Julián Ibáñez galardonado con el IV Premio de Novela Pata Negra de la Universidad de Salamanca

Un premio merecido y esperado: El escritor santanderino Julián Ibáñez se ha alzado con el IV Premio de Novela Pata Negra 2016 con su libro “Gatas salvajes” (ed. Cuadernos del Laberinto), una de las más trepidantes y adictivas novelas del género negro, llamada a convertirse en un clásico.

 

Además esta semana llega a las librerías "Canino", la nueva entrega de Bellón, un buscavidas que sobrevive a base de encargos y que centra la más reciente producción de Julián Ibáñez, que ya es considerado para los lectores como el James Ellroy español.

 

- Julián Ibáñez: Premio de Novela Pata Negra de la Universidad de Salamanca. Con "Gatas salvajes". A pesar del gran reconocimiento que su obra tiene, ¿le siguen haciendo ilusión los premios, qué suponen para usted estos galardones?

Los premios están vacíos. Claro, de vez en cuando es necesario el reconocimiento sino te sientes frustrado. Y los premios pueden ser perniciosos a una edad por debajo de los treinta. 


-Compartirá el jamón. ¿Con quién?

Necesariamente, es mucho jamón. Con los que se acerquen por casa con una botella de vino. 


-Además, es finalista para el Hammet de la Semana Negra de Gijón y para el NovelPol como mejor novela negra del 2015. ¿Logrará el triplete en la quiniela?

Entonces el vacío sería total. No me pienso jubilar hasta los 95, así que no tengo prisa.


-Llega, justamente, esta semana a las librerías de toda España el nuevo libro de la saga de Bellón: “Canino” (Cuadernos del Laberinto). ¿Qué va a encontrar el lector en esta nueva entrega?

Más Bellón. Un nuevo decorado, chica nueva (exótica, con cuerpo de jugadora rusa de tenis), nuevas situaciones (algunas bastante movidas).




-Repite editorial. ¿Se siente cómodo con Cuadernos del Laberinto? Lo cierto es que el diseño que tienen es muy atractivo y llamativo.

Sí, el diseño está muy bien. Me consultan pero no me hacen caso. En una editorial pequeña te tratan como a un ser humano, en las grandes sólo eres un número (a veces con una letra mayúscula delante).
 

-Sigue siendo un lector imparable de Raymond Chandler ¿Es su principal maestro?

Sí, sigue ahí. No envejece, el tío.
 

-¿Qué aconsejaría a los jóvenes que comienzan a escribir?

“Analiza e imita”, es lo que aconsejaba Chandler. Yo seguí el consejo. Me di cuenta de que imitar es bastante difícil, no te sale lo que quieres, sale lo tuyo.


-A los lectores de novela negra nos parece sorprendente que la novela enigma siga teniendo tanta aceptación. ¿Qué opina usted de ese género en contraposición al harboiled que usted cultiva?

Sí, la novela enigma es mucho más comercial y se escribe mucho más. Nos atrae el misterio, poderosamente, supongo que entra dentro de la condición humana conocer las causas de cualquier fenómeno.


-¿A quién dedicará este premio?

A mi hija mayor que vive en Berlín y la vuelve loca el jamón.




La presentación de "Canino" será el lunes 9 MAYO a las19:30 horas

Con la intervención de el autor, David G. Panedero y Carlos Augusto Casas
Librería los editores • C/ Gurtubay, 5 - Madrid
Entrada libre hasta completar aforo.

 

Pedro Pujante presenta su nueva novela de ciencia ficción “Los huéspedes”, en Alhama y Murcia

El escritor murciano Pedro Pujante, ganador del Premio 451 de Novela de Ciencia Ficción, presenta su nueva novela, Los huéspedes, publicada Ediciones Irreverentes, y con prólogo del político y escritor Joaquín Leguina, en Alhama y Murcia y Murcia. Los actos previsto son los siguientes:
            Miércoles 4 de mayo, a las 20,30h, en el Museo de los Baños (Alhama). Presentan Francisco Gomáriz y Pedro Pujante.
     Jueves, 5 de mayo, Biblioteca Río Segura (Cuartel de Artillería) de Murcia. El autor conversará con José Belmonte.

