Presentación de "Novelas reunidas", de Miguel Ángel de Rus, en Alcalá de Henares

M.A.R. Editor ha celebrado la presentación de Novelas reunidas, de Miguel Ángel de Rus, en la libreria Diógenes de Alcalá de Henares, siendo las presentadoras las escritoras Teresa Galeote y Mariaje López.
Reportaje fotográfico del acto a cargo de Vera Kukharava.





Entrevista a David G. Díaz, por Osveta (Ediciones Irreverentes)


P.- ¿Osveta, publicada por Ediciones Irreverentes, es una novela negra, de terror, un thriller?
R.- Es, ante todo, una historia. Una historia de cómo la desesperación puede hacer que cada uno de nosotros, habitualmente tan serenos, podamos perder la razón hasta el punto de pergeñar un plan en verdad malvado, el cual desde un punto de vista externo nos parecería ominoso. Mi intención en "Osveta" es llevar el suspense hasta el final, que el lector de adentre en la lectura y quiera saber de qué manera terminará toda esa locura. En cualquier caso, si hubiera que encasillarlo en algún género, creo que el de thriller le podría ir bien, aunque los amantes del terror tendrán su dosis de oscuridad.

P.- ¿Se puede hablar de novela centrada en la violencia contra la mujer?
R.- En realidad, yo lo centraría más en una lucha interna contra los sentimientos enfrentados. Está claro que hay una voluntad de violencia, de dañar lo que ha producido dolor, y todas las frustraciones del agresor cobran forma en María, la cual es solo una persona corriente, como cualquiera de nosotros, que se acaba convirtiendo en objetivo y obsesión.

P.- El destino de los personajes, siendo de orígenes muy distintos, se entrecruza fatalmente.
R.- Como a menudo en la vida misma. Aquello de "pagar justos por pecadores" está a la orden del día. En realidad, no sabemos dónde ni en manos de quién está nuestro destino. Cualquier desconocido que pase a nuestro lado al caminar por la calle puede convertirse en pieza fundamental de nuestras vidas. En el caso de la novela, solo la casualidad y el caprichoso sino logran que tres extraños acaben envueltos en una trama. Relaciones por lo general efímeras como empleado-cliente o la existente entre vecinos pueden desembocar en desenlaces de lo más inesperados.

P.- ¿Podría haberse planteado una novela mucho más larga con esta historia pero preferiste ir a una obra breve e impactante?
R.- Preferí la brevedad, algo más corto y digerible, sin alargar demasiado los hechos. Al transcurrir la acción en una sola madrugada me resultó más conveniente ir a una narración de menor longitud, ambientando la acción para que el lector se sumerja y quede atrapado pero sin prodigarme en largas descripciones. Además, mi procedencia del relato breve contribuyó a tomar esta decisión.

P.- Estilísticamente, ¿en tu obra hay influencias de otros autores?
R.- Lo cierto es que siempre he sido un gran admirador de Poe, y supongo que algo de eso se pega... En realidad la literatura clásica me ha influido mucho siempre, y resulta palmario que en "Osveta" están presentes ciertos matices barrocos de otros tiempos.

P.- Eres de Santander. Eso a veces supone un handicap añadido a la hora de luchar por hacerse un hueco en el mundo literario. ¿Crees que hace falta conciencia de cercanía en tu tierra y de apoco al autor local?
R.- Es posible. Santander es una ciudad pequeña, y aunque tenemos varias librerías de mucha calidad, nos falta un entramado editorial como el que pueden tener ciudades de gran tamaño y población como Madrid o Barcelona. No es que no haya forma de publicar, pero siempre hay menos opciones y es, por lo tanto, más difícil.

P- ¿Es tu novela sombría, encapotada, como una tarde de otoño en Cantabria?

R.- Como una tarde de invierno... Lluviosa... Ventosa... Tormentosa... (Podría seguir de manera indefinida, así que será mejor que pare a tiempo).

