Carlos IV y Fernando VII fueron unos personajes lamentabilísimos, de lo más negado que ha tenido la historia de España


Pregunta: Germán Díez, que ya ha publicado 3 novelas en M.A.R Editor, nos sorprende ahora con este premio Alexandre Dumas, ¿cómo te surgió la primera idea para empezar a escribir la novela?
Respuesta: La idea de ¡Los reyes nos han vendido! partió del cuadro de Goya Los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío, en concreto del Hombre de la camisa blanca que está a punto de ser fusilado. El cuadro me impresionó tanto que saqué de él al hombre de la camisa blanca y le convertí en protagonista de mi novela, le rescaté para darle vida, los días 2 y 3 de mayo de 1808, y convertirle en un madrileño más en su oposición contra los franceses. Es un héroe anónimo, que es lo que yo quiero destacar en mi novela, los héroes anónimos que hacen la historia.
P: ¿Cómo has estructurado la trama de la novela?
R.: ¡Los reyes nos han vendido! es una novela sobre la Guerra de la Independencia y la he estructurado en tres partes, que abarcan todo el conflicto bélico: la primera desde el tratado de Fonteneblleau hasta el levantamiento  de los madrileños contra los franceses, la segunda, el 2 y el 3 de mayo, y la tercera la rebelión del resto de España.
P: A simple vista es un relato donde aflora el heroísmo, la valentía y también la desolación.
R: En efecto. Sin embargo en las páginas de la novela se deslizan diálogos cargados de ironía y humor, dentro de la tristeza y desolación que los protagonistas (El hombre de la camisa blanca y El cojo de la Puerta del Sol) están viviendo en esos momentos.
P: ¿Cómo tratas la participación de los castellanos-leoneses y en concreto de los vallisoletanos en la guerra contra Napoleón?
R: La participación empieza el 31 de mayo de 1808 con la concentración en las calles y plazas de Valladolid de una muchedumbre de paisanos y soldados al grito de ¡Viva Fernando VII! Frente a la casa consistorial exigieron la entrega de armas para combatir al invasor. El levantamiento se produjo al día siguiente comandado por el general Gregorio García de la Cuesta. Hechos importantes fueron el 14 de julio en la batalla de Moclín en Rioseco los franceses derrotaron a las tropas de Castilla y Galicia  y decisivo el 22 de julio de 1812 cuando se produjo una importante victoria española en la Batalla de los Arapiles (Salamanca).
P: Los Borbones, Carlos IV y Fernando VII quedan fatal en tu novela, no por tus opiniones, sino por los hechos
R: Carlos IV y Fernando VII fueron unos personajes lamentabilísimos, de lo más negado que ha tenido la historia de España, unos totales inútiles que permitieron la invasión de Napoleón, por culpa de ellos Madrid vivió el 2 y 3 de mayo de 1808 los días más aciagos", pero no sólo Madrid, toda España sufrió la muerte y la destrucción por su culpa. De mi libro se desprende que es una tristeza para un país no tener a nadie en quien creer.
P: ¿Qué papel desempeñan los guerrilleros en la lucha contra el ejército francés?
R: Un papel destacado. Influyeron mucho en la derrota definitiva de los franceses, nuestros guerrilleros, encabezados por El Empecinado (Castrillo de Duero), el Cura Merino (Villoviado, Burgos), Julián Sánchez <>, entre otros. Napoleón era buen estratega, pero no sabía combatir las escaramuzas y las guerrillas, desconocía por qué lado y en qué momento iba a ser sorprendido su ejército.
P: ¿Cuál crees que es tu aportación más decisiva en la novela?
R: Sin duda la unión entre pintura y literatura, los cuadros de Goya sobre los desastres de la guerra me han aportado mucha riqueza en la creación. Escribir una novela histórica implica una amplia documentación, investigar mucho para escribir poco. Si yo pongo en la novela que los ricos bebían vino de Arganda, considerado como divino, es porque me he vino documentado. ¿Qué bebían los pobres y los borrachines? Vino aloquete resultante de la mezcla  de uvas blancas y tintas. Era un vino cabezón.  He pretendido con mi novela destacar la importancia histórica de los héroes anónimos, los héroes callados que hacen la historia, aunque no aparezcan en los libros.
P: ¿Qué te ha aportado el premio de novela Alexandre Dumas?

R: Aparte de ser un acicate, un estímulo, de animarme a seguir escribiendo, me ha aportado difusión, mucha difusión en la prensa, en las emisoras de radio, en las redes sociales... No es lo mismo ganar el Tour, que quedar el 2º o el 3º, aunque suban al podium. El trabajo de selección de obras y de difusión de M.A.R. Editor es extraordinario y sus premios tienen una gran respetabilidad.

Fotografía, presentación del libro en Urueña.
Todo sobre el libro en la web de M.A.R. Editor