            Qué es “Los huéspedes”

Todo empieza con un escritor que es invitado a un simposio de "literatura secreta" en un pueblo pintoresco y fantasmal de Extremadura Llamado Higueras. Al poco de llegar a su destino, Roberto Hernández, protagonista y narrador, conoce a un estrafalario doctor que se hace llamar Faustino, cuyas intenciones no parecen fiables, y a la bella Rocío Ramos y comprenderá que el amor es una aventura cíclica e infinita que se repite a lo largo del tiempo. Todo es muy extraño, porque: ¿qué es la literatura secreta? ¿Están realmente donde creen estar? ¿Es Higueras un pueblo de Extremadura o una ficción? ¿Por qué se trató de clonar al insigne escritor Francisco Umbral? Bienvenidos a esta distopía de ficción rural, fantástica y desternillante, una novela disparatada en los límites de… ¿todo? 
            Joaquín Leguina describe así al protagonista de Los huéspedes, “Hernández es un hombre tímido, tranquilo y bebedor. Un escritor que sobrevive sin éxitos, pero que sigue trabajando en lo único que cree saber hacer: escribir. Un hombre solitario”. Y sobre el extraño pueblo extremeño, afirma Leguina “al llegar a Higueras su cansancio se va a convertir en una actividad tan insólita como trepidante, pues allí comienzan a pasar cosas inesperadas y, sobre todo, sorprendentes. En esa parte, que no le voy a destripar al lector, el autor nos meterá en un mundo en el cual el espacio y el tiempo ya no serán los mismos”.
            Afirma la web de ciencia ficción Literfan: "Pujante, al igual que el genial Borges, logra hacer de lo local universal, compartir su profundo amor por la literatura y ofrecer una visión cósmica del ser humano".

            El autor: Pedro Pujante

Es colaborador del diario La Opinión de Murcia y su suplemento literario Libros, del blog La tormenta en un vaso, Revista de Letras y Culturamas, entre otros. Diplomado en Magisterio y Master en Literatura Comparada Europea por la Universidad de Murcia. Compagina la docencia con la escritura.

Ha publicado los libros de relatos Espejos y otras orillas, Déjà-vu (Premio Latin Heritage Foundation) e Hijos de un dios extraño; y las novelas El absurdo fin de la realidad (Premio Irreverentes 451 de Ciencia Ficción) y Los huéspedes, ambas en Ediciones Irreverentes. Ha sido galardonado con distintos premios por su obra. 

            Afirma Pedro Pujante sobre su obra

            Sobre paralelismos y diferencias  con El absurdo fin de la realidad “Cuando acabas un libro te apetece escribir algo diferente, no quieres aburrirte ni aburrir al lector con más de lo mismo. Así que en esta historia he trazado un argumento más descabellado si cabe que en mi anterior novela, y mucho más imprevisible, pero ambas novelas comparten el tono, la ironía y el intento de escapar de solemnidades a través de un juego literario novedoso. Una de las reglas que me impuse en esta novela fue ser más directo, evitar las meditaciones literarias y circunloquios del narrador y ceñirme más a la peripecia, a la trama, a la aventura. De hecho, creo que es la novela más trepidante y huidiza que he escrito”.
            Pedro Pujante reconoce influencias literarias: Cada cierto tiempo mis dioses varían, salvo excepciones. Tengo un canon portátil en el que siempre está Vila-Matas, César Aira, Umbral, Mario Bellatin, las obras de teatro de Beckett, Borges, Gómez de la Serna, Cortázar, Shakespeare, Mario Levrero...  Pero trato de hacer un trabajo que tenga mi sello. De autores de ciencia ficción, me han influido Bradbury, K. Dick y Stanislav Lem. ”.

            Y medita sobre la proliferación y la calidad de los autores murcianos: “¿De verdad somos tantos escritores en Murcia? Lo que sí he comprobado es que en los últimos años publican una gran cantidad de escritores murcianos (¿Generación Morcilla?) de gran calidad. No voy a nombrar a nadie porque la lista en muy larga y seguro que me dejo a muchos sin incluir. Lo importante no es que se escriba mucho, sino que lo que se publica sea de calidad. Y creo que el listón en Murcia está muy alto. Los lectores, las editoriales de prestigio y los premios a nivel nacional lo dicen todo”.