Toda la información en http://www.edicionesirreverentes.com/narrativa/OSVETA.htm 
COMPRAR EL LIBRO

Meses, días y (abrasadoras) horas



Por Pepe Aracil Sáez


La colección Anaquel de Poesía, la de más larga trayectoria de los madrileños Cuadernos del Laberinto, se ha convertido con sus más de 60 números en un estupendo escaparate de la poesía que se hace ahora mismo en nuestro país. Tras una imagen más o menos unitaria e identificable (esas portadas tan coloridas y misteriosas, ese tamaño de fuente tan de agradecer) encontramos una gran variedad en cuanto a formas y fondo. Diferentes tradiciones y estilos, si es que se puede hablar de estilo todavía, conviven de manera armoniosa en esta colección.


De dos de sus últimas entregas, la 62 y 63, vamos a ocuparnos a continuación. Se trata de dos poemarios muy alejados entre sí pero que precisamente por eso podemos, y queremos, leer como complementarios. Las autoras coinciden en el nombre, Pilar, y en poco más. La una, Pilar Pastor, autora de Doce meses y un día, es periodista y profesora y vive en Trento. La otra, Pilar Mata Soriano, que ha escrito Abrasadoras horas, es dramaturga y directora escénica y vive en París. Para ambas, si no me equivoco, este es su primer libro, más allá de colaboraciones en revistas y antologías.


Los poemas de ambas son cortos, muy cortos en el caso de Pilar Pastor, y en ellos el tiempo aparece como factor fundamental al que volver una y otra vez. Pero el concepto y la manera de acercarse a él es muy diferente para cada una de ellas. Si Pilar Pastor habla del Tiempo con mayúsculas, del tiempo cíclico y externo a nosotros (los meses, las estaciones, los años…), Pilar Mata nos habla del hoy, del presente, de la inmediatez abrasadora de las horas que nos anuncia en el propio título.




La de Pilar Pastor es una poesía más contemplativa, que habla de la naturaleza (cielo, nieve, viento, pájaros…) desde una perspectiva -y que no se entienda mal la expresión- intelectual, culta, plagada de citas y referencias literarias (Zambrano, Valente, Cortázar, Quevedo, la Biblia). Es una poesía que parece escrita no al aire libre pero sí desde un escritorio de madera pegado a la ventana de una amplia y algo vieja casa de campo. Son poemas que tienen la intensidad que solo da la sencillez extrema. Parecen escritos en esa hora fresca en que empieza a amanecer, tras un sueño profundo y reparador. Como en los haikus japoneses, la autora desaparece y se convierte en observadora, haciéndose (y haciéndonos) uno con el paisaje.




En los poemas de Pilar Mata Solano por el contrario encontramos áticos, cigarrillos, neones… al contrario que la de Pastor, es una poesía totalmente urbana. Pero no son poemas escritos a pie de calle sino, igual que su compañera, desde otra ventana, solo que en este caso desde la ventana de un ático en una gran ciudad. Sus poemas también parecen haber sido gestados al amanecer, en ese momento en que se detienen los relojes y todo es posible. Pero en este caso es un amanecer en el que la autora (y nosotros con ella, ya que nos convierte no en observadores sino en protagonistas) regresa a casa tras una noche llena de experiencias, encuentros y desencantos.


Estos dos poemarios -Doce meses y un día y Abrasadoras horas- son dos libros, en fin, muy distintos entre sí pero cuya lectura seguida, incluso intercalada, recomendamos, ya que nos va a proporcionar, con toda seguridad, sentimientos y sensaciones intensas y muy variadas. Y eso, en definitiva, es lo que siempre pedimos a la literatura.


PILAR PASTOR: Nació en Astorga (León), pero vivió en Madrid desde los nueve años. Es periodista y ha trabajado en RNE y RTVE. Es, asimismo, doctora en lingüística aplicada a la enseñanza de la lengua por la Universidad Antonio de Nebrija de Madrid y actualmente vive en Italia donde trabaja como profesora en la Universidad degli Studi di Trento.
En prensa escrita ha formado parte del equipo de redacción de varias revistas y ha sido jefe de producción de Arena Internacional del Arte y redactora jefe de la revista Diseño Interior. Ha colaborado con diversas publicaciones periodísticas y sigue colaborando con la revista Claves de la Razón Práctica. Ha sido responsable de la página de reseña de libros de la revista Dunia.
Como poeta ha escrito desde su juventud y ha publicado en la revista Amén, en las antologías Enésima hoja (2012), Bajo la estrella, el viento (2016) y Me gusta la Navidad (2016.


