CIUDADANOS Y POPULARES INSULTAN A MÉXICO EN EL CONSISTORIO DE MADRID

Hace unos años, cuando aún existía la lacra terrorista de ETA, se solía decir con gran acierto que ante el terrorismo no podía existir la equidistancia. No se podía tratar de igual manera a un gobierno electo por el pueblo y a un grupo de asesinos que defendían sus ideas matando a inocentes, Se decía  que había que condenar el terrorismo  de manera firme y aquellos partidos que no lo hicieron fueron justamente ilegalizados.
 Ayer tuvo lugar, en el consistorio de Madrid, la votación de una iniciativa de Ahora Madrid en contra de la política migratoria de Donald Trump y, particularmente, contra el muro que erigirá en los próximos años. La iniciativa fue aprobada con los votos de Ahora Madrid y el PSOE, así como con el valiente voto del edil José Luis Moreno que contravino las órdenes de su jefa de filas Esperanza Aguirre. Ninguno de los ediles de Ciudadanos desobedeció a Begoña Villacís.  Al igual que en el caso antes mencionado, no se puede mantener una postura neutral ante las políticas migratorias del sr. Trump. Con esta decisión ambos grupos, PP y C’s apoyaron de facto al presidente Trump en su decisión de hacer un muro a lo largo de la frontera mexicano-estadounidense y su aún más desquiciada idea de cobrarle las obras a México. Ante un salvaje que amenaza con invadir a su vecino sólo porque puede, que cuelga abruptamente su conversación con el primer ministro de un país aliado con el que siempre han mantenido buenas relaciones sólo porque éste le ha recordado la promesa de su antecesor de acoger a 1250 refugiados que se encuentran en Australia. Ante, en definitiva, un ser que hace gala de su fascismo, racismo y machismo no caben medias tintas. Con su decisión, los ediles  del PP y de Ciudadanos, excepción hecha del justo José Luis Moreno,  han insultado a 120 millones de mexicanos.