LAS MONTAÑAS AZULES, de Begoña Ruiz Hernández




LAS MONTAÑAS AZULES (Cuadernos del Laberinto. Madrid, 2016) es una novela que nos traslada a épocas no demasiado lejanas de nuestra historia española, épocas en las que lo medieval, lo supersticioso, el caciquismo y el más absoluto sometimiento de la mujer se daban cita por doquier, muy principalmente en el mundo rural.
BEGOÑA RUIZ, su autora, nos lleva con mano maestra a situaciones y vivencias que estuvieron ancladas entre nosotros durante siglos. Nos narra las ilusiones de una joven a la que, por su condición femenina, se le niega el acceso al estudio. Y nos introduce en el día a día de una España dura e injusta que muchos se empeñaron en que no cambiase jamás. Si cambió, fue gracias al esfuerzo de unos pocos valientes que se atrevieron a romper egoísmos y tabúes. Por la trama de la novela pasan dos filólogos alemanes que, asombrados de lo que aquí ven, lo quieren retener en su cámara fotográfica y en las notas minuciosas que toman para que las generaciones venideras supiésemos de qué raíces procedemos.
Hemos tenido ocasión de charlar con la autora sobre el proceso de creación y todo lo que ha rodeado la aparición de esta novela, que en tan sólo 1 mes ha llegado a asu segunda edición.




-Su primera novela “Las montañas azules” ha llegado a la segunda edición en menos de 1 mes ¿Qué supone para usted este éxito y el encuentro con el lector? 
Es algo totalmente sorprendente. En realidad  este éxito se lo debo a mi hermana, mi familia y mis buenos amigos  que después de leer la novela han escrito críticas estupendas y se la han recomendado a sus contactos. Además, muchos creen que es un libro que los jóvenes deben leer para que se den cuenta de las dificultades por las que han pasado las mujeres que quisieron estudiar y sepan apreciar lo que tienen ahora.
 -¿Qué encuentra el lector tras un título tan simbolista como “Las montañas azules”? 
 Las montañas en la lejanía son azules y al mismo tiempo representan un ideal donde la protagonista, Dioni, quiere ir; expresan sus sueños de libertad. Los sueños  a veces parecen lejanos pero son tan bellos que se hace cualquier cosa por llegar hasta allí.
 -La novela nos sitúa en un pasado cruel y real que, sobre todo las mujeres, tuvieron que sufrir. Precisamente el libro está dedicado a su madre que padeció esta situación. 
Sí se lo dediqué a ella porque muchas veces me contó que el maestro aconsejó a su padre que la llevara a estudiar porque era una chica muy lista y merecía la pena, pero mi abuelo respondió que él estaba viudo y le tenía que cuidar a él.  Normalmente en esos años las mujeres no estudiaban y mucho menos las que vivían en pueblos, hijas de labradores. Entonces sólo accedían al Bachiller las hijas de médicos, maestros… porque contaban con el apoyo de los padres, si la familia se oponía lo tenían muy difícil. Sin embargo, mi madre, aunque no pudo estudiar, me transmitió el amor por los libros.
 -Próximamente la encontraremos en la Feria del Libro de Madrid firmando “Las montañas azules”. ¿Qué suelen comentarle los lectores? 
Me comentan muchísimas cosas:

Las mujeres que tienen alrededor de 60 años me confirman que no estaba bien visto que una mujer estudiara, una señora me  confesó que  quería ser enfermera  pero por no discutir con sus padres hizo corte y confección que era lo aconsejable para una chica. También reviven costumbres machistas que les ha tocado sufrir. Otros me hablan de su infancia en el pueblo  y recuerdan esas palabras tan típicas del mundo rural e incluso  me comparan con Delibes, lo cual es un orgullo.
Por otro lado, hay gente que se extraña de que unos alemanes vinieran a pueblos remotos en busca de palabras que estaban en extinción, y se creen que me lo he inventado, pero curiosamente este dato está basado en la realidad, pues en 1932 vino un filólogo que se llamaba Albert Klemm a hacer un trabajo de campo para su tesis. Sobre esta tesis, hace unos años se escribió un libro titulado “Así éramos” Donde Pedro Tomé, Pilar García Mouton, (colaboradora de RNE con la sección de “palabras moribundas”), escribieron ensayos muy interesantes, éstos  llegaron a mis manos y me sirvieron para perfilar la personalidad de los alemanes de mi novela.
Los lectores han compartido tantas cosas conmigo que casi me han dado material para otro libro.