PILAR MATA SOLANO: Nació en Aragón, en la villa de Binéfar (Huesca), un sábado 12 de octubre sobre la dos de la tarde. Se matriculó en periodismo en la Universidad de Bellaterra, pero se licencia en la Escuela Superior de Arte de Dramático de Barcelona (ESAC). Vivió la movida bajo el nombre de Nadja y reside en París.
Dramaturga, directora escénica, escritora y poeta. Ganadora del IV Premio Incontinentes de Literatura Erótica con abeXedario. Ha publicado en versión bilingüe Reflexiones presentada en francés en la Cartoucherie de Vincennes, París. Ha participado en las antologías Enesima hoja, Atlas Poetico, Amor, Cien relatos geniales, Mujeres en la historia y Tras las huellas de Arsenio Lupin. En la actualidad colabora en El Cafe Latino, magazine bilingüe socio-cultural, París.

Ecce mulier, de David Taranco

ECCE MULIER
Autor: David Taranco
Colección Teatro de Ediciones Irreverentes, 75
ISBN: 978-84-16107-80-3 • PVP: 8€ • 70 páginas

Ecce mulier es una obra ambientada en nuestros días que muestra la deshumanización de las relaciones personales, el egoísmo de la existencia moderna y la fatídica interiorización de anhelos, desengaños y frustraciones. La acción gira en torno a un matrimonio -compuesto por un español y una argentina- que va desmoronándose sin que ninguno de los dos se dé cuenta. Completa el cuadro de personajes el hijo, cuerdo como ninguno gracias a su candidez infantil, y una amiga ponzoñosa de ella que viene a recordarle su pasado y lo que podría haber sido su vida si hubiese tomado otro camino. Además de la trama central que conduce a la tragedia, la obra suelta pinceladas mordaces sobre el mundo actual -con alusiones a personajes reales que aparecen con su nombre- e invita a la risa con juegos de palabras que nacen de las diferencias entre el español castizo del marido y el castellano rioplatense de la mujer. En el desenlace, muestra expresa de la arbitrariedad de la vida, la mujer -ecce mulier con una corona de espinas imaginaria- se pasea perpleja por el escenario sin comprender del todo cuál ha sido su trágico destino mientras su marido y su hijo, ellos sí conscientes de lo ocurrido, se lamentan compungidos.

El autor: DAVID TARANCO

Reside desde 2001 en Japón. Traductor de formación, compagina esta actividad con el periodismo y la docencia en universidades de Tokio. Autor del poemario Cegado por el ruido(2010) y la novela La guerra que no quiero(publicación en 2017), Ecce mulier constituye su primer texto dramatúrgico. Aficionado al teatro y la danza, el autor ha pisado varias veces el escenario como integrante de una compañía japonesa de butoh.

Entrevista a Olga Mínguez Pastor por "Victoria viene a cenar"


P.- ¿Qué escenario nos planteas en Victoria viene a cenar?
R.-  La obra gira en torno a una cena ficticia entre Clara Campoamor y Victoria Kent. Clara ha invitado a Victoria a cenar, la cual, tras muchas negativas, al fin ha aceptado. Clara lo plantea como la conversación definitiva, como la noche en la que no podrá quedar nada por decir. He tratado que sea una velada donde el lector pueda sentir la tensión entre ambas, sabiendo que el tema estrella el del famoso debate de 1931 por el voto femenino tendrá que estallar en algún momento.  

