (viernes 9 de diciembre, 20.00 horas en el CSO Julio Vélez) y en Los Molares (domingo 11, 12.00 horas). Contó con una lectura dramatizada a cargo de Almazara Teatro y el cante de José Tambora.

            La milonga del destierro y los días azules, que ha merecido el Accésit del XI Premio El Espectáculo Teatral, y Epifanía de la marabunta, finalista en el Certamen de Dramaturgias Emergentes de LANAU se presentan en un mismo volumen, y se insertan en la Tetralogía de la Frontera junto a La ciénaga -editada también por Ediciones Irreverentes- y Nicanor y la Belladona, obra aún inédita.

            En La milonga del destierro, Antonio Miguel Morales se sitúa en la historia cercana para refl exionar sobre el drama de las personas que buscan refugio. Esta vez, la peripecia concreta del exilio de la familia Machado y la muerte del poeta en Colliure sirven al autor para dar fe de unos hechos que se repiten cruentamente. Con una dramaturgia que se construye a través del paralelismo, no es difícil que el lector se encuentre de pronto inmerso dentro de un juego de espejos, donde el Madrid asediado por las tropas de Franco en 1937 puede ser la Alepo contemporánea, y los últimos días de la familia Machado pueden reflejar los de cualquier familia siria atrapada en la frontera