 -Si pudiese cambiar algo gracias a su novela, qué la gustaría que fuese.  
Ojalá  contribuyera a la igualdad entre hombres y mujeres, pero  sobre todo me gustaría que ayudara para  que las jóvenes se den cuenta de que la educación, a la que hoy día en España se puede acceder sin problemas, es una victoria  que deben a sus abuelas que aunque no pudieran estudiar, aportaron su granito de arena para que sus hijas y sus nietas lo hicieran. La educación femenina es un logro relativamente reciente y no lo debemos olvidar.
 -¿Cuáles son sus escritores de referencia?  
Más que escritores son obras, por  ejemplo Cumbres Borrascosas de Emily Bronte, Rojo y Negro de Stendhal, El Amor y otros demonios de García Márquez, Como Agua para Chocolate de Laura Esquivel y el Romancero Gitano de Lorca… entre otros muchos.
-¿Qué consejos daría a los jóvenes que comienzan a escribir?  
Que lean y relean los libros que les lleguen al alma,  que escriban sin corregir, sólo por gusto, ya habrá tiempo de hacer cambios. Hay que deleitarse en el placer de  la escritura.
 -¿Cómo valora el mundo cultural de la España actual?  
Bastante mejor que en el pasado, aunque hay tantos entretenimientos con las redes sociales que no tenemos tiempo para todo,  y a veces los libros, lamentablemente, quedan en un segundo o último lugar.  Sin embargo,  yo creo que  se deberían fomentar más los clubs de lectura o escritura para que la gente comparta esa afición y no se sientan solos cuando leen o escriben, que quizás es la única desventaja de los libros frente a las redes sociales.


Más información:
http://www.cuadernosdelaberinto.com/Narrativa/montanas_azules.html
Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO. Coleccción ANAQUEL DE NARRATIVA, nº 12
286 páginas • I.S.B.N: 978-84-944752-4-5 • 18€



Begoña Ruiz Hernández
Nació en El Losar del Barco (Ávila). Se licenció en Filología Inglesa por la Universidad de Salamanca. Actualmente es profesora de inglés en un instituto de educación secundaria.Obtuvo el Primer premio del XIII Certamen Internacional de Cuentos Dr. Luis Estrada, convocado por Medicus Mundi de Asturias con el relato La noche lejana en 2013. Publicó La Caravana de las virtudes en el libro Cuentos desde la diversidad. Es colaboradora de Diario de Ávila con la columna Reloj de Arena.

“La leyenda del enmascarado”, de Montserrat Suáñez, ganadora del IV Premio Alexandre Dumas de Novela Histórica, elegida entre 136 novelas provenientes de 19 países

La obra “La leyenda del enmascarado” de la escritora gijonesa Montserrat Suáñez ha resultado ganadora del IV Premio Alexandre Dumas de Novela Histórica, elegida entre 136 novelas provenientes de 19 países.

Las obras finalistas han sido:
- La puerta de la traición, de Salvador Vaquero
- Las cerezas de Quinto Sertorio, de Carlos Oliván

La obra ganadora:
La leyenda del enmascarado”: A comienzos del S. XIII, viejos conflictos familiares y el amor a una misma mujer impulsan a Robert de Montfort a acusar falsamente a su rival de practicar la herejía de los cátaros. Torturado y sometido a proceso, Raymond escapa cuando está a punto de morir en la hoguera. Vivimos con él un recorrido por Occitania, Francia y Castilla en busca del lado más tenebroso de la Edad Media junto al más romántico y evocador: los torneos, los procesos inquisitoriales, aquelarres, batallas, raptos, ritos de caballería, crímenes y maldiciones, cruzados, trovadores y señores feudales; la historia de un hombre dispuesto a todo con tal de lograr sus fines. En el Languedoc nace el amor cortés, es tierra de juglares y trovadores, del florecimiento de la poesía, es la patria de la herejía cátara. Es una tierra condenada a la guerra y la destrucción.