P.- ¿Por qué has elegido a Clara Campoamor y a Victoria Kent para tu obra?
R.- Porque me parecen dos personajes muy infravalorados. A la lucha de Clara Campoamor, a su negativa a rendirse, le debemos que la mujer pudiera ejercer su derecho a voto en España por primera vez. Y sin embargo, tuvo que pagar muy cara esa defensa, viéndose apartada de la vida política y marchando a un exilio donde moriría prácticamente olvidada. En cuanto a Victoria Kent, a pesar de que se posicionó en contra del voto femenino en su momento, también se ha menospreciado bastante su labor durante la guerra y la posguerra. Realizó innumerables aportaciones a la sociedad, desde  la modernización del sistema carcelario español hasta la creación de una red de solidaridad femenina en el exilio, pasando por la salvación de miles de niños durante la guerra. Dos mujeres clave en la historia de España, y que, sin embargo, apenas son mencionadas en los libros de texto.

P.- ¿Crees que el debate sobre los derechos de la mujer sigue vigente hoy día, en pleno siglo XXI?
R.- Sin duda. Por desgracia, las desigualdades siguen presentes en nuestra sociedad. No hay más que ver la brecha salarial todavía existente o cómo han crecido los crímenes machistas en los últimos años. La mujer ha decidido dar el salto social y laboral, reivindicar su sitio en una sociedad que aun da muestras de vivir anclada en el pasado en muchos aspectos. Creo que es necesario no perder nunca de vista el debate de 1931, no olvidar dónde empezó la lucha. Solo así podremos seguir adelante, luchando por un futuro donde la palabra desigualdad nos parezca un vestigio absurdo del pasado.

P.- ¿Qué es la Miserable estupidez del odio?
R.- Se trata de una recopilación de monólogos donde el sufrimiento y la denuncia social está muy presente. Soldado de ninguna guerra denuncia la sinrazón de la guerra, sin bandos, donde un joven militar nos cuenta cómo un conflicto bélico que le era ajeno ha destruido su vida. La gitana del romero vuelve a incidir en el tema de la violencia de género, desde sus primeros síntomas hasta un desenlace al que tristemente estamos acostumbrados. Después también aparecen La última sonrisa en Restauradores, Ritual de sangre, Desnuda ante la corte o El diablo metido en los ojos, que son la versión dramatizada de algunos relatos publicados en antologías de Ediciones Irreverentes y MAR Editor.

P.-¿Qué ha supuesto para ti ganar el XI Premio El Espectáculo Teatral?
R.- Lo primero de todo, una alegría enorme. Un premio siempre es una forma de ver reconocido tu trabajo, pero también es una invitación a seguir por el camino que vas. Las dudas sobre si estarás haciendo las cosas bien siempre están presentes, y cuando recibes un galardón parece que se disipan en parte, porque hay gente que te está diciendo que sí, que lo estás haciendo bien. Agradezco enormemente al jurado que ha escogido Victoria viene a cenar para este premio, que además, es internacional. Es un gran aliciente para continuar escribiendo. 


CIUDADANOS Y POPULARES INSULTAN A MÉXICO EN EL CONSISTORIO DE MADRID

Hace unos años, cuando aún existía la lacra terrorista de ETA, se solía decir con gran acierto que ante el terrorismo no podía existir la equidistancia. No se podía tratar de igual manera a un gobierno electo por el pueblo y a un grupo de asesinos que defendían sus ideas matando a inocentes, Se decía  que había que condenar el terrorismo  de manera firme y aquellos partidos que no lo hicieron fueron justamente ilegalizados.
 Ayer tuvo lugar, en el consistorio de Madrid, la votación de una iniciativa de Ahora Madrid en contra de la política migratoria de Donald Trump y, particularmente, contra el muro que erigirá en los próximos años. La iniciativa fue aprobada con los votos de Ahora Madrid y el PSOE, así como con el valiente voto del edil José Luis Moreno que contravino las órdenes de su jefa de filas Esperanza Aguirre. Ninguno de los ediles de Ciudadanos desobedeció a Begoña Villacís.  Al igual que en el caso antes mencionado, no se puede mantener una postura neutral ante las políticas migratorias del sr. Trump. Con esta decisión ambos grupos, PP y C’s apoyaron de facto al presidente Trump en su decisión de hacer un muro a lo largo de la frontera mexicano-estadounidense y su aún más desquiciada idea de cobrarle las obras a México. Ante un salvaje que amenaza con invadir a su vecino sólo porque puede, que cuelga abruptamente su conversación con el primer ministro de un país aliado con el que siempre han mantenido buenas relaciones sólo porque éste le ha recordado la promesa de su antecesor de acoger a 1250 refugiados que se encuentran en Australia. Ante, en definitiva, un ser que hace gala de su fascismo, racismo y machismo no caben medias tintas. Con su decisión, los ediles  del PP y de Ciudadanos, excepción hecha del justo José Luis Moreno,  han insultado a 120 millones de mexicanos.    
   



