Martes, 11 de junio, M.A.R. Editor en la Semana Negra de Gijón, con la mejor novela negra


M.A.R. Editor presenta en la Semana Negra de Gijón, mañana, martes, 11 de junio, la novela negra del Momento Ya no quedan junglas adonde regresar, de Carlos Augusto Casas, una obra excepcional sobre la venganza que ha conmovido a los escritores más importantes del ámbito español. Uno de los actos centrales de la Semana Negra de Gijón 2017 será la presentación en la carpa central de la feria, la Carpa del Encuentro, del libro de Carlos Augusto Casas Ya no quedan junglas adonde regresar. Será presentado el día 11 de julio, a las 21 h por el escritor, comisario jefe de la Policía Local de Gijón y licenciado en Filosofía, Ciencias Políticas y Ciencias de la Educación, Alejandro M. Gallo.
Carlos Augusto Casas dará una rueda de prensa por la mañana, a las 11h, en el hotel Don Manuel de Gijón.
Luis Alberto de Cuenca afirmó en RNE que Ya no quedan junglas adonde regresar “es la mejor novela negra del año”.
El escritor Julián Ibáñez destaca “unos giros del argumento que hacen que el lector se olvide de comer, cenar y arropar a la parienta, o pariente, hasta que, babeante, llega al final”.
Para el escritor Claudio Cerdán “Hay novelas que corren el riesgo de pasar desapercibidas pese a su calidad, pequeñas joyas que quedan sepultadas por una avalancha de libros olvidables. Ya no quedan junglas adonde regresar, de Carlos Augusto Casas (VI Premio Wilkie Collins, M.A.R. Editores, 2017) es uno de esos diamantes en bruto que le da al género negro una bocanada de aire fresco entre tanto libro clónico, saga familiar tormentosa y asesino en serie nórdico. Hace tiempo que vengo repitiendo la misma cantinela: las editoriales pequeñas son las que más se arriesgan con sus lanzamientos”.
Así explica Carlos Augusto Casas el origen de su novela: “Trabajé durante un tiempo en la Gran Vía y eso me obligaba a pasar diariamente por la calle Montera. Como periodista de investigación había realizado varios reportajes sobre la prostitución en esta calle de Madrid. Pero, al verlo todos los días, lo que más me sobrecogía era la indiferencia de las miles y miles de personas que pasan por allí. Incluido yo. La calle Montera es la frontera entre dos mundos, donde se mezclan aquellos a los que en el juego de la vida, al arrojar la moneda al aire les salió cara; y a los que les toco la cruz. Otro fenómeno que también se puede apreciar en Montera es la tipología de los clientes de las prostitutas. En su gran mayoría se trata de hombres de una edad comprendida entre los 60 y los 80 años que lo único que buscan es alejarse de su soledad. Pagan por poder hablar con una mujer, por ser escuchados, por volver a sentirse vivos. Dejar de ser, aunque sea por una hora, un montón de recuerdos encerrados en un cuerpo que se deteriora mientras espera a la muerte frente al televisor. De todo esto nació la novela”.
*****
Mañana, M.A.R. Editor presenta a las 18,30h, en el Espacio A Quemarropa, M.A.R. Editor presentará tres novedades de novela negra y policíaca: El delantero centro se niega a jugar, de Salvador Robles Miras; Deliciosamente mortal, de Germán Díez Barrio, y Daños colaterales, de Teresa Galeote. El acto será presentado por el escritor Miguel Ángel de Rus.
La obra de Salvador Robles Miras es el final de una trilogía sobre la corrupción en la España actual, en la que se ha tocado la corrupción en los medios de comunicación (La exclusiva del asesino), la política (Troya en las urnas) y el deporte de élite. Un éxito que ha llegado al autor a recorrer toda España con presentaciones de su libro y a la celebración en el próximo otoño sobre diversas mesas redondas sobre su protagonista, el inspector Telmo Corrales.
La obra de Germán Díez Barrio es un díptico junto a la novela A fuego lento, una atrevida propuesta de novela detectivesca en el Valladolid actual, en el que en medio de una ciudad tranquila vamos conociendo delitos que muchas veces son olvidados; recorremos con el autor mesones, bares, prostíbulos, el Valladolid más canalla, y compartimos su gusto por la buena comida y la mejor bebida.


Teresa Galeote hace una atrevida apuesta en la que se une el género negro con la guerra y los grandes intereses económicos. Con un bagaje político en la izquierda comunista, Teresa Galeote no duda en denunciar las alcantarillas de la sociedad en una novela directa a las entrañas. Anteriormente había unido novela negra y guerra en su obra Más allá de las ruinas.