La autora:
Montserrat Suáñez
Nacida en Gijón, estudió Derecho en la Universidad de Oviedo.
Fruto de su inclinación por la historia son dos blogs, uno de los cuales está íntegramente dedicado al reinado de Luis XIV y lleva por título Cierto sabor a veneno. El otro, De reyes, dioses y héroes, aborda temas históricos con carácter general. Ha publicado La corte del diablo (Ediciones Áltera, 2015), una novela histórica ambientada en la Francia de Catalina de Médicis y los últimos Valois. Ha participado en diversas antologías.

Períodos históricos.
Las tres obras seleccionadas por el jurado se han centrado en tres períodos y espacios distintos. Si bien la obra ganadora se centra en el actual sur de Francia, en el S.XIII, las obras finalistas se centran, en el caso de Las cerezas de Quinto Sertorio, en la península Ibérica en el S.I antes de Nuestra Era, en la conquista romana, y La puerta de la traición en Portugal, en el S.XVII, en la Guerra de Restauración.

Los 19 países de origen de las 136 obras recibidas al premio:
84 novelas de España
12 de Argentina
10 de México
5 de Cuba
4 de Chile
3 de Colombia, Uruguay,
2 de Perú, El Salvador, Venezuela,
1 de Alemania, Ecuador, Suiza, Honduras, Portugal, Estados Unidos, Puerto Rico, Guatemala y Francia

La obra ganadora sertá publicada en la Colección de Narrativa de M.A.R. Editor http://www.mareditor.com/Narrativa.html

Pandemonio, de Jesús García Sevilla, en librería Los Editores, de Madrid

M.A.R. Editor y Librería Los Editores tienen el gusto de invitarle a la presentación de Pandemonio, de Jesús García Sevilla, en la librería Los Editores (Madrid), C. Gurtubay, 5, (barrio de Salamanca) el jueves, 21 de abril, a las 19:30h. Presenta junto al autor el escritor Miguel Ángel de Rus.

Una novela sobre el conflicto palestino-israelí

El descubrimiento azaroso de una fotografía de una calle de Jerusalén desencadenó, tras una contemplación repetida, obsesiva, la escritura de cien crónicas callejeras alrededor de la malsana relación de vecindad entre palestinos y judíos, parientes lejanos mal avenidos, cuyo elemento bíblico desencadenante fue la pasión del odio
Con personajes variopintos (Yavé/Alá, judíos y árabes de tiempos remotos, judíos y palestinos actuales, algún que otro cristiano, otra gente interesante) la obra quedó en un cajón y trece años después se dejó que el azar de los números primos seleccionara el material quedando reducido a veinticinco episodios, ya que son veinticinco los números primos del primer centenar. El resultado es este Pandemonio, una obra de gran literatura con un marcado tono tragicómico lleno de ironía. A poco de empezar con las crónicas de esa calle de Jerusalén, Alonso Quijano y Sancho irrumpen en la escritura, sin el beneplácito del narrador, para finalmente acompañarle (rememorando con menos poesía lo que Virgilio hiciera con Dante) en su particular Pandemonio. En este contexto, Pandemonio también podría ser una lectura parcial del Quijote. Otros personajes, judíos y palestinos, se emparejan mientras van desgranando verdades y mentiras sobre el odio, el desamor, el miedo, la guerra santa, la inmolación, el dinero, el transcurrir del tiempo, las señales del hijodios y también las del hijoputa, y sobre otras pasiones humanas. El último episodio, que lleva el número primo noventa y siete, contiene, amén del desenlace final, reflexiones del narrador sobre la extravagante arrogancia que supone el ponerse a escribir historias de ficción.
Pandemonio es una antinovela o metanovela que reflexiona sobre una humanidad y el modo de contar la vida, es divertida y risible y a la vez seria y llorosa, con un pie en la ficción y el otro en la realidad.