Presentación de "Ahora", de los poetas María José Cortés y José María Carnero


María José Cortés y José María Carnero presentando el poemario "Ahora"
Ya lo dijo  Octavio Paz: “El amor es intensidad y por esto es una distensión del tiempo: estira los minutos y los alarga como siglos.” El amor, el tiempo, el arte, los condicionamientos… la vida en sí haciendo escala en la felicidad, reposando en los abrazos de los enamorados. El amor y el tiempo mezclándose para llegar a ser “Ahora”, el nuevo poemario de María José Cortés y José María Carnero que anoche —miércoles 1 de febrero se presentó en Madrid en la Biblioteca Eugenio Trías de El Retiro.
Ante una sala llena de lectores del mundo de la cultura, ambos poetas ofrecieron un recital sentido, a dúo, a corazón abierto y emotivo hasta la médula. Alejados del falso sentimentalismo y firmes en su concepto puro de la poesía, María José Cortés y José María Carnero supieron ganarse al público con sus lecturas firmes y profundas.
En la mesa, estuvieron acompañados por la poeta Ana Montojo y, como no, por su editora, Alicia Arés, que ya nos tiene bien acostumbrados a preciosas ediciones y actos impecables de versos y  arte.
Entre el público pudimos encontrar a poetas tan destacados como Juan Carlos Tejero, Silvia Gallego, Julio Santiago o Sol de Diego.


«Ahora» es una impúdica y hermosísima exhibición del amor de sus protagonistas, que convierte al lector en un vergonzante y envidioso voyeur y por un rato le incita a creerse ellos, a ocupar esas sábanas, a interponerse entre ellos en el banco de ese parque. Pero al cerrar el libro comprende que todo ha sido un sueño, que ese amor hecho poesía es solo de ellos, de esos dos nombres —José María, María José— que se confunden y entrelazan hasta ser el mismo, de estos dos poetas enamorados que no pueden ni quieren esconder su amor, sino que lo proclaman orgullosos y enfebrecidos, porque saben muy bien que su momento es Ahora.





Más información:
"Ahora"
Autores: María José Cortés y José María Carnero 
Editorial Cuadernos del Laberinto. Colección ANAQUEL DE POESÍA, Nº 65
74 páginas • I.S.B.N: 978-84-946262-6-5 • 12€
Prólogo: Ana Montojo 

http://www.cuadernosdelaberinto.com/Poesia/ahora.html 



 La realidad acontece plural de uno
sobre el asfalto dedos de esta tarde
donde tus ojos me miran
con la pupila coloreada de siglos.
La realidad acontece plural de uno
en tu palabra que toma mis versos de la mano
y recorre sus cicatrices con imágenes de un futuro
que es pasado.
La realidad acontece plural de uno
en este ahora que es certeza, el tobillo de la noche
la esperanza de los pasos, la promesa de unas líneas,
el reencuentro en este aquí sin alfileres.


                                                            María José Cortés



 ¿Acaso fue verdad... o fantasía
aquel instante al borde de otro mundo?
¿Fue tu voz la que oí...
o el eco en la neblina de un ensueño?
Lo cierto es... que mi mundo se me vino
estrepitosamente abajo...
entre el asfalto aquél
sobre esas cicatrices parcheadas de aquella soledad
que sólo era el olvido de mí mismo.
Entonces... te miré...
Descubrí en tu voz la encrucijada
del destino reflejándose en tus ojos.
Y aquel presente fugaz
se convirtió en este ahora...
en este aquí, alzado y puesto en pie
indeleblemente eterno, inamovible...
Tan dentro está de ti que no sé serme ya...
si no es contigo.


                                                             José María Carnero