El autor: Jesús García Sevilla
Médico y Catedrático de Farmacología en la Universidad de las Islas Baleares. Su actividad investigadora en Neurociencia también se ha desarrollado en la Universidad Autónoma de Barcelona, Universidad de Göteborg, Synthélabo Recherche (Francia), Universidad de Michigan (EEUU), Universidad del País Vasco y Universidad de Ginebra (Suiza, 1998-2003). Ha publicado numerosos artículos de investigación básica y clínica. Su interés se centra en los mecanismos neurobiológicos de los trastornos psiquiátricos funcionales. Ha publicado las novelas Los sexos de Mabel y Camino del silencio, antes de estrenarse en M.A.R. Editor con Pandemonio.

Declaraciones del autor
Sobre el origen de la novela “Pandemonio tiene como excusa hablar del odio y de sus efectos malsanos entre los hijos de Judá y los árabes de antaño, y entre los judíos y los palestinos actuales en el eterno conflicto Israelí-Palestino. Pero, claro, hay mucho más que eso porque mi intención también era, sobre todo, hablar de literatura. Las tres novelas tienen elementos comunes destacando las relaciones de poder entre personas o grupos. Con Pandemonio he podido encuadrar una 'trinidad literaria', trilogía ginebrina la llamo yo ahora, sobre los avatares vitales del homo sapiensen este mundo, escribiendo sobre una mujer que vive y trabaja en Ginebra, sobre un hombre ya jubilado que malvive con su depresión y muere en México, y sobre una humanidad en este Pandemonio representada por palestinos y judíos que disputan y se matan con muchas ganas y fruición como siempre han hecho los humanos. En Los sexos de Mabel subyacen las relaciones de poder, el tira y afloja, entre la bilbaína Mabel Irigaray y otros personajes de su entorno en los dominios familiar, sexual y laboral. En Camino del silencio se desarrolla un duelo dialéctico a muerte entre el médico mexicano José Santaella y la Trinidad cristina que finaliza en suicidio. En Pandemonio las relaciones de poder entre las parejas Yavé y Alá, Isaac e Ismael, Alonso Quijano y Sancho, Quijano y el narrador, y entre otros muchos personajes emparejados con mejor o peor fortuna son la base de las narraciones que fueron seleccionadas de un centenar por el azar de los números primos”.
Sobre el origen del odio en nuestro cerebro, afirma “Pues creo que ronda por ahí y que aflora en las partes más nobles del cerebro. Hay estudios de neuroimagen, con resonancia magnética funcional y flujo sanguíneo, que han analizado la activación cerebral tras provocar un sentimiento de odio en seres humanos. Cuando un sujeto mira fotos de una persona odiada se puede cuantificar un aumento de actividad en la corteza cerebral y concretamente en el cortex premotor que podría predisponernos para una acción violenta. Esta zona del cerebro no se activa cuando el sujeto mira fotos de una persona amada, lo cual debería tranquilizarnos. El caso del odio, su correlato neural, está más claro y es como si la activación de las neuronas del cortex premotor nos preparara para el ataque frente a la persona odiada. La mirada del personaje judío que se muestra en la foto de Pandemonio va en este sentido”.

Reportaje fotográfico de la presentación de "Mujeres en la historia (3) La ilustración", según Paco Manzano

 Reportaje fotográfico de ©  Paco Manzano



De izquierda a derecha: Carmen Pita, Ana Gefaell, Montserrat Suáñez, Charo Martínez, Carmen Martí Fabra, Sara Sánchez Rivas Vizcondesa de Saint Luc, Elena Marqués, Rosi Serrano, Natalia González de León, María Luisa de León, Carmen Martagón, Pilar Escamilla y Teresa Iturriaga osa.
Natalia González de León al piano


Mesa presidencial con Sara Sánchez Rivas Vizcondesa de Saint Luc, Montserrat Suáñez, Carmen Pita, Ana Gefaell y Pilar Escamilla.


María Luisa de León


Carmen Martí Fabra


Charo Martínez


Rosi Serrano


 Vera Kukharava


Miguel Ángel de Rus

*****

Otras fotos

Teresa Iturriaga Osa y Vera Kukharava


Teresa Iturriaga Osa y Miguel Ángel de Rus 


Miguel Ángel de Rus atendiendo a los invitados